Uruguay: Los canallas viven mucho, pero algún día se mueren

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Integrantes de Plenaria Memoria y Justicia manifiestan a la llegada de los restos de Juan María Bordaberry al cementerio Martinelli, donde fue sepultado ayer en la tarde Foto:
Integrantes de Plenaria Memoria y Justicia manifiestan a la llegada de los restos de Juan María Bordaberry al cementerio Martinelli, donde fue sepultado ayer en la tarde

Archívese

A los 83 años y habiendo cumplido cuatro años de su condena murió ayer el dictador Juan María Bordaberry.

El velorio y entierro fueron rápidos. El dictador murió en la madrugada de ayer, pasadas las 5.00, en su casa en Carrasco, donde desde 2007 cumplía su condena a 30 años de prisión por razones de salud. Según se informó ayer, a los 83 años Bordaberry tuvo un paro cardiorrespiratorio. El velorio se realizó en su casa y el entierro, 12 horas después de su muerte, en el cementerio privado Parque Martinelli, en el kilómetro 24 de la ruta 102.

Pese al frío, unos 20 militantes de Plenaria Memoria y Justicia fueron hasta la puerta del Parque Martinelli, cerca del aeropuerto. Bajo los gritos de "se murió, se murió, la puta que los parió" entró el féretro que llevaba a Bordaberry padre, seguido de los autos que conducían, entre otros familiares, a uno de sus hijos, el senador Pedro Bordaberry (Partido Colorado).

Desde los parlantes que instalaron los activistas se escuchaba "La Memoria", de León Gieco, y audios que nombraban uno por uno a los civiles que fueron funcionarios del gobierno dictatorial. "El dictador no se debía ir en silencio, algo teníamos que decir. Él se fue viviendo en total privilegio, no pagó por lo que le hizo al pueblo y se fue llevando una cantidad de verdades", explicó Irma Leites, militante de Plenaria, que aclaró que la organización no llegó a convocar la movilización por falta de tiempo.

Alrededor de 300 personas concurrieron al entierro, gran parte, familiares y amigos. Fueron pocas las figuras del ámbito público que asistieron, en su mayoría integrantes del sector que lidera el senador Bordaberry, Vamos Uruguay (VU). Algunos de los que estuvieron presentes fueron el senador Alfredo Solari (VU, PC) y los diputados, también de VU, Walter Verry, José Amy, Aníbal Gloodtdofsky, Juan Manuel Garino y Nicolás Ortiz. Estuvieron el intendente de Salto, Germán Coutinho (VU, PC), el ex ministro de Economía Isaac Alfie (Propuesta Batllista, PC), el compañero de fórmula de Pedro Bordaberry en 2009, Hugo de León, el ex presidente de la Cámara de Comercio y Servicios Alfonso Varela, la viuda de Jorge Pacheco, Graciela Rompani, y el periodista deportivo y empresario Julio Sánchez Padilla. El único dirigente político no colorado que concurrió al entierro fue el diputado Carmelo Vidalín (Soplan Vientos Nuevos, Partido Nacional), ex intendente de Durazno.

En silencio

A todos los presidentes o vicepresidentes de la República se les rinde honores de Estado cuando mueren, pero desde 2006 la ley 18.023, promovida por legisladores frenteamplistas, exceptúa de ese reconocimiento a quienes ocuparon dichos cargos durante la dictadura cívico-militar (1973-1984), por lo que Bordaberry quedó excluido de los homenajes. En el PC, partido por el cual fue electo presidente en 1971, los dirigentes históricos Julio María Sanguinetti, Jorge Batlle y el senador de Proba José Amorín no quisieron manifestarse sobre su muerte, y no se espera ninguna actividad a raíz de su fallecimiento.

Llegada del cortejo con los restos de Juan María Bordaberry al cementerio Martinelli, en la ruta 102 Foto: EFE, Sandro Pereyra

Las causas

El Código Penal, en su artículo 107, establece que “la muerte del reo, sobreviniendo con anterioridad a la condena, extingue el delito y, si ocurriera después de ella, hace cesar sus efectos”. Bordaberry, junto con el ex canciller Juan Carlos Blanco, fue procesado en primera instancia en diciembre de 2006, a pedido de la fiscal Mirtha Guianze, por la coautoría de los homicidios de Zelmar Michelini, Héctor Gutiérrez Ruiz, Rosario Barredo y William Whitelaw. En febrero de 2010, en el marco de otra causa, fue procesado por el delito de “atentado a la Constitución” que desencadenó la “desaparición forzada” de nueve personas y el “homicidio político” de dos. En ambos expedientes Bordaberry fue condenado en primera instancia por parte de los jueces Roberto Timbal y Mariana Motta, respectivamente.

