Uruguay: Los “verdaderos” frenteamplistas y el Quijote manchado. Por Veronika Engler

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

jcl_2670_article_main.jpg

Alguien tiene que estar ahí... mejor que sea el Ñato. Prefieren darle ese ministerio a la oposición?”, dijo uno de los Sanchos.

A raíz de un artículos sobre los aumentos de sueldo a los integrantes de las FFAA, el tema de las reformas pensadas para nuestros honorables militares, el evidente pujo por reformar la organización de la conducción de las fuerzas armadas para ponerlas en condiciones de servir de mejor manera al “Gran Hermano” o “Tío Sam“ y una serie de fotografías muy gráficas de Eleuterio Fernández Huidobro en su rol de Ministro de Defensa, se ha desarrollado una discusión en pro y en contra de las virtudes del Ministro, las características de los “verdaderos” frenteamplistas y la traición de quienes osan señalar carencias en del gobierno progresista poniendo “palos en la rueda“. No es sorprendente, lo que me asombra es el constatar la existencia de un grupo de acólitos, por lo general jóvenes, que con argumentos muy pobres, lo intentan defender, sin darse cuenta de que están defendiendo una serie de sucesos lamentables que no entran dentro de los valores que siempre levantó y por los que luchó la izquierda. Estos religiosos seguidores del credo de la obediencia absoluta, no se dan cuenta de que al convertirse ellos mismos en una tropa de “robocops“ contradicen cualquier pensamiento humanista de izquierda y se alienan con lo que tanto tiempo combatimos y repudiamos. Me sorprende que habiendo sido Huidobro un hábil maestro de la palabra, capaz de llevar una discusión o un planteo por los caminos que él quería, estos discípulos suyos tengan tantas carencias en el arte de argumentar para defender una opinión que dudosamente se puede catalogar de ideología y mucho menos de izquierda. Digo “habiendo sido” porque es una de las capacidades que le han disminuido con el tiempo; siempre admiré la facultad de argumentar en las personas que la tienen, de desarmar un dialogo, de enlazar frases y de utilizarlas adecuadamente para trasmitir o defender una idea y distingo muy bien cuando a falta de argumentos se intenta desautorizar al adversario con insultos o dándose ínfulas de encontrarse, intelectualmente hablando, en un plano superior. El ostentar cierta posición de poder y dejar que esto hable por uno, dándose el lujo de, paradójicamente, no hablar sobre temas turbios, es otra muestra de “abandono intelectual”. A ojos vista, estos fieles seguidores, no conocen el antiguo discurso del flamante ministro, discurso que no tiene mucho que ver con el actual proceder de Huidobro, sobre todo con el ya sin tapujos expuesto celo con que este ex preso político defiende a genocidas y torturadores, olvidándose de
l@s compañeros que arriesgaron sus vidas junto a él y de quienes incluso fueron asesinados a su lado.

Comentarios tales como: “Alguien tiene que estar ahí... mejor que sea el Ñato. Prefieren darle ese ministerio a la oposición?” salen de sus dedos (no me atrevo a decir de sus cabezas) directo del teclado a la pantalla y se estrellan contra el razonamiento lógico de quien pudiera pretender defender valores de izquierda… digamos alguien capaz de desarrollar un pensamiento coherente dentro de esos parámetros. Me pregunto que tanto importa de que sector provenga el Ministro de Defensa u otro ministro cualquiera si su actitud va a ser la de defender, valga la redundancia, a capa y espada lo indefendible?, si se va a colocar entre los criminales y la justicia para proteger y salvaguardar a los primeros?, qué más da a los efectos prácticos que sea un facho recalcitrante del cual no esperaríamos otra cosa o un ex Tupamaro redimido? Claro que en el plano moral preferiría no haber visto a un ex guerrillero al que leí y escuché con respeto abrazándose con sus torturadores, esos mismos que torturaron, violaron, secuestraron y asesinaron a much@s otr@s uruguay@s.

Otro, autodefiniéndose “verdadero” frenteamplista, alega desde su más contradictoria indignación en cerrada defensa al Ñato: “ustedes son los traidores, los que ponen palos a la rueda, vergüenza sentimos los verdaderos frenteamplistas, que buscan con estos comentarios?”

