Uruguay: ”Mucho palo que aprendan…” de Veronika Engler

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

”Mucho palo que aprendan…” 

 

¿Fondo?... ¿no deberíamos llamarlo lío del Frente?

 

stop_represion.jpgEn su programa de radio de M24, Mujica hizo algunas declaraciones con respecto a los reclamos sobre la situación en algunos liceos de Montevideo, como en muchos otros temas se les está yendo la mano y con el paso del tiempo los argumentos y repartos de culpa se vuelven más peculiares. Considero que es importante analizar este tipo de situaciones, por lo menos para saber dónde nos paramos frente a temas tan delicados como este, que obviamente entra dentro de los DDHH.

El texto en cursiva y azul reproduce las frases textuales de Mujica, el resto es de mi cosecha.

 

“Hay algunas cabecitas muy atolondradas por el apuro, que creen que se pueden llevar todo por delante y éste es el lío de fondo que tenemos en la enseñanza"

 

¿Fondo?... ¿no deberíamos llamarlo lío del Frente?

 

De esa manera no se llegará al fondo de nada, porque si hay algo que tenemos de sobra en el Uruguay es problemas profundos que vienen desarrollándose desde hace años, problemas que quienes los padecen en mayor grado son siempre los mismos, los más pobres, los más carenciados, los más vulnerados. Los gobiernos pasan, las dictaduras también y los problemas permanecen. La educación hace agua por los cuatro costados, no hay que ser de derecha ni de izquierda para verlo. Los motivos son muchos, no así las soluciones. La seguridad, higiene y buen estado del liceo, es según el presidente, un asunto “secundario”. El mismo presidente que admira los adelantos de países del primer mundo y nos pide que emulemos su forma de trabajo es capaz de decir esto… Viví 22 años en un país del primer mundo, me eduque allí y tengo dos hijos que también se educaron y viven allí y les aseguro que esto es ampliamente contradictorio, No se habrá preguntado Mujica que es lo que hace que el nivel de educación sea mejor en esos países, donde para empezar los alumnos llegan en condiciones muy distintas a la secundaria, los sanitarios están en condiciones, existe material adecuado y por supuesto no se mueren de frío en invierno a pesar de las temperaturas bajo cero. La comida es gratuita y para todos igual, la literatura es también gratuita y existen salones adecuados a la cantidad de alumnos y a las materias que se dictan. En alguno de sus viajes, ¿no visitó el presidente centros de estudio para observar que era lo que debía imitar de esos países? ¿Realmente considera que la falta de agua potable y sanitarios es un asunto menor?, ¿cómo definiría Mujica a una izquierda que construye un “primer mundo” para los turistas y ricos y conserva el tercer mundo en los barrios periféricos y humildes?, ¿qué pasa por la cabeza de una izquierda que está más preocupada por la “defensa” de su país que la de sus ciudadanos civiles?

 

“no es de todo el gremio ni de todos los profesores. No nos chupamos el dedo, y el problema de los locales es secundario y la inmensa mayoría quiere dar clases y los uruguayos se dan cuenta de que cualquiera sean las dificultades no debiéramos tomar de rehenes a los muchachos y resolver los problemas entre todos”.

 

Coincido en que ya está demasiado grande como para chuparse el dedo, bien por él que no lo haga. En su lugar me preguntaría quién está tomando de rehén a quién, porque ellos tienen la sartén por el mango y sin embargo toman decisiones que están afectando a nuestra niñez y a nuestra juventud, son quienes pueden cambiar las reglas del juego, son los responsables. Sin ánimo de faltar el respeto, no creo que el presidente sepa mucho de educación, sin embargo estoy segura de que sabe que es indispensable educar a la gente para la que gente piense, argumente, pretenda desarrollarse y exija lo que le corresponde, claro que a partir de personas que piensan, surgen las discrepancias y exigencias, y a veces no se apagan con balas de goma (eso también lo sabe), o se desautorizan banalizando una problemática que a nadie le es ajena. Eso me lleva indefectiblemente a preguntarme quiénes son "todos"?  los que están de acuerdo con los tiempos y estrategias que el gobierno se puede o quiere permitir, o quienes padecen el problema y saben que es urgente darle una solución?, porque estos adolescentes lo necesitan ya, lo necesitaban ayer. Si quien discrepa con el gobierno le quiere poner el palo en la rueda o le hace el juego a la derecha, ¿dónde quedamos parados los que pensamos de otra manera, señor presidente?, Si quien piensa distinto es apartado, destituido, recambiado, alejado, ¿quiénes son "todos"?.