El Tribunal de Apelaciones no alcanzó a pronunciarse sobre las condenas, ni tampoco la Suprema Corte de Justicia (SCJ), lo que significa que las instancias judiciales no se agotaron cuando Bordaberry murió y que, por tanto, las causas siguen abiertas. Según explicaron a la diaria fuentes judiciales, en función del citado artículo del Código Penal, el Tribunal de Apelaciones deberá expedirse por la condena de Blanco en el caso de los cuatro homicidios, pero no por Bordaberry. El otro expediente, en cambio, se archivará, porque Bordaberry era el único imputado. Por esa razón, no se conocerá la opinión del Tribunal de Apelaciones ni de la SCJ sobre la tipificación de "atentado a la Constitución", aplicada por primera y única vez en este marco.

El presidente del Frente Amplio, Jorge Brovetto, tampoco quiso hacer declaraciones al respecto. El presidente del directorio del PN, el senador Luis Alberto Heber, dijo ayer en radio Carve que con la muerte de Bordaberry se está "terminando una generación que generó enfrentamientos y radicalización de ideas en Uruguay".

Cronología

1928 - Nace el 17 de mayo.

1959 - Presidente de la Junta Cárnica Nacional.

1960 - Designado miembro honorario del Comité del Plan de Desarrollo Agrícola.

1962 - Presidente de la Comisión contra Enfermedades Bucopédicas.

1960-62 - Integró el Consejo Lanero Nacional y presidió la Comisión contra Enfermedades Bucopédicas.

1963-65 - La Liga se alió con el Partido Nacional (PN).

1967 - Con la llegada del Partido Colorado (PC) al poder se pasó a sus filas por considerarlo la mejor garantía para un poder fuerte.

1969 - En octubre, el presidente Jorge Pacheco Areco lo designó ministro de Agricultura.

1971 - Presentó su candidatura por partida doble para los comicios del 28 de noviembre: a la presidencia y a la vicepresidencia de Jorge Pacheco.

1972 - El 15 de febrero fue declarado vencedor sobre Wilson Ferreira Aldunate (PN) y Líber Seregni (Frente Amplio).

1º de marzo - Asumió sus funciones para un período de cinco años. Ese día, en la Asamblea General, fue interrumpido por el senador Enrique Erro: "¡Con su estilo, usted es un peligro para la paz de la nación! ¡Usted es un futuro prototipo dictatorial!", advirtió el parlamentario.

15 de abril - Impulsó el "estado de guerra interno" que acotó las garantías constitucionales.

1973 - El 25 de junio, anunció la disolución del Congreso, consumando, un día después, el golpe de Estado.

1976 -El 12 de junio, a pocos meses de que terminaran los cinco años para los que había sido electo, abandonó el cargo tras un desencuentro con los militares por diferencias en la normalización constitucional, que Bordaberry no quería.

2006 - El 16 de noviembre, es procesado por el delito de "homicidio muy especialmente agravado".

2007 - En enero, pasó a cumplir su pena con arresto domiciliario, debido a su estado de salud.

2010 - En febrero, es procesado por el delito de “atentado a la Constitución”.

 

La Diaria-



 

MONTEVIDEO-URUGUAY-FALLECIO Juan María Bordaberry

De origen blanco ruralista, convertido a colorado, llegó a la Presidencia de la República en 1971 gracias a que fracasó el intento reeleccionista de Jorge Pacheco Areco. Nunca se llevó bien con los partidos políticos, al punto que llegó a proponer un sistema de gobierno sin ellos.

Encabezó el golpe de Estado cívico-militar de 1973, pero su gestión estuvo siempre tutelada por las Fuerzas Armadas, al punto que cuando dejó de ser útil fue destituido en 1976 y sustituido por Alberto Demicheli, por entonces presidente del Consejo de Estado.

Bordaberry fue procesado con prisión en noviembre de 2006 y recluido en Cárcel Central por su responsabilidad en el asesinato de dos legisladores y dos tupamaros en Argentina en 1976
En noviembre de 2010 fue condenado a 30 años de prisión por los delitos de atentado contra la Constitución, nueve delitos de desaparición forzada y dos homicidios especialmente agravados.

Poco tiempo después de ser enviado a la cárcel, Bordaberry tuvo un problema respiratorio por lo que la Justicia decidió autorizar su prisión domiciliaria, la cual cumplió hasta el momento de su muerte.


Juan María Bordaberry Arocena falleció hoy a los 83 años de edad, NUESTRA MEMORIA NO OLVIDA NUESTRA DIGNIDAD NO PERDONA,TE FUIMOS A DESPEDIR HASTA TU TUMBA PARA QUE POR LO MENOS SEPAS QUE NO TODOS ESTAN DE ACUERDO CON LOS PACTOS Y LAS RECONCILIACIONES Y QUE A DONDE VAYAN LOS IREMOS A BUSCAR!
265434 2241753721505 1177925769 2676255 6934736 o265658 2241760281669 1177925769 2676263 4427540 o272142 2241768161866 1177925769 2676279 4843210 o278620 2241757001587 1177925769 2676258 7448640 o278846 2241773642003 1177925769 2676286 1937842 o280707 2241764401772 1177925769 2676273 3798550 o

HERNAN DAFFONCHIO PERIODICO BARRIKADA
. .”LA BARRIKADA CIERRA LA CALLE, PERO ABRE EL CAMINO..”
MONTEVIDEO-URUGUAY

 


 

 

¿¿¿¿¿Que parte de que murió en su casa y gozando de privilegios es la que no entiende el pasquín oficialista La Republica?????????