No se enteró este muchacho de que un alto porcentaje de los frenteamplistas repudia las actitudes, declaraciones y comportamientos del Ministro Eleuterio, para colmo de males y haciendo gala de una megalomanía de dimensiones bastante considerables se nombran representante de este nuevo linaje del progresismo.
322766_2968717809813_1017737968_2923716_1839145876_o.jpg
Y todavía hay más: ”yo veo otra foto, la de los desamparados que esperaron para que esto se diera, mierda en el rostro oligarca que se tiene que bancar esta historia... eso es lo que veo y dejense de sutilezas burguesas”…, antes que nada me pregunto a que le llama sutilezas, porque en la fotografía no existen muchas inexactitudes a remarcar, quien escribe esa frase ve otra cosa muy distinta a la que todos los demás que participamos de la discusión vemos; un montón de milicos parados detrás de quien fue víctima directa de las FFAA y que sin embargo defiende, a como de lugar, personajes que todos sabemos estuvieron involucrados en actos de tortura y vulneración de los DDHH, no veo ningún desamparado en esa imagen, los desamparados amigo, siguen estando donde esa oligarquía que nombrás los colocó y tus nuevos gobernantes los dejaron, en barrios donde las sutilezas no dan de comer y la represión es cada vez más fuerte. Les suena la palabra ”mega operativos”?, se han enterado de la aplicación de la ya existente ley de “vagancia”?. Han tenido tiempo de echar una mirada a los barrios periféricos de Montevideo?, escucharon algo sobre conflictos sindicales, problemas en la educación, desalojo de tierras que nadie explota?, les dice algo la palabra monocultivos o transgénicos?, o piensan realmente que todos esos actores y temas fueron inventados para poner ”palos en la rueda” de este gobierno, que a mi humilde entender porfiadamente izquierdista debería de haber equiparado hacia abajo.

”el que comenta lo de chucho por la espalda, debería saber que al ñato le corrieron muchos chuchos por la espalda, y salió íntegro y pensante”.”Campitos, soy yo el Ñato”, dijo alguien una vez hace muchos años y a nadie le cayó la ficha en ese momento. Una definición de integridad es ”honradez y rectitud en la conducta”… en este caso concreto no tengo más remedio que discrepar, no es honrado mentir para encubrir irregularidades que pasan en el ejército uruguayo, por ejemplo justificar la conducta de las tropas que participan de las ”Misiones de paz”, o la actitud de quienes se niegan a dar la información necesaria para que aparezcan los restos de los desaparecidos, argumentando que tenemos un nuevo ejército libre de toda culpa. A quienes admiran a los seres ”pensantes”, los invito a emularlos y tratar de usar la cabeza como algo más que una caja de resonancia y preguntarse a donde apuntan los cambios en el ejército y de donde salió tanto apego y compromiso al silencio.

Lo repetiré hasta el cansancio; investiguen, infórmense de lo que sucede y sucedió en la historia de nuestro país antes de asumir la defensa de alguien, sobre todo si esa persona es duramente cuestionada como en el caso de Huidobro. No solo de ”La República” y los discursos verticales debería alimentarse la militancia de la CAP L, no se traguen cualquier pastilla, cuando dejamos que otros piensen por nosotros la mayoría de las veces los efectos colaterales son la disminución en la capacidad cerebral.

”Ese sillón lo ocupa un compañero elegido por y para el pueblo”,que yo sepa lo eligieron para senador, no para ocupar ese sillón en concreto, a menos que los divertículos de Rosadilla hayan participado de una secreta votación y se consideren parte del pueblo, perdonen el sarcasmo, pero a esta altura nada me extraña y ese sería un argumento del tipo del que los ”verdaderos” frenteamplistas podrían llegar a dar.

