Uruguay: La megaminería de Aratirí

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

En medio de la “crisis alimenticia” mundial en Uruguay preguntamos: ¿Carne o hierro? frente a la megaminería a cielo abierto de Aratirí.
Gobierno, políticos e inversores quieren modificar la vida de los uruguayos en el campo, el hábitat de la fauna autóctona, de la flora, el agua, el aire y el paisaje natural.

Informe publicado en El Pinar Press N°95 del 5/5/12, en Canelones, Uruguay, por Daniel Hardy Coll ( directorelpinarpress@adinet.com.uy ) – Miembro de la Red de Comunicación Ambiental de América Latina y El Caribe – RedCalc (www.redcalc.org)

¿Un país natural?, gravemente amenazado está en el CTI.

CERRO CHATO.- En un diálogo con productores de la triple frontera nació la idea de «federar» a todos los grupos de vecinos, ONGs ambientalistas y periodistas sensibilizados con estos problemas, para dar lucha bajo ese gran lema que es «la unión hace la fuerza». El objetivo es procurar preservar el país lo más natural posible, como lo está hoy «por ahora» y dejarle a las generaciones venideras, y como lo ha afirmado internacionalmente el Dr. Héctor Gross Espiell: «Que puedan vivir en un medio ambiente sano» porque tienen el derecho desde el Art. 47 de la Constitución y además, el Medio Ambiente tiene el Derecho a ser sano. Alex Sandoval Portillo, colega de La Paz, Bolivia, miembro Red de Comunicación Ambiental de América Latina y El Caribe define con excelencia lo que buscan los países y sus gobernantes: «El objetivo de la Economía Verde es crear un ambiente propicio para la inversión privada en el agua, la biodiversidad, los océanos, los bosques, etcétera». EL PINAR PRESS viajó hasta la zona en conflicto, para indagar acerca de un tema que debe preocuparnos a todos los uruguayos, al sur, como al norte del Río Negro.

Foro sobre Minería y Territorio, en Cerro Chato, 2010.

El Movimiento por un Uruguay Sustentable, agrupamiento apartidario integrado por ciudadanos y organizaciones sociales como ser productores agropecuarios, sindicatos, estudiantes y docentes, investigadores, asociaciones de vecinos y otros grupos, movilizados contra la megaminería metálica a cielo abierto y obras complementarias considerando que son incompatibles con la preservación y el aprovechamiento adecuado de los bienes naturales que hemos heredado de nuestros padres, abuelos y ancestros decimos: estamos a favor de los productores y sus familias a seguir trabajando su tierra; de la conservación y el desarrollo del potencial turístico del país; de la exigencia de tierra para el que quiera trabajarla; de un «Uruguay verdaderamente natural». (porunuruguaysustentable@gmail.com).

Los productores entrevistados por EL PINAR PRESS para su serie de reportajes de investigación periodística de este año, señalan que la costosa campaña publicitaria de la empresa hindú Zamin Ferrous (Aratirí) realizada antes de Turismo a través de un folleto de buenas dimensiones, papel, color y de varias páginas, distribuido en los principales medios escritos de alcance nacional, pretende justificar su proyecto, pero ¿cuáles son los datos reales?

Según MOVUS (Movimiento por un Uruguay Sustentable), existen grandes diferencias entre lo que se informa en dicho folleto y el Estudio de Impacto Ambiental presentado a la DINAMA. Agrega que mientras el inversor habla de haber descubierto yacimientos de 2.500 millones de toneladas para explotar por unos 20 a 30 años, en la propuesta a la Dirección Nacional de Medio Ambiente le presentó un documento por 764 millones de toneladas para explotar por 12 años.

El análisis hecho por productores, MOVUS y cotejando datos difundidos en la prensa por la empresa y los entregados a la DINAMA, Aratirí dice que la superficie de las minas será de 500 hectáreas, pero a la DINAMA la empresa le dijo que los cráteres de las minas ocupan 798 hectáreas, son 4 cráteres de 100 hectáreas cada uno, más otro de 400 hectáreas, con una profundidad promedio de 400 metros. Nadie habla de cualquier clase de consecuencias para las placas subterráneas que sostienen al territorio nacional y ni de las consecuencias con los acuíferos naturales, entre ellos el más significativo el Guaraní.

