Uruguay: email al diputado Víctor Semproni - de Pablo Mato

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

No, no se confunda diputado. No escribo para reprocharle su actitud para cuando la votación en diputados de la anulación de la ley de caducidad, ya he sabido bastante por los medios de comunicación su postura y no creo que una respuesta -que dudo que me dé, le seré franco- suya incluya algo que no haya dicho o expresado por los citados canales. Solamente quisiera compartir una inquietud, basada en cosas que a primera vista parecen elementales, me permite?

 

Más allá de que, por una cuestión de imagen que no logro asimilar del todo, los legisladores tratan de no encasillarse, lo he leído definirse en otros tiempos cercanos (no ahora, no creo que a la prensa le importe que usted se los recuerde) como un hombre de izquierda, verdad? También quiero imaginar, que como buen empleado bancario que fue, debe tener una cultura general bastante amplia, digo, no puede quejarse de no disponer de una cierta soltura económica para poder comprarse libros y disfrutarlos, como debe ser; no se lo reprocho, mi sueldo tiene cuatro dígitos y cuando puedo me instruyo. Recordará, pues, gracias a la lectura, que los tres valores esenciales de la izquierda son la igualdad, la fraternidad y la libertad, verdad?

 

La Sociedad de Naciones y luego por la ONU,  en su declaración fundacional, universalizaron el concepto de los derechos humanos los cuales han sido aprobados por el Parlamento ni bien nuestro país entro a formar parte de dichas organizaciones. En la declaración universal de los derechos humanos se habla de que todos los hombres son iguales entre sí, sin más diferencias que sus talentos y virtudes. En nuestro país, que la dictadura cívico-militar haya asesinado IMPUNEMENTE miles de personas y destrozados otras tantas familias, los hace más meritorios que usted, que yo y que el linyera que duerme bajo el Viaducto todas las noches? Su negativa a la ley no hace honor a su mote de izquierdista, porque -a vivas luces- usted hace caso omiso del concepto de IGUALDAD, y, paso cañazo, de la universalidad de los derechos humanos (conste que he hecho serios esfuerzos para no confesar hastiado que se pasó por el culo todos los conceptos)

 

Sepa entenderme, señor diputado, que soy joven, tengo 28 años, y si bien -modestia aparte- creo tener una amplia cultura general, eso no quita que me cueste separar la pasionalidad de la corrección. Se lo aclaro porque sobre los otros dos conceptos, para mantener mi salud mental y física (sufro mucho de la salud cuando me estreso por la situación general preocupante), prefiero no extenderme en explayarme e ir al grano, pero gustoso intercambiaré palabras con usted cuando lo desee, aun mantengo la capacidad de dialogo intacta.

 

Cuando llegue la hora de las elecciones, cuando tenga que ir a pelear su votito -cosa que entiendo que considere necesaria, aunque difiera con el método- con quien hará gala de FRATERNIDAD? Sera capaz de dirigirse y mirar a los ojos a quienes crecieron con un padre asesinado, o con un hijo que fue secuestrado o violado o dios-sabe-que-cosa sufrida? Que le diría a aquellos que lloran mirando al mar porque no saben dónde lamentar sus muertos? No se lo digo como resentido, soy un afortunado que aún tiene a sus seres queridos vivitos y coleando, se lo pregunto como ser humano.

Los militares no son tontos, son aún más resentidos que nosotros, los de a pie. Ellos, por más que los legisladores oficialistas -los otros están "comprados" en el pacto del Club Naval y usted lo sabe tan bien como yo- hagan (o no hagan, como en este caso) no dejaran jamás de ser el enemigo. Y como todo ser especializado en matar con "doctorado honoris causa" en la School of the Americas, deben experimentar un cierto placer morboso en saber que el enemigo, el mismo enemigo al que violaron junto a sus esposas con sus propios miembros viriles, aún mantiene una actitud simpática ante ellos.

 

Por último, si los participantes de la dictadura cívico-militar tuvieron la LIBERTAD de disponer de la vida, muerte y libertad de los uruguayos mediante el terror organizado...los proxenetas y pedófilos pueden tomar la misma actitud con nuestro futuro, es decir, nuestros niños? Los narcotraficantes pueden disponer de la vida, muerte y libertad de los jóvenes orientales? O acaso -y perdóneme el sarcasmo, pero no me aguanto, entenderá- someterá tales derechos inalienables de los ciudadanos a referéndum? En todo caso avise, nuestro país tiene una triste historia de hacer caso omiso a las consultas populares.

 

Más allá de mi escepticismo -creo incluso que usted o su secretario borrará este correo sin leerlo- me gustaría, de todo corazón, obtener una respuesta. Como aún conservo algunas tradiciones un poco chapadas a la antigua, la respuesta ideal me gustaría tenerla café mediante, o mate por qué no, dado que aun creo que hablando la gente puede entenderse, aunque no se compartan las ideas, como usted habrá sabido apreciar que es el caso. O sino bueno, me conformaré con el mail. Pero una respuesta sería una buena señal, me entiende? No quisiera pensar que usted -con su retirada de sala- solo ha tomado esta decisión por los motivos turbios que todos imaginamos, y que el ideario popular en ciernes los denomina "amenaza de los círculos militares", "tranza en la prisión", "indiferencia al dolor ajeno" o "estrategia electoral para menoscabar a la gente conservadora", resumiendo todo esto con la palabra (fuerte si las hay) TRAICION A LA MORAL.

 

Desde ya, muchas gracias por la atención, espero que no me defraude. Que tenga una buena jornada

 

Pablo Mato

  230030_204775062894696_100000866104813_571694_5336751_n.jpg

Para quien se sienta inspirado por Pablo y quiera dirigirse al diputado Semproni, les dejo aquí su  emilio a disposición: vsemproni@diputados.gub.uy

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post

Néstor 05/18/2011 12:53



Un fuerte y solidario abrazo a nuestro joven Pablo Mato, que con sus 28 frescos y sabios 28 años, le está dando una dura lección al legislador, que lamentablemente y como el dice, se ha pasado
por el culo todos los conceptos.


Tal vez el señor legislador pueda aún, enmendar tanto hipocresía dicha a los medios, y no consume en los hechos una de las peores condiciones del ser humano, en este caso mas que obviamente,
estoy hablando de la TRAICION.


Nuevamente, un abrazo a Pablo, y pienso que con jóvenes como vos, "no todo esta perdido", yo quisiera volver a mi juventud para poder marchar de nuevo por la calle junto a muchos Pablos.........
porqué no?