Una buena parte de la militancia se siente defraudada por actitudes y hechos puntuales, una parte del pueblo descubrió que no es suficiente que alguien se vista y hable como
ell@s para defenderlos y representarlos, muchos han dejado incluso de pertenecer al Frente Amplio, y no me refiero a los llamados radicales o de extrema izquierda, me refiero a militantes que depositaron un voto de confianza en los políticos que otrora fueron compañer@s.
Sueno-de-Huidobro.jpg
Parecería obvio, pero a cada momento hay que recordar que la Verdad y la Justicia son derechos de todos, no de las mayorías, forman parte de los tan vulnerados Derechos Humanos, deberían ser respetados, la Justicia debería existir sin importar pelos, colores o ideas, pese a los milicos o a los ex combatientes arrepentidos. No hubieron una docena de desaparecidos como dice Lacalle, no se torturó y violó casual y esporádicamente, si no sistemática y concienzudamente. En el año 83, no hace 40 años como muchos alegan, un grupo de jóvenes menores de edad del PC fueron sistemáticamente violados durante un período de tiempo, el doctor Roslik fue asesinado porque se les fue la mano en la tortura, seguía habiendo presos políticos en nuestro país y aún existía la condición de rehén, podría nombrar muchos casos más, pero prefiero que los busquen ustedes mismos. Los secuestros a niños no fueron accidentes, como no lo fue el Plan Cóndor, como no lo fue la operación Zanahoria, tampoco fueron consecuencia de una guerra entre dos demonios. Fue Terrorismo de Estado. Le represión pegó duro en todo el país y no necesitabas ser guerrillero para que te "encanaran" y torturaran. Muchos de los responsables y de quienes participaron en esa atrocidad siguen integrando las FFAA, muchos son hijos, familiares y alumnos de esos personajes, la cabeza no cambió, siguen ocultando información que para madres y familiares es muy importante y también lo es para la integridad de nuestro vapuleado pueblo. Los dos intentos a través de plebiscitos de anular la Ley Caduca fueron por distintos motivos grandes estafas en las que se engañó al pueblo y a la militancia, se argumentó inconstitucionalidad para evitar anular una ley de por si inconstitucional y se creó un trabalenguas de términos y definiciones para confundir a la gente, en el último intento de anularla (voto rosado), solo pudieron manifestarse por el sí quienes estaban absolutamente de acuerdo con anularla y que fueron por una diferencia mínima de votos, casi tantos como los que votaron al progresismo, el resto fue contabilizado en contra por la tramposa existencia de una papeleta única que algunos de los sectores del Frente no ensobraron ni promocionaron. Las violaciones a los DDHH que nuestras mal llamadas “tropas de paz” cometen en los países a los que van te pinta clarito una práctica que no ha cambiado, una cabeza tan enferma como la de quienes torturaban y violaban haciendo uso de la fuerza que las armas y posición les daban frente a quienes estaban en inferioridad de condiciones, actitud cobarde y rastrera a más no poder. Que eso se oculte, disfrace y justifique no habla nada bien de los políticos que a mi entender, de esa manera se convierten en cómplices del genocidio. Les recomiendo investigar las denuncias hechas en el Congo y en Haití y preguntarse por qué todo eso no es debidamente informado, investigado y castigado y sin embargo se disfraza, oculta y justifica. A lo que me refiero es que para discutir y afirmar algo es necesario sacarse las “anteojeras” y salir del discurso que nos repiten, hay que pensar con cabeza propia e informarse de los hechos. La represión no terminó en el 72 ni en el 73, fue una práctica que sostuvieron durante mucho tiempo. No se preguntan que pasó con quienes participaron o fueron testigos de las muertes y torturas?, piensan realmente que ya no integran las FFAA y que hubo un mágico recambio de gente y cabezas?. Entonces, dónde están esos torturadores? Tampoco se cuestionan el porqué de la actitud proteccionista asumida por Huidobro que ampara a personajes como Dalmao, Radaeli, Casella o Sarli?. Saben quiénes son esos personajes?

Escapamos del lavado de cerebro que nos intentaron hacer durante la dictadura, una lobotomía colectiva y sin embargo existen quienes buscan ampararse en quienes puedan pensar por ell@s, me pregunto si es una manera de evitar asumir responsabilidades a largo plazo y poder echarle a otros la culpa de nuestros fracasos, o simplemente una incapacidad innata para cuestionar, razonar y sacar conclusiones que lleva indefectiblemente a pedir prestadas las ideas que no podemos dar a luz por esfuerzo propio.


4 de febrero del 2012

 
Veronika Engler
http://www.simplesite.com/veronikaengler/3470628

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post

Muertevideano 02/06/2012 02:58


http://losmuertevideanos.blogspot.com/2012/02/yo-queria-ser-militar.html

Ivonne Leites. - Atea y sublevada. 02/06/2012 03:09



Muyyy bueno!!!!!


Mañana te lo expropio a primera hora, porque ahora me agarraste con un pie en el catre y los domingos me obligo a desconectar.