Los productores consultados por EL PINAR PRESS no descartan que también Aratirí vaya por el agua del Guaraní, para embotellar agua para el consumo humano en la India, dentro de esta crisis mundial del agua dulce y muy especialmente en ese país.

El área total afectada por las actividades de Aratirí es de 120.000 hectáreas, en donde prosigue tareas de prospección y exploración, dice el Expediente que establece que Aratirí construirá 5 nuevas líneas de energía eléctrica para abastecer el consumo de 192 megavatios.

En momentos que se ve al Gobierno preocupado por la crisis energética y por ello se vienen levantando parques eólicos, es sabido que con este consumo previsto, el costo de la energía en el país subirá, porque además es de público conocimiento que la minera pagará tres veces menos que la tarifa residencial, es decir, todos los ciudadanos subsidiaremos a este «gran» inversor. Muchas veces se viene comprando energía extra a Argentina y Brasil. Si se analiza el rubro exportaciones, la minera dice que la explotación del hierro de Valentines será el mayor rubro exportador del país, con US$ 1.400 millones, sin embargo el Ministerio de Turismo considera que la industria sin chimeneas trae al país divisas superiores, del orden de los US$ 2.000 millones y el INAC estima exportaciones de carne superiores a los US$ 1.650 millones.

Testimonios de sangre

VALENTINES.- Fernando Larrosa, es un productor más de los alrededor de 300 que están movilizados y que perdería su campo por la explotación minera. Cuando uno llega a Valentines, una población de unos 200 o 300 habitantes, escondida a la derecha de la ruta 7, después de Nico Pérez y Batlle y Ordóñez, unos 20 kilómetros antes de Cerro Chato, se queda en silencio. A media cuadra de la principal se encuentra el complejo de oficinas y galpones de la minera de origen hindú, que continúa desembarcando en América Latina con estos proyectos para explotar hierro, oro y quien sabe cuánta riqueza más. Si en la época de la colonización española se robaron todo el oro y la plata de Bolivia y Perú, ahora en esta segunda etapa colonizadora se están llevando el resto de la riqueza del continente en varios países, incluyendo el nuestro, que va desde la madera al hierro, al oro, a los diamantes, al agua, pero no es precisamente España, sino que entre otros países, la India.

Las primeras preguntas, no cayeron bien. Lógicamente muchos vecinos están a favor de la empresa, así que escuetamente nos respondieron. Preguntando por aquí y por allá llegamos al «chalet», al que tienen identificado en Valentines como la otra cara de Aratirí, como el lugar de residencia y reunión del enemigo del pueblo. El «chalet», es una casa antigua con una rica historia, de dos pisos, a la entrada al pueblo, donde reside este núcleo familiar, uno de los afectados de llevarse a cabo finalmente la expropiación para la explotación. En el «chalet», dialogamos con el portavoz familiar; precisamente Fernando Larrosa nos introdujo en el tema de la siguiente forma: «Los pequeños productores seguimos con las mismas preocupaciones e incertidumbres de hace tres años atrás cuando llegó Aratirí. Incertidumbre en dos aspectos, con el futuro de nuestro modo de vida después de generaciones y generaciones, y con la matriz productiva, porque de ejecutarse Aratirí y los cinco proyectos restantes como lo anunció hace días en Cerro Chato, el Ministro de Industria, Energía y Minería, ¿qué hacemos con el ganado? Además en tierras con pasturas naturales, índice CONEAT 100, aguadas naturales, para producir carne, granos, lana, y ahora después de siglos ¿quieren cambiar la matriz productiva por la megaminería?»

¿Nos creen gauchos incultos e ignorantes?

Partida de la Marcha del 13 de Mayo de 2011.

A continuación Larrosa afirmó categóricamente a EL PINAR PRESS: «Me hago cargo de lo que digo. Gracias a la Internet uno se ha puesto a estudiar todo acerca de la megaminería, ya no somos gauchos incultos, ignorantes, tontos, usamos PC, y todo son mentiras, como la revista editada por Aratirí que en vez de ser informativa la tomamos como una tira cómica».