 

“hay una actitud de izquierdismo infantil en algunas cabezas, todo está mal, todo lo que esté en el país, porque si hablamos de Cuba o Irán está bien. Pero si está acá está mal. Es un izquierdismo que colabora con la derecha, que le hace el caldo gordo a la derecha”.

 

Diría que el juego a la derecha se lo hacen ustedes mismos al continuar con las deficientes políticas que ellos ya supieron aplicar y que todos vimos a donde nos llevaron. Lo hacen al perpetuar la Impunidad y el perdón a asesinos, al postergar soluciones para mejorar la educación, la salud y la erradicación de la pobreza mientras se gasta en armamento que sirve para reprimir a los uruguayos, como ya lo hemos comprobado. Lo hacen al acentuar la segregación territorial, al hacer más visibles los límites, más grande la brecha entre barrios ricos y pobres, ciudades ricas y pobres. Al reprimir y al justificar acciones y reacciones fascistas. Al contaminar, polucionar, y “agrointoxicar” nuestro suelo y nuestro aire. Lo hacen al dar el campo a quienes tienen medios a la vez que se lo niegan a familias que lo necesitan trabajar para sobrevivir. Lo hacen dándole la espalda a la lucha de Raúl Sendic y de UTAA sin que se les mueva un pelo de las ahora bien peinadas cabezas, o al exonerar de impuestos a las trasnacionales…hay más

 

“El izquierdismo como forma infantil llevando a la cosa casi al lirismo crítico permanente y tratando de evitar toda obra que sea de solución. Y con una actitud cuanto peor mejor´. Este es el problema de fondo que tiene la enseñanza y no lo otro”

 

Cómo un presidente puede decir semejante disparate solo lo sabemos los uruguayos, que a esta altura estamos acostumbrados. Aunque, acotación al margen, reconozco que me causó gracia lo del “lirismo crítico”. Se sacan y sacuden todas las responsabilidades que son responsabilidades del Estado; la salud, culpa de otros; la educación, culpa de otros; conflictos de todo tipo; culpa de otros, Derechos Humanos es la única “mea culpa” del Estado, no sea cosa, dios me libre y me guarde, que se culpe a los militares... La izquierda que piensa como él pensaba, o creímos que pensaba, pasó a ser  ”infantil” y el resto, que me perdone Mujica, a mi entender solo tiene de izquierda el tufillo de la fama que les quedó de los años mozos y rebeldes y el resto se divide en los que tienen intereses personales y los acólitos que no saben muy bien que apoyan, porque hablando claro y sencillo; si era lo de antes, no es lo de ahora y viceversa.

 

¿En que nos parecemos...?

 

Ahora se reprime, “pachecazo total”, pensará nuestro presidente emprender el camino de su amigo Piñera, hombre que no va por la izquierda, pero es “vox populi“, no como de este lado de la cordillera. Palos, balas de goma, equipos represivos para los que hay presupuesto, más sueldo, mejores viviendas, facilidades de préstamos... Consigna; si destino mayor presupuesto en la represión, ahorro en educación. Pero por favor... no me venga con que es responsabilidad de la “Izquierda infantil”, usted subestima a quienes bien conoce, no se olvide de que una parte de esa “izquierda infantil”, también lo conoce.

 

La desnutrición provoca daños irreversibles en la estatura y en las destrezas físicas y mentales de una persona.

 

Hoy en día se sabe que la desnutrición interfiere con el desarrollo cognitivo y la escolaridad de los niños, existen incluso diversos estudios realizados en distintas partes del mundo que se refieren al retardo en el crecimiento intrauterino (RCIU), la desnutrición energético proteica, y los programas de apoyo alimentario que ayudan a mitigar o disminuir este problema. Sin embargo somos un país de crédulos poco iluminados. Nos venden cualquier verso, nos mienten, pero además si protestamos por las mentiras con las que “nos alimentan”, nos reprimen y desautorizan...

