Uruguay: Hipocresía

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Publicado en mensajes de lectores de El Pais.

Ricardo Chiacchio | Montevideo

thumb.php.png@| "Soy uno de tantos uruguayos que decidieron regresar al país luego de una larga estadía en España.

Estoy dentro del 21% que tiene una edad entre 40 y 60 años. Mi motivo fue (como el 66,5%) económico. Obviamente, he cosechado una experiencia muy positiva y mi esperanza era que podría volcarla en mi país. Pero... la realidad ha sido muy diferente.

No solo que no he logrado aún insertarme laboralmente en lo que estoy altamente capacitado (por suerte he conseguido trabajo aunque sea de otra cosa), sino que además me encuentro con un clima algo hostil con respecto al regreso al Uruguay. Y esto es lo que me mueve a realizar ciertas reflexiones.

Desde siempre ha existido en los uruguayos la tendencia a emigrar. A Australia, España, EE.UU., etc. En la crisis del 2002 el éxodo fue importante. Los que no se fueron tuvieron tres razones: no se animaron, no pudieron económicamente o por la edad les era imposible. Quizá haya existido un pequeño sector que no lo hizo por patriotismo. En fin, todas razones comprensibles.

Resulta que ahora, los que hemos regresado, golpeados por la crisis financiera en EE.UU. y Europa, somos poco menos que traidores, aprovechados, arribistas, ladrones de trabajo, etc. ¡Cuánta hipocresía! Los que hemos vuelto, invitados muchos por arengas presidenciales a retornar a su patria, nos encontramos con un país muy diferente al que habíamos dejado. En algunos aspectos, mejor. Pero en la mayoría, mucho peor. Y esto a pesar de la aparente bonanza económica que dicen se está viviendo. Y digo `dicen` ya que en la realidad del día a día me voy dando cuenta que no hemos evolucionado sino involucionado.

Una inseguridad atroz, desidia municipal incomprensible (destaco en Montevideo, ya que en el Interior la gestión municipal es diferente, para bien), con una capital sucia, con gente durmiendo por la calle, veredas rotas, una pérdida de nivel cultural que asusta y una tendencia a querer ganar mucho y trabajar lo menos posible. Esto es lo que nos encontramos los que regresamos.

Me han dicho que pretendemos un trato preferencial por venir de fuera. Que queremos casa en Carrasco, coche 0km, préstamos sin garantía, estudios privados para nuestros hijos, etc. Todo dicho con evidente ironía y resentimiento. Pero, ¿por qué...? Lo que me asombra es ver que en vez de alegrarse porque muchos compatriotas vuelvan y puedan invertir en el país o volcar su capacidad y experiencia al mercado laboral, se los excluya como a leprosos. Honestamente, lamentable actitud. Como dice una vieja canción de Camilo Sexto: `Hipocresía... morir de sed teniendo tanta agua...`".

 

http://www.elpais.com.uy/12/03/03/ecos.asp

 

 

Ver también

 

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post

Any 03/06/2012 14:46


Gracias por difundirlo ! 


Un saludo,

guillermo 03/06/2012 13:47


y que esperan los que vuelven acaso alfombra roja? no sabian como estaba el pais antes de irse¿ se comieron la pastilla del gobierno? no tienen familiares o amigos aqui que le digan como
estamos?