Uruguay: El nuevo ministro de defensa desea cerrar "heridas abiertas" del pasado

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Uruguay: el Ministro de Defensa Eleuterio Fernández Huidobro -  ex guerrillero -  desea cerrar “heridas abiertas” del pasado.


Infolatam/Efe (información para América Latina)

Montevideo, 20 de julio de 2011


Las claves

  • Fernández Huidobro asumirá el cargo el próximo martes en lugar del también ex guerrillero Luis Rosadilla, que renunció por motivos de salud.
  • Fernández Huidobro, de 69 años, es consciente de que "durante muchos años hubo una especie de separación forzosa" entre los ciudadanos y los militares.

El futuro ministro de Defensa de Uruguay, el ex guerrillero Eleuterio Fernández Huidobro, expresó su deseo de cerrar “heridas abiertas” del pasado, en alusión a la etapa de la dictadura, aunque admitió que va a ser “difícil” rehacer la relación entre las Fuerzas Armadas y la sociedad.

En una entrevista con la emisora de radio El Espectador, Fernández Huidobro dijo que tratará de “hacer comprender a la población en general que los problemas de defensa son mas civiles que militares”.

“A su vez, los militares tienen que comprender lo mismo”, agregó el futuro ministro, que asumirá el cargo el próximo martes en lugar del también exguerrillero Luis Rosadilla, de 57 años y que renunció por motivos de salud después de un mes y cuatro meses al frente de la cartera de Defensa.

Fernández Huidobro, de 69 años, es consciente de que “durante muchos años hubo una especie de separación forzosa” entre los ciudadanos y los militares, a raíz sobre todo de la dictadura (1973-1985), “un conflicto” en su opinión “mal terminado, que se arrastra todavía”.

“Esos problemas que provienen del pasado reaparecen creando una conflictividad permanente”, recalcó el ex integrante de los tupamaros, una guerrilla que combatió a varios gobiernos constitucionales previos al Gobierno de facto y cuyos miembros fueron torturados en la cárcel por los militares golpistas.

Como ya demostró en su anterior cargo de senador, Fernández Huidobro “es partidario de mirar para adelante” con el argumento de que los uruguayos están “determinados por el futuro y no por el pasado”.

El futuro ministro renunció al Senado por su desacuerdo con un proyecto del bloque oficialista de izquierdas Frente Amplio para anular la Ley de Caducidad, que dejó impunes los crímenes de Estado durante la dictadura, por considerarlo inconstitucional, pues entre otras cosas vulneraba los dos referendos que ratificaron aquella normativa en 1989 y 2009.

Fuentes militares consultadas por Efe indicaron hoy que su nombramiento en Defensa generó “expectativas muy favorables en todas las Fuerzas Armadas” y entre los militares en retiro, que en la práctica ejercen de portavoces de sus ex compañeros.

 

Enviado por Marys Yic. Al cual le sumo el comentario de José Luis Perera porque muchos lo han hecho suyo.


Yo estoy de acuerdo, hay que cerrar las heridas abiertas, y los pasos son los siguientes:

1) Los militares que actuaron durante la dictadura deben pedir perdón a la sociedad en su conjunto por lo que hicieron, y deben explicar a las nuevas generaciones de militares que eso que hicieron es infame, y que la sociedad pone armas en sus manos para que la defiendan y no para que la ataquen;

2) los militares que actuaron durante la dictadura deben decir dónde están los cuerpos de los desaparecidos, cómo y por qué los mataron y los hicieron desaparecer;

3) los militares que actuaron durante la dictadura deben someterse a la Justicia para ser juzgados por lo que hicieron, como cualquier hijo de vecino. Luego, las heridas se irán cerrando por sí solas, sin olvidos, "porque hay olvidos que queman y hay memorias que engrandecen".

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post

manuel domínguez fernández 07/31/2011 00:52



Hago también mio el comentario de José Luis Perera porque es necesario mirar al pasado para comprender el futuro,y es necesario mirar al pasado para no dejar en el olvido a todos cuantos
sufrieron  ni a todos cuantos fueron desaparecidos ni a todos cuantos fueron torturados ni a todos cuantos estan aun buscando respuestas, y despues podremos mirar al futuro sabedores de que
lo del pasado probablemente fuera un mal sueño.