Uruguay: Gobierno dispuesto a pagar 91.500 dòlares al diario "La Republica"

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

ABUSOS

                                             

 

GOBIERNO DISPUESTO A PAGAR 91.500 DÓLARES AL DIARIO “LA REPÚBLICA” POR UNA PUBLICACIÓN QUE NUNCA PIDIÓ 

Descontento entre altos funcionarios porque se sienta un mal precedente

Las facturas enviadas desde el diario La República a los 13 ministerios, la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) y la Presidencia de la República, por una publicación oficialista que nunca fue formalmente solicitada por el gobierno, fueron en todos los casos de 3 mil y 2 mil dólares cada una, explicaron a CRÓNICAS fuentes oficiales. Todo indica que, pese al malentendido, Presidencia terminará pagando un total de 91.500 dólares (IVA incluido) por este suplemento. El tema ya se convirtió en una piedra en el zapato en la política de comunicación oficial.

“Mujica nunca imaginó que esto podía pasar, pero pasó. Lo que está claro es que no puede volver a pasar”, comentó a CRÓNICAS una fuente gubernamental luego que varios representantes de la empresa Reg SA, editora del diario La República, se acercaron a todos los ministerios para cobrar por la publicación de “Al día” un suplemento mensual de ese matutino con datos sobre la gestión del gobierno.

El jueves 24 el semanario Búsqueda informó que en las últimas semanas un funcionario de la editora del diario recorrió varios ministerios con una carta firmada por el gerente de Administración del matutino, Valentín Acosta.

La carta señala que “según instrucciones de la Presidencia de la República” se le entregaba la factura correspondiente al cobro de la “cuota parte” por la publicación “Al día” y otra por concepto de “spot” publicitario.

El semanario informó que la llegada de estas facturas tomó por sorpresa a los responsables de varios ministerios, quienes se negaron a emitir el pago. Búsqueda señaló que “una de las facturas era por 3 mil dólares” y que el argumento esgrimido en algunas carteras fue que no existía una resolución formal que obligara al pago, y que esta erogación tampoco estaba prevista en los planes de gastos de publicidad oficial.

Lo cierto es que, según confiaron a CRÓNICAS fuentes oficiales, no se trató de algunos ministerios aislados. Las facturas fueron emitidas a los 13 ministerios, sumado a la OPP y a la propia Presidencia de la República.

La primera factura es por 3 mil dólares más IVA por la información oficial publicada en el suplemento de La República. La segunda factura, y para sorpresa de altos funcionarios, la del “spot” publicitario era por otros 2 mil dólares más IVA. El argumento de la segunda boleta que sube la cifra a 5 mil dólares más IVA por cada organismo es que la radio AM Libre y el canal de cable TV Libre –que forman junto a La República el llamado “Multimedio Plural”– han estado promocionando en sus tandas publicitarias a esta nueva publicación, hija de un malentendido.

El mismo día en que se conoció que La República pensaba facturar por esta publicación el presidente José Mujica dijo a Búsqueda que estaba averiguando qué había pasado. “Lo que ya le puedo decir es que ningún ministerio pagó, ni nadie pagó, porque nadie recibió la orden de que tenía que pagar eso. Ni se va a pagar. No instruimos a ningún ministro para que pague eso”.

En principio, la idea para que La República hiciera un suplemento mensual con información del gobierno fue abordada durante un Consejo de Ministros. Posteriormente, hace ya dos meses, en una reunión periódica que tienen los encargados del área de comunicación de cada ministerio con los jerarcas de la Secretaría de Comunicación de Presidencia –encabezada por Gonzalo Carámbula y secundado por Néstor Delgado– se acordó que se debía enviar las principales noticias de los ministerios a la Torre Ejecutiva que luego se encargaría de remitirla a La República.

En todo momento pareció quedar claro que el envío de materiales ya publicados, a modo de resumen, no suponía ninguna erogación y mucho menos pagar por publicidad oficial, explicaron las fuentes.

Pero con la llegada de las primeras facturas, todo se desdibujó. Al día siguiente de la noticia de Búsqueda, Mujica reconoció que existió la idea de una publicación, pero al no concretarse el gobierno no pensaba pagar las facturas. En el comunicado posterior Mujica reveló que Presidencia estuvo en conversaciones con La República para editar la publicación, pero luego decidió editarla por su cuenta.