También aseveró con firmeza: «Primero los políticos que apoyan esta inversión hablaron de pueblos olvidados, con altas tasas de desocupación, con cerros improductivos, tierras degradadas, pero el estudio de impacto ambiental habla de lo contrario, del índice CONEAT 100, sólo supera estas tierras vírgenes Soriano con un índice CONEAT 180, dice que es un patrimonio a cuidar. Después de construida UPM, Fray Bentos quedó con la mayor tasa nacional de desocupación. Me pregunto, ¿por unos puestos de trabajo vamos a destruir una región que comprende a seis departamentos? Yo les pregunto, ¿a qué modelo de país apuntan los gobernantes? Hablan asimismo de que los productores rurales somos un capital humano en extinción que no se puede perder, que los paisajes son propiedad del Uruguay Natural, ¿y?»

Antes de Semana de Turismo, se volvieron a repartir cedulones judiciales para permitir judicialmente el ingreso de la empresa hindú a las tierras seleccionadas. Al tener 48 horas, recién después del feriado los productores respondieron con una apelación, para evitar también pagar una multa de cincuenta dólares diarios a Aratirí. Pero antes, 300 productores presentamos recursos a la DINAMIGE contra la minera, sólo un productor los dejó entrar, pero sabemos que este parate, este silencio, significa que nos están cocinando a fuego lento como siempre se dice, sostuvo Larrosa.

EL PINAR PRESS deja constancia que se presentó en las oficinas de Aratirí en Valentines, para conocer la opinión de la misma, sin embargo y a pesar de haber camionetas en el predio, nadie nos atendió el 7 de abril próximo pasado al caer la tarde.

Sobre la información divulgada por la minera en una publicación distribuida por los diarios y semanarios de Montevideo, Larrosa indicó concretamente: «La revista dice una cosa, el impacto ambiental presentado a la DINAMA otra cosa. ¿Cuál es la verdad? Hay informaciones ridículas, como que están alambrando para preservar la fauna y flora autóctonas y la producción existente en los campos. Sin embargo van a desviar el río Yí, por dos kilómetros y cien metros, haciendo desaparecer unos 6 kilómetros de monte nativo.»

Los espejitos de colores

Al llegar a Valentines, algunos vecinos se molestaron con nuestra presencia, claro, no fuimos de los invitados por la empresa en una excursión de colegas que hubo semanas antes en medio del lobby empresarial, explicándonos que estaban trabajando en la empresa, ganando muy bien y los almacenes vendiendo más. Sobre los puestos de trabajo EL PINAR PRESS le preguntó precisamente a Larrosa su opinión, quién, sin vacilar respondió sin pelos en la lengua, sin ocultar nada: «Dicen que iban a ser 15.000 puestos indirectos, luego 10.500, pero internacionalmente se sabe por Internet que por cada empleo directo estas explotaciones mineras originan solo entre 1,7 y 2,5 empleos indirectos, entonces si agarramos la calculadora nos da no más de 3.750. En la región hay más aportantes de tributos desde el campo, en una producción renovable y sustentable en tiempo, la minería no te deja nada?»

Y produce un clima interno vecinal ácido, antes todos estaban unidos, ahora, como las hinchadas de los grandes, cada quien lucha por lo suyo. Dos perfectos bandos que pueden terminar en cualquier cosa. Un grave problema sociológico, nuevo, en un país cada vez más violento. ¿Cómo se está viviendo el día a día al menos aquí en este Valentines tan pequeñito, rodeado de campos y cerros hermosos con un panorama desalentador?

Larrosa lo describió así: «Es lamentable y por suerte hasta ahora, no pasó a mayores; los políticos que dan manija se tendrán que hacer responsables si un día pasa algo, porque el clima como bien me preguntaste, se enrarece cada vez más, tú mismo lo viste cuando preguntaste al llegar al pueblo. La relación vecinal ya no es la misma. Muchos nos quitaron el saludo a los productores. Los políticos dan manija. La empresa vende espejitos de colores y la gente compra. Hay que leer el estudio de impacto ambiental para saber que es totalmente nefasto para la región este emprendimiento de megaminería, que incluye a seis departamentos», sostuvo.

