Uruguay: “Mano de obra barata”

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Uruguay
  
“Mano de obra barata”
 
 
Editorial
En Lucha Nº 3, octubre-noviembre 2011

 
312505_2556700196923_1236519386_33115554_218709496_n.jpgEl gobierno decidió responderles a los patrones que se quejan. Es que según una encuesta de la “consultora” Deloitte la aprobación de los empresarios acerca del “modelo que se aplica” viene en picada. Sobre todo porque “aumenta los costos laborales”.

Lo que es falso. Tanto, que el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) tuvo que salir al cruce del “discurso histórico” de las corporaciones empresariales divulgando un estudio que prueba lo contrario. En el documento elaborado por los técnicos del MTSS se indica que la productividad de los trabajadores no dejó de crecer en los últimos años, por lo que no pueden ser considerados como un problema los “costos laborales”.  Y mucho menos el salario. Porque entre enero y setiembre de 2011 (según dicho informe) el aumento salarial promedio fue de 3,7%, mientras que la productividad de los asalariados registró un incremento estimado de 4,5%. Este aceleramiento del “rendimiento por trabajador” no se limita al último año. Viene de más lejos. Mejor dicho, desde que el “progresismo” gobierna. Como da cuenta una investigación del semanario Búsqueda (29-9-2011): “entre 2006 y 2011 el incremento de la productividad del trabajo fue casi 23% para toda la economía”. Si a esto se le agrega el crecimiento sostenido del multiempleo (y en muchos casos la carga horaria) en ramas como la enseñanza, la salud, el transporte y las comunicaciones, la conclusión es una sola: aumentó la tasa de explotación.
 
No obstante, los patrones exigen más. Quieren “condiciones óptimas” para el “buen clima de negocios”. Y esas “condiciones óptimas” ya las conocemos: desregular las relaciones laborales, menos derechos sindicales, menos impuestos al capital y, ante todo, salarios más baratos todavía.

Las “discrepancias” entre gobierno y empresarios no atañen al proceso de acumulación y reproducción del capital. Por tanto, no cuestionan el proceso de apropiación privada de la riqueza social producida por el trabajo de los asalariados. Es decir, no “discrepan” sobre el fondo de un mecanismo cuyas consecuencias son conocidas: enriquecen a unos pocos y empobrecen a muchos otros. Gobierno y empresarios pueden, incluso, diferir sobre los instrumentos “redistributivos” que buscan alivianar la brecha de desigualdad social; pero coinciden en asegurar la explotación de la fuerza de trabajo.

En su reciente gira europea, Mujica volvió a reiterar que se somete a esta lógica expropiatoria del capitalismo. Ante 200 empresarios alemanes, reunidos en la Cámara de Comercio de Hamburgo, les ofreció como principal garantía las “ventajas” de un país que tiene abundante “mano de obra barata”. Tan “barata” que resulta atractiva al capital extranjero: en un año arribaron 1.300 millones de dólares. Excelente noticia para el “buen clima de negocios”·.

En cuanto al precio miserable de la fuerza de trabajo, el presidente cantó la justa. Si consideramos que más de 800.000 asalariados (de 1.300.000 cotizantes al Banco de Previsión Social) ganan menos de $10.000 mensuales. Y si tomamos como referencia el último informe del Instituto Nacional de Estadística (INE): el ingreso medio per cápita es de $11.163 mensuales. Lo que equivale a poco menos de dos salarios mínimos.

Podría haberse esperado una respuesta categórica del PIT-CNT ante tamaño insulto. Como también por los improperios presidenciales -que según los cables de prensa dejaron “perplejo” al auditorio germano- sobre la supuesta adicción de los uruguayos “a faltar al trabajo los lunes”. Hubiera sido pedir demasiado. Porque la “independencia política” que proclama tener el sindicalismo progresista -ni hablar de una concepción de clase- es apenas el recurso oportunista de una capa burocrática. Integrada política y materialmente al proyecto gubernamental.

Sin embargo, las luchas de resistencia no aflojan. Pese a la fragmentación sectorial y en ausencia de un plan centralizador de las demandas y las movilizaciones, la “conflictividad laboral” subió 36% en octubre. Miles de trabajadores ocupan, hacen huelgas, salen a la calle, protestan. Se defienden. Porque la ofensiva está en manos de las clases propietarias. Y del gobierno que les administra sus bienes e intereses, siguiendo las ordenes de las instituciones financieras internacionales. A tal punto, que la misión del FMI que visitó el país recientemente para monitorear la política económica fue tajante en sus conclusiones: “No le hemos realizado ninguna recomendación fuerte al gobierno”. Porque la política económica “está en línea con los parámetros del FMI”. (El Observador, 5-10-2011)

Esta ofensiva del capital, que seguramente se irá reforzando en los próximos meses a  través de diversos mecanismos expropiadores -privatizaciones, exoneraciones tributarias a las empresas, recortes en la inversión social, austeridad salarial, violación de convenios, despidos, envíos al seguro de paro-, contará con otro factor de extorsión sobre la clase trabajadora: las consecuencias de la crisis capitalista internacional. De allí que se reiteren los llamados (chantajes) a la “prudencia”, rebajando demandas y cediendo derechos. Porque lo importante es el “interés general”. En definitiva, para que los trabajadores sigan pagando la factura. O sea: para que continúen hundidos en la penuria salarial, la precariedad laboral y la pobreza social. Nada nuevo. Muy sabiamente, Marx ya lo había advertido en El Capital: “La razón última de todas las verdaderas crisis reside siempre en la pobreza y el consumo reducido de las masas”.

Mientras tanto, continuaremos asistiendo a las operaciones políticas teñidas de parodia mediática. Un día por el “retiro” del presidenciable Tabaré Vázquez. Otro día por culpa del imperialista Sarkozy. En un caso para reubicar las piezas en el partido de gobierno. En el otro para mostrar que la “unidad nacional” funciona.  

 

 

boletín solidario de información
Correspondencia de Prensa
11 de noviembre 2011
Colectivo Militante - Agenda Radical
Montevideo - Uruguay
Redacción y suscripciones:
germain5@chasque.net

Ver también

 

Uruguay: 1º numero "en lucha"

artículo - 8/07/11 - Uruguay: 1º numero "En lucha" - estimados: compartimos el 1er. Numero del periodico "en lucha" - "por la unidad de los revolucionarios" saludos fraternos …

 

Uruguay: 2º numero "en lucha"

artículo - 1/09/11 - Uruguay: 2º numero "En lucha" - estimados: compartimos el 2do. Numero del periodico "en lucha" - "por la unidad de los revolucionarios" saludos fraternos …

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post