 

Una construcción entre todos brama Mujica, “izquierda infantil“, “palos en la rueda“, “falta de paciencia“, y con ese látigo larga a los perros para dar más fuerza a sus palabras. Los que puedan deben votar, deben defender la alegría, deben confiar..., a pesar de los palos (me jugaría a que la gran mayoría lo votó), si no se convierten en “piezas de la derecha”, en “izquierda infantil” y otros interesantes epítetos. Para ser un digno representante de la izquierda de Mujica hay que tener paciencia, mucha paciencia, sobre todo cuando se trata de soluciones y mejoras que deberían haber sido resueltas hace tiempo. O cuando hay que mirar para otro lado y hacer la vista gorda a la despampanante falta de valores con la que actúan. En política al contrario que en las multiplicaciones, el orden de los factores altera el producto, y vaya si altera las expectativas de calidad de vida de muchas personas y su futuro. La miseria no espera, la desnutrición crece con sus consecuencias, se reproduce y se hace más fuerte, traspasa generaciones, arruina vidas todos los días, enferma, mata, tiene paciencia como Mujica, carece de piedad y no pacta con nadie. Pedro Bordaberry y Lacalle, están generosamente dispuestos a ayudar a exterminar a los que sobrevivan dándole cárcel precoz a los 16 años, por qué no a los 14 o a los 12 señores?, castigo por delincuente, por pobre, por no quedarte piola en tu marginación. Hay cosas que por más que las banalicemos, fueron, son y serán indispensables para el desarrollo de un pueblo, como la educación, como la salud, como los tan mentados Derechos Humanos, el mismo presidente lo declara aunque al actuar contradiga las palabras. Lo que nos pasa, en el sentido de las contradicciones es que a esta altura estamos más que acostumbrados a ese mecanismo, lo que por supuesto no quiere decir que lo aceptemos calladitos la boca como podría indicar el actual manual del “buen izquierdista”, sumiso y resignado, poseedor de una fe casi religiosa que lo prepare para justificar cualquier inquisición si es necesario.

 

Soy de las que lee prensa de distintos sectores, escucha programas e informativos de radios con análisis que por lo general tienden a justificar o a resaltar proezas del gobierno y dan un encare de la pobreza enseñándonos un cúmulo de cifras engañosas y adquiridas detrás de un escritorio con el apoyo de algún título que a pesar del mérito de la teoría, no te da el mínimo contacto con la realidad que viste y calza (o en algunos casos ni viste ni calza), realidad que no está solo en el cinturón periférico de Montevideo, se te estrella en la cara en el centro, en la Plaza Cagancha, porque es difícil encerrarla en los barrios donde se origina y se empeña en pasear su estampa de miseria por la ciudad en busca de quién tenga un pesito más para tirarle. Miro los informativos de la televisión uruguaya donde te escatiman noticias de la crisis y las catástrofes políticas y económicas mundiales, de las protestas y de la resistencia general, pero te regalan noticias de una mujer de muchos años (no recuerdo cuantos) que dio a luz un bebe por inseminación artificial u otras por el estilo. También leo y cuando puedo aporto algo a la prensa alternativa, leo esos artículos que muestran otra cara de la moneda que no debe ser difundida por la prensa apta para recibir publicidad estatal o de otros entes de poder, la prensa que Mujica llamaría de la “izquierda infantil“, que da puntos de vistas más variados y críticos (algo así como sacrílegos). Pero además tengo la mala costumbre de sumergirme en la otra realidad, esa que tiene nombre de pobre, que huele a pobre y tiene muchos hijos y una miseria increíble. Allí me encuentro de frente y sin anestesia con problemas de educación, de analfabetismo, de dificultades concretas de aprendizaje causadas en su mayoría por desnutrición de origen socioeconómica y cultural y agravados por la “herencia social”, con consecuencias que sin ser hereditarias se trasmiten de generación en generación, constato que la situación de estas familias empeora por la falta de higiene adecuada, compruebo que esto los hace propensos a adquirir un sinfín de enfermedades infecciosas y contagiosas.

 

Como una cuestión realmente de fondo y como información muy interesante y comprobable, les cuento lo que seguramente muchos de ustedes ya saben, pero que no está de más repetir: La nutrición inadecuada in útero o en los dos primeros años de la vida produce habitualmente modificaciones estructurales y funcionales en la corteza cerebral, sumado a esto es habitual encontrarse con una enorme carencia de estimulación psicomotriz en etapas críticas de desarrollo neuronal, lo que tiene como consecuencia una elevada cifra de niños y adolescentes con enorme dificultades de aprendizaje, alta deserción escolar y muchos pases por extra edad que resultan en niños con 6to año de escuela, pero totalmente analfabetos (claro que integran las estadísticas de niños con primaria completa). Cuando uno se interioriza en la problemática diaria de estos niños, le es fácil comprender porqué algunos de ellos evidencian incapacidad para resolver problemas que implican integración de funciones complejas, lo que en términos reales determina la existencia de disfunción intelectual. Problema de fondo le llamaría a esto, y allí está claramente marcado un punto de partida a donde atacar, lo del “infantilismo de izquierda”, aunque pintoresco en boca de Mujica, no es la causa real.