Seguidamente añadió con enfado: «Dicen que vamos a poder seguir trabajando, con 43.000 toneladas de explosivos a detonar por año, dudo que ni humanos, ni animales sostengan el mismo comportamiento, incluyendo el aniquilamiento de la fauna autóctona. Las filtraciones de cianuro al agua subterránea, la contaminación del aire que va a afectar la calidad por emisiones de gases y partículas afectando componentes sociales, biológicos y económicos, entonces, ¿en qué quedamos?»

En estos momentos, ¿cómo están plantados los 300 productores frente al tema? Larrosa desde el famoso «chalet» explicó sucintamente: «De entrada ya perdieron un juicio contra una vecina productora que le destrozaron 47 hectáreas. Ha habido todo tipo de atropellos. Nos han tratado de ignorantes. En una reunión el representante de la firma le contestó a un productor: ‘En su predio le va a quedar un reservorio de agua’, o escuchamos al Ministro de Ganadería, que nunca se separó de Kreimerman, que como nuestro representante nos dijo: ‘Yo me interioricé mínimamente del proyecto, pero no compren más toros’.» También con el tema de la expropiación del Parque Roosevelt, con uno a siete mega-proyectos, se les dijo a los vecinos, desde la Intendencia de Canelones y desde la DINAMA, que iba a quedar como el Central Park de New York, un parque 100% natural, sin ningún edificio.

Proclama frente al Palacio Legislativo, 2011.

«Es lastimoso que nos subestimen, pero una de las principales armas nuestras es que nos subestimaron demasiado, como creyéndonos los indios que intercambiaban espejitos de colores por oro y plata en la colonización. Prosperidad económica y fuentes de empleo para la región dicen. Y no es así. Están en un gravísimo error al pensar así, en medio de una crisis alimenticia declarada por Naciones Unidas, que ya exige más alimentos, más sanos, ¿y aquí los vamos a cambiar por hierro? Aquí queremos ser un país pastero, petrolero, minero y natural a la vez, por favor».

Hay que añadirle que la enorme cantidad de hectáreas plantadas con eucaliptos para UPM y Montes del Plata, y con soja, ya le han restado al país natural enormes producciones de alimentos, contaminando además campos enteros, cursos de agua y por ende, trayendo consecuencias a la salud de las personas. Finalmente una pregunta clave, ¿ustedes a esta edad, quieren un cambio de vida y terminar en los cinturones pobres de Montevideo y Canelones viviendo? «Mi chance de vida sigue estando aquí, somos miles los productores agropecuarios que tenemos nuestras vidas aquí en el campo, ¿adónde vamos a irnos?»

Uno de los carteles que vimos en la ruta decía «pan para hoy, hambre para mañana», la pregunta es sencilla, ¿en qué estado social quedó Río Negro después del comienzo del funcionamiento de UPM? Parece ser que el sistema de vender espejitos de colores aún funciona muy bien, pues narró Larrosa a EL PINAR PRESS anécdotas como que en este tiempo la empresa llevó desde Valentines a Montevideo, a decenas de vecinos y empleados de la minera, a ver fútbol al Centenario, basketball, a cenar en un restaurante, pero además distribuyen, dicen, camionetas 4×4.

Recusaron al juez

Al cierre de esta edición, EL PINAR PRESS supo de parte de los productores afectados, que los cedulones llegaron y que presentaron por escrito una apelación por plazos vencidos y la recusación del juez actuante en esta instancia, por tener un hijo suyo trabajando en la minera Aratirí.

Se registró asimismo al menos un hecho de cierre de una portera por parte de la minera dejando a los animales de la productora dentro del predio, ésta tiene ganado a pastoreo y el campo lo compro Aratirí, por lo que según las fuentes del diario, se procedió por orden de un abogado al corte del alambre y la instalación de la portera como estaba antes.

