Uruguay: Ley de Participación Público Privada: La Patria o La Tumba

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Miedo y asco en MVD
La columna de Daniel Figares.

 

 


Ley de Participación Público Privada: La Patria o La Tumba.


X qué no me gusta esta ley:


Daniel Figares1/ Xque, ante todo, es una ley importada, algo ya prefabricado en el norte rico y desarrollado que nos imponen a los países de economía dominada como el nuestro. (Dos apuntes al respecto: esta ley jamás fue propuesta x Mujica en su campaña previa –aunque ahora sea, finalmente, la GRAN ley de este gobierno; y lo otro: el propio proyecto de ley –finalmente aprobado sin cambios x unanimidad de presentes en diputados- cita los ejemplos de “España, Australia, Reino Unido, Canadá y Chile”, y siempre que se buscan antecedentes al respecto en la prensa se menciona a la Unión Europea.) (La idea en sí tampoco esta contenida en el programa del Frente Amplio, como ya ha dicho el senador del Partido Comunista Eduardo Lorier.)

2/ La ley se transó absolutamente a espaldas de la ciudadanía. A puertas cerradas. Incluso para los propios supuestos impulsores: el proyecto de ley nunca fue presentado ni discutido formalmente en ningún organismo de dirección del Frente Amplio. No fue discutido ni en la Mesa Política ni en el Plenario Nacional. El senador Lorier, que trabajó espalda con espalda junto a Mujica y sus cuadros para ganar las internas, fue muy preciso: “esto se une a como empieza la historia de este proyecto, a como se presenta públicamente. En aquel entonces se le llamaba [ley] de Asociación Público Privada y se realizó en una desprestigiada consultora privada, KPMG, involucrada en el caso Enron en Estados Unidos, en todo el entramado de las cuentas falsas de esa empresa [algo que es estrictamente cierto]. Esa consultora invita al presidente de la Corporación Nacional para el Desarrollo [el economista Luis Porto], en septiembre de 2010 y allí se presenta el proyecto de ley”. (Una figura señera de la Corporación Nacional para el Desarrollo –un verdadero agujero negro de la economía uruguaya x donde desaparecieron millones de dólares- fue la Dra. Milka Barbato que integró sus distintos cargos dirigentes –como presidenta y directora- desde 1989 hasta el 2002.)

3/ Valga como ejemplo: en agosto del 2010 esta ley-tipo se lanzó en Honduras, y causa amarga gracia leer en la prensa como se promete x parte de las autoridades que no van a acontecer nuevos actos de corrupción –como sucedió en la década de los 70s- en el seno de los organismos ya asociados en ese país a la propuesta. A saber: la Corporación Nacional de Inversiones de Honduras, o la Corporación Forestal Industrial… ¿Casualidades? No creo. Esta es, efectivamente, una ley dictada ciento x ciento.

4/ El proyecto, la ley en sí, contiene pasajes francamente tenebrosos: “EL CONTRATO [con privados] PODRÁ PREVER LA REALIZACIÓN DE CONTRIBUCIONES X PARTE DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA, TALES COMO APORTES PECUNIARIOS, OTORGAMIENTO DE SUBVENCIONES, CRÉDITOS, GARANTÍAS PARA LA FINANCIACIÓN DEL PROYECTO, GARANTÍA DE OBTENCIÓN DE INGRESOS MÍNIMOS Y EXONERACIONES FISCALES, ENTRE OTROS.”

Asimismo es increíble el papel –con superpoderes- que le confiere a la Corporación Nacional para el Desarrollo: “CREAR O ADQUIRIR SOCIEDADES COMERCIALES DE CUALQUIER NATURALEZA ASÍ COMO INSTRUMENTOS FINANCIEROS, CUANDO ELLO SE ENTIENDA NECESARIO.”

El papel de la Corporación es primordial ya que su cometido no es otro que el de “ASESORAR Y PRIORIZAR PROYECTOS”. (O sea que es la organización encargada de poner dedito para arriba o para abajo a los ENORMES negocios que haremos de acá en más.)

