Uruguay: el 93% de los clasificadores vive por debajo del índice de pobreza [Estudio]

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Uruguay


Tres de cada cuatro clasificadores de basura no superan los 30 años

El 25% comenzó la actividad antes de los 14 años

El 93% vive por debajo del índice de pobreza
Últimas Noticias y Comcosur

134302.jpgEl promedio de edad de los clasificadores montevideanos no supera los 30 años para el 75%, mientras que un 90% es menor de 50 años. La gran mayoría tiene varias necesidades básicas insatisfechas, así como los niveles más bajos de educación.

Tres de cada cuatro integrantes de familias clasificadoras de residuos no superan los 30 años de edad, mientras que nueve de cada 10 no superan los 50 años. A su vez, el 25% ha comenzado la actividad siendo menor de 14 años.

Los índices de educación formal de este sector de la población son bajísimos en comparación con sus vecinos de asentamientos y aún más con el resto de Montevideo. Además, presentan los índices más críticos de acceso a la seguridad social, el trabajo infantil y las necesidades básicas insatisfechas, según informa un estudio realizado por la Unidad de Estadística de la Intendencia de Montevideo (IM) al que accedió Ultimas Noticias.

En el caso de los clasificadores se ve la menor cantidad de años aprobados y la mayor de años repetidos. El 7,5% no supera el año de educación formal, mientras que en los asentamientos y en el resto de Montevideo el 1,6% y el 0,4% no han terminado un año de escuela, respectivamente. Además, el 36% de los clasificadores tiene primaria incompleta. “Esto puede significar una menor posibilidad en la inserción y desempeño en el ámbito escolar de los niños que se desarrollan en estos hogares y se constituye en una fuente de transmisión intergeneracional de la pobreza”, afirma la investigación de la comuna. Para la observación se encuestaron a 1.211 hogares ubicados en asentamientos irregulares de la ciudad, con y sin población de clasificadores.

Más del 60% de los hogares con integrantes clasificadores tiene una necesidad básica insatisfecha, en cambio solo un 4,2% del resto de la población no clasificadora presenta alguna carencia de ese tipo. Además, el 27,4% de los hogares clasificadores tienen dos o más necesidades básicas insatisfechas. El 12,6% tiene problemas con su vivienda; 41,8% no tiene acceso directo al agua; el 24,2% no tiene desagüe; y el 21,5% no tiene electricidad en su domicilio.

Un clasificador en promedio genera $3.104 al mes, mientras que un hogar con integrantes que se dedican a esta tarea recibe en promedio $12.200. El reciclaje significa un 25% de los ingresos del núcleo familiar.

El acceso a la seguridad social es otro factor comprometido, relacionado con la calidad laboral de los clasificadores, quienes casi en un 90% manipulan materiales potencialmente dañinos para su salud y, si sufrieran algún tipo de accidentes, no contarían con ningún tipo de cobertura o jubilación. De la muestra tomada por el estudio, un 82,6% no tiene derecho a la jubilación, mientras que el 76,1% del resto de los montevideanos sí lo tiene.

El total de hogares no clasificadores pobres en Montevideo es de 14,6% y de 90,0 % en los hogares clasificadores, de manera que el 93% de los clasificadores están por debajo del índice de pobreza.

Alrededor de un 32% de las viviendas de este sector de la población está en serio peligro de derrumbe o inundación y el 14% vive cerca o sobre suelos contaminados con plomo. Además, un 88% de los domicilios tiene problemas de humedad, grietas o falta de luz. 

 

 

Ver también:

 

       Uruguay: trabajo infantil. No es un juego de niños

artículo - 27/12/11 - Uruguay: Trabajo infantil. No es un juego de niños - Uno de cada diez chicos uruguayos trabaja de forma ilegal. En la zona rural la problemática se agudiza y los casos duplican a la ciudad.…      

 

 

 

boletín solidario de información
Correspondencia de Prensa
14 de enero 2012
Colectivo Militante - Agenda Radical
Montevideo - Uruguay
Redacción y suscripciones:
germain5@chasque.net

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post