Ley 17.283 de medio ambiente

La Ley 17.283 declara de Interés General de conformidad con lo establecido en el Art. 47 de la Constitución, la protección del Medio Ambiente.

Art. 1º A.- La protección del ambiente, de la calidad del aire, del agua, del suelo y del paisaje. B.- La conservación de la diversidad biológica y de la configuración y del paisaje. C.- La reducción y el adecuado manejo de sustancias tóxicas o peligrosas y de los desechos cualquiera sea su tipo. D.- La prevención, mitigación y la compensación de los impactos ambientales negativos. E.- La protección de los recursos ambientales compartidos y de los ubicados fuerza de las zonas sometidas a jurisdicciones nacionales. F.- La cooperación ambiental regional e internacional y la participación en la solución de los problemas ambientales globales. G.- La formulación, instrumentación y aplicación de la política nacional ambiental y de desarrollo sostenible.

Cerro Chato, un pueblo con tres intendencias

A 251 km de Montevideo por la ruta nacional 7, se encuentra Cerro Chato, un pueblo que prácticamente la mayoría de la población de nuestro país seguro desconoce. Con aproximadamente 3.000 vecinos, tiene la particularidad qué, según en la calle en la que se viva, se es contribuyente de una de tres intendencias: Florida, Durazno, Treinta y Tres. Esta anécdota simpática es única en el territorio nacional, porque también tienen tres municipios y por ende, tres comisarías.

Lo risueño de los vecinos es que van a la misa en la zona olimareña, a la estación de servicio ubicada en los límites geográficos floridenses y a un restaurante duraznense, o al almacén en la jurisdicción de Florida, pero salen de su domicilio en Durazno y deben pasar en minutos por Treinta y Tres para alcanzar su mandado. Puede llegar a pasar que si existe un accidente, concurran patrulleros de las tres reparticiones y se queden mirando a la cara para saber a quien le corresponde actuar, midiendo con un centímetro si pasó en uno, en otro o en el tercer departamento.

Cerro Chato se convirtió en el gran centro de la lucha de los centenares de productores que se ven amenazados por el desembarco hace unos cuatro años de la empresa de explotación megaminera de hierro a cielo abierto Aratirí, con todo el apoyo gubernamental porque se trata de una «gran inversión para el país», han dicho, sosteniendo a rajatablas dicha postura varios ministros, aunque el Presidente dijo que ve la posibilidad de llamar a un plebiscito.

Mientras, en una de las asambleas en la zona, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, ante la pregunta de los productores bien directa: «¿Seguimos comprando toros?», les contestó: «No, no lo hagan, aguanten» (sic).

Si bien la operativa logística de la empresa de la India está en Valentines, unos 20 kilómetros antes de llegar a Cerro Chato, la gran movilización se concentra en el pueblo de la triple frontera. Entre Valentines y Cerro Chato se han instalado decenas de carteles, fotografiados por EL PINAR PRESS, con frases realmente significativas, directas, concisas y hasta pintorescas, que ilustran al viajero, al forastero, la guerra desatada en esta hermosa región del noreste del territorio nacional.

Campos fértiles y productivos de Cerro Chato.

Toda la comarca la viene peleando a brazo partido, porque son uruguayos y quieren seguir explotando la ganadería alimentada naturalmente, en praderas con índice CONEAT 100. Los vecinos de Cerro Chato, de Valentines, quieren continuar con su estilo de vida, seguro que los animales de la fauna autóctona también, el paisaje es bellísimo y está protegido por la Ley de Medio Ambiente en el artículo 1 que expresa que no puede ser modificado.