La definición de lo que abarca el término ADMINISTRACIÓN PÚBLICA que establece la ley también asusta: “LOS PODERES DEL ESTADO [o sea: ¡Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial!], TRIBUNAL DE CUENTAS, CORTE ELECTORAL, TRIBUNAL DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO, ENTES AUTÓNOMOS, SERVICIOS DESCENTRALIZADOS, ENSEÑANZA PÚBLICA Y GOBIERNOS DEPARTAMENTALES.”

5/ Otro aspecto no menor de la Ley es que los posibles diferendos entre las partes se resuelven en tribunales internacionales, como en el Banco Mundial, x ejemplo, donde siempre se favorece a las empresas y no a los estados, y donde las grandes potencias mundiales tienen mayor representatividad a la hora de votar.

6/ Finalmente el papel silencioso que han jugado los medios de comunicación en su inmensa mayoría, da para la sospecha: poco o nada de información en cuanto a las cláusulas de la Ley en sí; y lo que es peor, luego de su votación, la aparente idea de que esta Ley es una panacea que resolverá todos nuestros problemas: no hay radio, canal o publicación que ya no se haya hecho eco de las primeras futuras realizaciones: escuelas, cárceles, etc. (La idea subyacente es que no se podía hacer casi nada y gracias a la Ley aprobada ahora se podrá hacer de todo en beneficio de la sociedad.)

7/ Y de yapa, más allá de aplaudir las únicas oposiciones del Partido Comunista o del PIT-CNT a la Ley, cabe consignar que los gremios se conformaron con la participación de los trabajadores en una Comisión Técnica que crea la propia Ley de Participación Público Privada, lo que no esta mal, aunque sí muuuuy lejos de contemplar TODAS las exigencias del PIT: la participación de los trabajadores organizados en los ámbitos de control establecidos, sí; pero también otros cuatro puntos de los que no se ha cambiado nada en el texto de la Ley: la no afectación del patrimonio de las empresas públicas; la solución de diferendos en organismos nacionales; el control del Parlamento y el Tribunal de Cuentas sobre los contratos que se establezcan; la eliminación de la obligación que asume el Estado (o sea todos nosotros) de garantizar un mínimo de retorno a los inversores. La Mesa Representativa Nacional Ampliada del PIT-CNT aprobó x amplísima mayoría su negativa a la Ley. 27 votos en 27 presentes. Solo un voto en contra (AEBU) y una abstención, y eran éstas sus saludables exigencias…

Repito que nada de esto ha sido cambiado en el texto de la Ley, sin embargo parece que el PIT ya se conformó…

 

Cuando uno observa lo que han sido las manipulaciones de las grandes potencias mundiales, las grandes corporaciones transnacionales y los organismos internacionales promoviendo cambios en las políticas internas de nuestros subdesarrollados gobiernos (la reforma constitucional de 1967 que permitió x vez primera la admisión de capitales privados en Entes Autónomos y la participación del Estado en actividades privadas/ la Ley de Privatización de Lacalle que no pudo salir acá pero sí en otros países como nosotros/ las reformas pro flexibilización en el área del Trabajo/ la creación de las AFAPS… y ahora la Ley de Participación Público Privada), se da cuenta como, tiempo al tiempo, década a década, año a año, gobierno a gobierno, nos han implantado formas de desregulación totalmente ajenas que favorecen a todos los actuantes, menos a nosotros…

Constantemente somos parte de un guión que no escribimos nosotros y en el cual nos toca la peor parte. Una especie de moda de hacer negocios. O tendencias… Alcanza con mirar la película Iraq For Sale, en donde se habla de los “contratistas” que actuaron en la guerra que armaron los yanquis; o algún artículo de la prestigiosa periodista canadiense Naomi Klein sobre las empresas que firman contratos con China -dentro de sus zonas “especiales” que le permiten mantener ese híbrido conocido como “stalinismo de mercado” con irregularidades y jodas de todo tipo-, para entrar en razón de que esta Ley es una herramienta que permitirá todo tipo de desmanes…

El tiempo lo dirá; aunque para mí, como ya sugerí en el título de esta nota, la Ley de Participación Público Privada se nos lleva la Patria y nos deja la Tumba.

 

DanielFigares


(En otra época hubiésemos esperado que el Frente Amplio saliera a juntar firmas para anularla… ¡pero ahora son ELLOS los que la instauran!)


Sábado 16 de julio de 2011

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post