Nombre-copia-4

 


 



 

 


El entierro de Bordaberry contó con simpatizantes y detractores

17.07.2011 | 

Amigos y enemigos del exdictador uruguayo, Juan María Bordaberry, se congregaron este domingo en el cementerio Parque Martinelli para darle un último adiós. Unos con llanto y silencio, y otros con gritos contra la impunidad y su papel en la destrucción de la democracia.

El entierro de Bordaberry contó con simpatizantes y detractores

Bordaberry (1928-2011) falleció este domingo en el domicilio de Montevideo donde cumplía una sentencia de 30 años impuesta por la Justicia uruguaya por violaciones a los derechos humanos cometidas bajo su mandato, que comenzó como un Gobierno democrático en 1972 y terminó abriendo paso a una dictadura que se prolongó hasta 1985.

Sin honores de Estado y sin la presencia de grandes figuras de la política salvo su hijo, Pedro Bordaberry, senador y líder del Partido Colorado, la tercera fuerza política del país, unos trescientos familiares y amigos del fallecido lo acompañaron hasta el cementerio, al que no se permitió la entrada de la prensa, mientras que una veintena de militantes en favor de los derechos humanos coreaban desde la carretera de acceso gritos en su contra.

Según explicó a Efe Irma Leytes, de la organización Plenaria Memoria y Justicia, esta "despedida" al dictador se debió a que "pese a todo murió en el privilegio" obtenido "con todo el dinero que le robó al pueblo".

"Está claro que justicia que tarda no es justicia. Es algo bueno que se muera un dictador, pero él se llevó a la tumba información importante sobre los desaparecidos. Él fue quien instrumentó la dictadura cívico militar y en eso él tuvo un rol muy importante", añadió Leytes.

Los asistentes al entierro, por su parte, no brindaron declaraciones a la prensa ni a la entrada ni a la salida del recinto, y no hicieron comentario alguno sobre la protesta en el exterior.

Bordaberry falleció acompañado por su numerosa familia en horas de la madrugada a causa de una afección cardiorrespiratoria que padecía desde hacía un tiempo.

El exmandatario, productor rural en su juventud, firmemente católico y muy conservador, accedió al poder en 1972 como representante del Partido Colorado.

Aliado con sectores militares y conservadores, el 27 de junio de 1973 Bordaberry decretó la disolución de las cámaras, declaró ilegales los partidos políticos y otorgó más poderes al estamento castrense, dando inicio así a una dictadura que se prolongaría hasta 1985.

Tres años después del golpe, Bordaberry fue depuesto del cargo por los militares, momento en el cual quedó alejado de la vida política y se dedicó a su trabajo como estanciero y productor rural.

En 2006 la Justicia reabrió varios casos en su contra por su responsabilidad en crímenes cometidos por la dictadura, por lo que al final fue arrestado y procesado en prisión.

Un año más tarde, en 2007 y debido a su precario estado de salud, le fue concedido el arresto domiciliario, condición en la que recibió en 2010 dos condenas a 30 años por esos delitos.


Fuente y foto: EFE
El Espectador

Los canallas viven mucho, pero algún día se mueren


OBITUARIO CON HURRAS (Mario Benedetti)

Vamos a festejarlo


Vengan todos
Los inocentes
los damnificados los que gritan de noche
los que sueñan de día
los que sufren el cuerpo
los que alojan fantasmas
los que pisan descalzos
los que blasfeman
y arden
los pobres congelados
los que quieren a alguien
los que nunca se olvidan
Vamos a festejarlo
Vengan todos
el canalla se ha muerto
se acabó el alma negra
El ladrón
El cochino
se acabó para siempre
hurra que vengan todos
Vamos a festejarlo

a no decir
La muerte
Siempre lo borra todo
Todo lo purifica
Cualquier día
La muerte
no borra nada
Quedan
Siempre las cicatrices
Hurra
murió el cretino
Vamos a festejarlo
a no llorar de vicio
que lloren sus iguales
y se traguen sus lágrimas
se acabó el monstruo prócer
se acabó para siempre
Vamos a
festejarlo
a no ponernos tibios
a no creer que éste
es un muerto cualquiera
Vamos a festejarlo
a no volvernos flojos
a no olvidar que éste
Es un muerto de mierda


El sistema, por Eduardo Galeano

El torturador es un funcionario. El dictador es un funcionario. Burócratas armados que pierden su empleo si no cumplen con eficacia su tarea. Eso y nada más que eso. No son monstruos extraordinarios. No vamos a regalarles esa grandeza.

Eduardo Galeano
Días y noches de amor y de guerra
 

The system, by Eduardo Galeano 

The torturer is a bureaucrat, the tyrant is a bureaucrat. Armed bureaucrats that loose their jobs if they don’t do their job effectively. That and nothing more. They aren’t extraordinary monsters. We’ll not give ‘em such honor.

Eduardo Galeano
Days and nights of love and war
 

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post