Paisanos que generación tras generación han vivido en el campo, y han vivido del campo por siglos, por lo que no quieren vender ni permitir el ingreso de la empresa Aratirí a sus vidas. Y no es como dijo el senador del MPP, Víctor Semproni refiriéndose a la suba de la contribución inmobiliaria en Canelones: «Si no quieran pagarla en la costa donde viven los ricos (en forma despectiva) múdense al Borro». Ahora el Gobierno del Frente Amplio le dice lo mismo a los más 300 productores agropecuarios, a vender la tierra al vil precio de la necesidad porque el Estado necesita unos cuántos dólares, ¿qué diría Artigas? Y además, como se trata de una «gran inversión» (habría que definir qué significa en verdad esa afirmación) Uruguay, mejor dicho los usuarios de la UTE vamos a subvencionarle el altísimo consumo energético de Aratirí en medio de un gran crisis energética como se ha hecho público y de la cual se habla muy seguido en Montevideo, y hasta el mismo Presidente lo ha hecho. Cerro Chato, Valentines y toda la comarca «volará por los aires» si esto sucede, porque además instaló en ambas sociedades un problema grave de vecindad, antes, todos se saludaban, ahora hay dos perfectos grupos, como las barras bravas de Nacional y Peñarol.

Finalmente el paisaje, hace honor al famoso slogan turístico de «Uruguay Natural», olvidado hace tiempo por los gobernantes, devaluado, mentiroso.

Chau al verso de Uruguay País Natural

- CANELONES: los siete megaproyectos para el Parque Roosevelt.
-ROCHA: la construcción del puente sobre la Laguna Garzón que conlleva millonarios emprendimientos urbanísticos.
-ROCHA: el mineroducto de Aratirí atraviesa el Patrimonio Mundial de Biósfera declarado, el puerto en balneario La Esmeralda.
-ROCHA: un puerto de aguas profundas en La Paloma.
-ROCHA: la venta de hectáreas mitad bosque, mitad dunas alrededor de Valizas.
-FLORIDA-TREINTA Y TRES-DURAZNO-CERRO LARGO-LAVALLEJA: Aratirí, megaminería de hierro a cielo abierto en más de 15.000 hectáreas.
-COLONIA: planta de celulosa Montes del Plata, Nueva Palmira.
-VARIOS DEPARTAMENTOS: hectáreas de plantación de eucaliptos.
-VARIOS DEPARTAMENTOS: hectáreas de plantación de soja, con las derivaciones de la afectación de la salud.
-CANELONES: los permisos mineros para extraer arena de toda la zona balnearia, talado de bosques y canteras de balasto en todo el departamento.
-CANELONES, COLONIA, MALDONADO, ROCHA: circulación de vehículos todo terreno por la faja costera estando prohibido por la Ley.
-SAN JOSÉ: instalación de fábricas peligrosas para el Acuífero Guaraní que abastece de agua dulce al río Santa Lucía.
-MALDONADO: nuevas autorizaciones de construcciones en zona de faja costera desde Manantiales a José Ignacio.

Números/destrucción

- 230 kilómetros tendrá el mineroducto desde el distrito minero hasta el proyectado puerto de gran calado de La Angostura, al lado de La Esmeralda. Cuatro fatalidades pueden causar un daño irreparable: su destrucción por un tornado o el malhumor de la Naturaleza; un error humano; un error electrónico; un atentado terrorista. Estadísticas mundiales hablan de un accidente por año.
-120.000 hectáreas comprende el área que se procura explotar.
- 6 departamentos involucrados: Treinta y Tres, Florida, Durazno, Cerro Largo, Lavalleja y Rocha.
- 43.000 toneladas de explosivos se usarán lo que desaparecerá cerros y campos enteros para la extracción a cielo abierto. Producen unas 40.000 toneladas de gases nitrosos.
- 100 a 600 hectáreas de cráter, de unos 400 metros de profundidad.
- Decenas de millones de metros cúbicos de agua dulce quedarían contaminados.
- 2,5 kms tendrá el muelle.
- 1 barco cada tres días ingresará al puerto.
- 1.500 trabajadores en forma directa, a lo sumo 3.750 en forma indirecta, mientras que Aratirí afirma que serán 10.500 a 15.000.
- 200.000 litros de combustible diesel oil por día, producirán 30 toneladas por hora de gases efecto invernadero, gases nitrosos y sulfurosos.
- 12 años de explotación.

 


* Fuente: MOVUS ( Movimiento por un Uruguay Sustentable) porunuruguaysustentable@gmail.com). Más información en: www.observatorio-minero-del-uruguay.com (periodicoelpinar@adinet.com.uy )

 

 

Impactos y voces desde la sociedad

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post