En lugar de este suplemento de La República –que el viernes pasado publicó su tercer número– Presidencia optó por editar su propia publicación, llamada “Políticas”, que está a cargo de la Secretaría de Comunicación oficial y que tiene su correlato en un programa de igual nombre que se emite por canal 5.

Pero si bien Mujica en principio negó que se fuera a pagar a La República, su comunicado posterior y las declaraciones del secretario de Presidencia, Alberto Breccia, confundieron aún más una situación poco clara.

A contrapelo de lo declarado por el presidente, Breccia fue contundente: “Los ministerios se podrían hacer cargo porque esto entra dentro de las compras directas que se pueden hacer”.

El director de la Secretaría de Comunicación de Presidencia, Gonzalo Carámbula, explicó a CRÓNICAS que del comunicado del presidente se desprende que Mujica dijo que no a la continuidad de la publicación, pero en lo personal el jerarca no tiene certeza si se pagará. “Es Breccia con quien corresponde hablar”, dijo. CRÓNICAS intentó desde el martes 29 hasta ayer, jueves, sin éxito comunicarse con Breccia a quien le dejó varios mensajes de voz en su celular con el motivo de la consulta.

En opinión de Breccia se debe pagarle a La República aunque no exista una  orden de compra porque “hay un trabajo realizado y no abonar este trabajo implicaría para la Presidencia un beneficio indebido”.

Estas declaraciones fueron realizadas a fines de la semana pasada por Breccia, hermano de la periodista Sonia Breccia, pareja del integrante del Consejo de Dirección de La República, Federico Fasano.

Mujica, Breccia y el ahora ministro de Defensa Nacional, Eleuterio Fernández Huidobro, fueron los invitados estelares en el lanzamiento del nuevo diario La República en mayo pasado.

Fue en la antesala de esta “reinauguración” de La República cuando la vinculación entre Presidencia y el diario cuyo control dejó de tener la mayoría de las acciones para pasar al empresario argentino Gustavo Yocca, comenzaron a reforzarse.

“Fasano apuesta a transformar el diario en observatorio cívico de la realidad”, publicó la página web de Presidencia el 13 de mayo cuando informó sobre el “relanzamiento” del diario de Fasano, ahora en manos de empresarios argentinos.

“El diario La República fundado por Federico Fasano hace 23 años, conformó una nueva sociedad con el empresario argentino Gustavo Yocca, quien será el presidente del directorio. Fasano será director responsable e integrará el Consejo de Dirección con el ex senador de la CAP-L Eleuterio Fernández Huidobro y el ex ministro (de Transporte y Obras Públicas en el gobierno de Tabaré Vázquez) Víctor Rossi”, según informó en aquel entonces el portal oficial de Presidencia.

El comunicado de Mujica

“En el Poder Ejecutivo se valoró oportunamente como útil impulsar la comunicación con la sociedad utilizando medios periodísticos que difundieran el quehacer de cada cartera ministerial. Para ello, se conversó sobre la forma y continuidad de algún suplemento periodístico, lo que se planteó como hipótesis al multimedio La República.

Sin embargo, dicha idea no avanzó en su concreción y el Sr. Presidente prefirió ensayar la difusión referida a través de la publicación de la Revista “Políticas”, a cargo de la Secretaria de Comunicación de la Presidencia de la República.

Por su parte, y atento a las conversaciones informales llevadas a cabo en tal sentido, el mencionado multimedio dio curso a la publicación del suplemento arriba citado, en cuanto no se tuvo la previsión de aclararle que el proyecto no se encontraba en definitiva avalado por esta Presidencia de la República.

Esta omisión la asume el Sr. Presidente, por cuanto nunca se comunicó nada a la Dirección de La República y esta empresa puso en consecuencia en marcha el mencionado suplemento y pretendió, de buena fe, facturar a los ministerios algo que si bien no estaba definitivamente acordado, se había puesto en ejecución”. 

