Uruguay: La atrazina, una urgencia sanitaria

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

En 2011 en Uruguay, se utilizaron más de 600 toneladas de atrazina, destinada a eliminar “hierbas indeseadas”. Sin embargo este herbicida también llegó al suelo y posteriormente ha pasado a ser parte del agua y se quedará por largos años contaminándola, por sus características de persistencia en este medio.

En Uruguay la atrazina es el segundo agrotóxico más utilizado, después del Glifosato. El diagrama siguiente permite apreciar la importancia de su consumo en el sector agrícola de acuerdo a los datos del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, (MGAP).



Seguramente, se podría pensar que la dosis de atrazina presente en el agua no es importante, y no debería ser tomada en cuenta, este argumento no es válido en la medida en que no existen registros nacionales públicos, sobre la presencia de agrotóxico en el agua potable en general y tampoco en particular en relación a la atrazina.
Por otro lado muchas veces se escucha decir que “la dosis hace el veneno”, queriendo significar que es más importante la dosis que el veneno del cual se trata, en el caso de la atrazina esta afirmación no es correcta, dado que esta sustancia actúa como disruptor endócrino.

Atrazina, un disruptor endócrino

Un disruptor endócrino es una sustancia química capaz de alterar el equilibrio hormonal actuando a dosis muy bajas, causando desequilibrios hormonales debido a que pueden imitar, sustituir o inhibir la acción de las hormonas, lo que provoca reacciones bioquímicas descontroladas, especialmente en el desarrollo embrionario.

Desde hace unos 20 años, muchos estudios denuncian la presencia de disruptores endócrinos en nuestra alimentación y en el ambiente en general.

Recientemente ha sido publicado un estudio donde se establece que la atrazina es un disruptor endócrino y se alerta sobre su peligro. La atrazina tiene un lugar importante en sus conclusiones; más de 40 referencias abordan este agrotóxico, que es descrito como “otro ejemplo polémico de dosis baja”.

Atrazina y sus regulaciones

La atrazina es un herbicida altamente contaminante reconocido por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca y es a partir de este hecho que en enero del 2011, el Ministerio reconoce que ha habido un incremento de su uso y éste ha producido un aumento en los niveles normales de residuos en fuentes de agua superficiales y subterráneas, por lo tanto resuelve que la dosis máxima de aplicación será un kilogramo por hectárea por año y su venta debe ser bajo receta profesional. Digamos que esto no resuelve el problema, pero algo es algo.

En la resolución se fundamenta que ésta medida se hace considerando que es prioridad del MGAP continuar generando e impulsando una serie de medidas de restricción a la aplicación de sustancias activas potencialmente peligrosas para la salud humana y/o para el ambiente.

Sin embargo en julio del mismo año el MGAP resuelve cambiar esta resolución ampliando la dosis máxima de aplicación a un kilo y medio por hectárea. Esta vez lo hace sin dar explicaciones de este cambio, a pesar que se aumenta el 50% su uso. Cabe preguntarse ¿Será que en seis meses la atrazina dejó de ser una sustancia potencialmente peligrosa para la salud humana y/o para el ambiente?

Para prevenir una urgencia sanitaria, las autoridades responsables deberían de actuar de inmediato, descontaminando las fuentes de agua contaminadas y prohibir el uso de este herbicida. Estas medidas, son absolutamente necesarias para que sea una realidad que la salud de la población está en la agenda de los tomadores de decisión.

RAPAL Uruguay
Marzo 2012

RAP-AL

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post