 

Lo mejor sería que consideráramos los factores sociales, geográficos, económicos, culturales y biológicos involucrados y atacáramos la enfermedad desde el verdadero “fondo”, no olvidemos la parasitosis, no olvidemos la contaminación por desechos tóxicos, los casos de plombemia y todo lo que disminuye y afecta la capacidad intelectual de niños suficientemente vapuleados por la vida. El presidente sabe como viven estos niños y el apoyo que reciben, hagamos escuelas atractivas, seguras, con alto grado de higiene, escuelas que los contengan, pongamos personal especializado, que lo importante no sea solo la cantidad de horas en la que los “almacenamos” en las escuelas, si no la calidad educativa, démosles de comer comida sana y abundante en las escuelas, creemos soluciones reales, planes familiares, investiguemos las zonas donde hay contaminantes. Actualicemos viejas investigaciones sobre el tema por ejemplo de la plombemia.

 

Si el Estado no invierte en soluciones drásticas para cambiar situaciones de extrema vulnerabilidad económica, si no gasta en recursos que permitan hacer un saneamiento ambiental, si no promueve campañas educativas de salud, sigue sin modificar los conceptos manteniendo un sinfín de condiciones inadecuadas de vida que tienen consecuencias nefastas.

 

Si algunos de estos niños llegan al liceo, necesitan más apoyo, más contención. Pero lo curioso es que aunque vengan de una zona carenciada y traigan consigo el estigma de la desnutrición y la pobreza, o pertenezcan a una clase obrera, media o alta, tienen derecho a la educación, a un lugar de estudio seguro, atractivo y adecuado para desarrollarse. Nadie tiene por qué estudiar en liceos desbordados de estudiantes, nos quejamos de ser pocos habitantes en el país, pero no podemos asegurar las comodidades básicas en un centro de estudios y como si eso fuera poco, a quienes lo exigen, se les reprime y desautoriza. ¿En dónde quedaron los valores de izquierda?, eso es lo que tenemos para esperar de la izquierda progresista?


Veronika Engler
http://www.simplesite.com/veronikaengler/3470624

 

Comentario agregado del Mau Mau

 

Claro que la Vero no tiene la culpa del subversivo ácido desoxirribonucleico que heredó del Dr. Henry Engler a quien el viejo Bebe consideraba en forma muy particular, como buen subversivo que también era.-
Siento un poco de pena como desperdicia - ardientemente y con razón - pólvora en chimangos. Es una uruguaya bien nacida y me consta que siente dolorosamente todo lo que dice , que no necesita pruebas ni demostración; y tampoco nadie se va a animar a polemizar.-
No pretendo intentar enmendarle la plana sino aportarle el resultado de mi haraganería que me lleva a ocuparme sólo de lo esencial pa' ahorrarme trabajo.-Como ni siquiera he completado una visión objetiva y científica del problema, mal podría aportar soluciones más o menos inmediatas.-
Lo macro a resolver es nuestra bi-centenaria estructura socio/económica que se sustenta en un pueblo que viene siendo manipulado, engañado, corrompido y pauperizado; devoto de la viveza criolla que genera el parasitismo estatal.-
Tengo la sospecha que si quitamos la mentira, la corrupción, la hipocresía, la joda y el paternalismo estatal el país se derrumba.-
Si algún día, ocurre el improbable milagro de que éste pueblo envilecido se ponga los pantalones y se proponga encarar la imprescindible lucha frontal contra los dueños del país deberá comenzar dando el primer insoslayable paso: doblar el brazo armado de la oligarquía que en éste país, es pequeña, pero hábil y poderosa. En Uruguay la tierra (su única fuente auténtica de recursos) está más concentrada que en Brasil: allá el 1% de los habitantes tiene el 50% del territorio, aqui: el 0.75% tiene el 75%!!!
Tomá pa' tu tía Eulalia, no es sólo el Maracaná de 1950bb
También le ganamos en la represión: AQUÍ FUÉ - porcentualmente - MUCHO MAYOR. En impunidad, por ahora, estamos empatados; pero yo confío en la celeste.-
MAU-MAU

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post