2) UN NUEVO "CASO" CON LA PUBLICIDAD OFICIAL 

No postergar más el envío del proyecto de publicidad oficial al Parlamento 

Grupo Medios y Sociedad COMUNICADO - Montevideo, 28 .11.2011 

La semana pasada nos enteramos de una nueva mala práctica que estuvo a punto de consumarse con los recursos públicos destinados a la publicidad oficial. Al parecer, por una "omisión" el diario "La República" casi utiliza el nombre del presidente de la República para obligar a los ministerios a contratarle publicidad oficial para un suplento oficialista. De concretarse, hubiese sido una grave violación a la libertad de expresión y una grave injerencia en el sistema de medios. 

No se concreto y el presidente personalmente aclaró el asunto, pero el amague volvió a poner sobre el tapete el uso de "recomendaciones" oficiales por parte de los medios para fines publicitarios. Este sistema lo utilizan casi todos los medios escritos para hacer suplemente propagandísticos y recaudar a costa del sector privado que contrata con el Estado. Una vergüenza, que habla mal de la independencia de los medios y del sector privado-contratista. 

El tema más profundo que subyace a esta cuestión es el de la omisión histórica del Estado uruguayo de regular por ley la asignación de publicidad oficial, algo que ya la Comisión Interamericana de Derechos Humanos estableció como una obligación de los Estados, pero que como suele ocurrir, recién se hará cuando llegue alguna denuncia internacional. 

En Uruguay la asignación de publicidad oficial sigue siendo discrecional, injusta y plagada de inequidades. Veamos algunos ejemplos:

1.- Los entes estatales solo informan cuánto asignan de publicidad oficial y a qué medios lo hacen ante pedidos de acceso a la información, cuando deberían hacerlo en forma proactiva y permanente. Antel, que gasta en el orden de U$S 18 millones anuales en publicidad, se niega a informar cómo gasta esa enorme cantidad de recursos alegando que es información secreta. 

2.- Los diarios del interior del país, nucleados en la Organización de la Prensa del Interior (OPI), venden semanalmente más diarios que todos los de Montevideo e individualmente algunos superan a varios diarios de la capital; sin embargo, reciben en el orden del 3% del total de la publicidad oficial destinada a la prensa gráfica, el resto es todo para los medios escritos de Montevideo. 

3.- Las radios comunitarias regularizadas hace dos años siguen sin percibir publicidad oficial. Par el Estado siguen siendo un sector de la comunicación invisible. 

4.- Existe una práctica cuestionable por parte de los medios y el Estado de pedir autorización para realizar "suplementos promocionales". Con una carta de recomendación de un ministro o director de ente la mayor parte de los medios escritos acuden a los principales contratistas del Estado a "ofrecerles" participar en un suplemento a favor del organismo con el que contratan. ¿Qué contratista se arriesgaría a quedar ausente del "homenaje" a su principal cliente? 

5.- Muchos organismos delegan en las agencias de publicidad la asignación de publicidad oficial. Pierden así el control de una potestad estatal. ¿Alguien sabe cómo asignan este recurso estatal? ¿Qué comisiones cobran a los medios y al Estado? 

6.- Hay organismos cambian en forma periódica sus logos, incurriendo en gastos de decenas de miles de dólares innecesarios. Los organismos que no compiten en ningún mercado deberían tener prohibido por ley cambiar sus isotipos oficiales. 

7.- No existen fondos especiales para el fomento de la creatividad periodística o de nuevos emprendimientos, sin embargo, se subsidian publicaciones que no llegan a vender dos o tres mil ejemplares por día. 

8.- Cuando aún resta un buen tiempo para las elecciones debería regularse en la ley de asignación de publicidad oficial la prohibición de que los directores del organismo aparezcan en los spots y la prohibición de realizar campañas en el año electoral. Después, será nuevamente tarde. 

El Grupo Medios y Sociedad quiere recordar que el Presidente José Mujica a poco de asumir prometió volver a estudiar y remitir al Parlamento el proyecto de ley sobre asignación de publicidad oficial construido con participación de todos los actores involucrados. Si concreta tal iniciativa será uno de los pasos más importantes que dará su administración en materia de transparencia, buen manejo de los recursos públicos y respeto a la libertad de expresión el derecho a la información. Si lo demora, el país no tardará en volver a ser condenado en una corte de derechos humanos como lamentablemente viene ocurriendo con otros varios temas en los últimos años. 

Enviado por Walter Sena / Grupo Medios y Sociedad

Fuente: COMCOSUR INFORMA

Semanario Alternativas

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post