Uruguay: ¡¿Otra vez la pelota a lo Dña. María....?!.- Por Mau Mau

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

cartas del mau mauCon la vejez disminuye la vista, la audición, la libido y los ardores revolucionarios,sin llegar necesariamente a la sentencia pragmática de Haedo: "Si a los 20 años no se es revolucionario,no se es joven; pero si a los 40 años se sigue siendo revolucionario, se es un imbécil".-

La derecha, el fascismo, el sistema, las élites, los dueños de la tierra (y del país), el imperio; no sufren de ese desgaste que es propio de la izquierda y siguen firmes vigilando sus intereses.-

He descubierto -sorprendido- la desinformación del pueblo uruguayo sobre su realidad (no sólo histórica) y como sustenta lo que cree su idiosincrasia en fantasías y mentiras.-

Cuando yo arriesgo mis posibilidades de ser electo "Miss Simpatía" diciendo que éste es un pueblo reaccionario, pancista, de derecha, parásito, clasista e hipócrita; soy consciente de que estoy agrediendo el patriotismo que nos convoca cuando juega la selección. Pero si alguien dedica 7 años de su vida a entender la demostrable esencia incuestionable, va a llegar a las mismas conclusiones.-

Éste es un país de mentira que funciona con un mecanismo perverso - muy bien aceitado - que apenas comenzó a mostrar su verdadera red cloacal sobre la que se sustenta con la Financiera MONTY. -

Desde hace 200 años somos una gran feudo despoblado del que los habitantes de la otra república montevideana apenas se interesa y se ocupa, X que vive en su propio micro-cosmos aparentemente independiente.-

La inmadurez, el analfabetismo político, la cobardía y la incomprensión de éste pueblo cómodo pequeño burgués, que le dio la espalda a la "admirable alarma", de esa joven generación de clase media que estuvo dispuesta a inmolarse para dar vuelta la tortilla innecesariamente injusta, ha sido hábilmente encausado hacia éste sainete kafkiano mentiroso que todos simulamos compartir y legitimar por conveniencia.-

El país está enterrado hasta los ejes, y el pragmatismo de la izquierda geriátrica apostando incondicionalmente al capitalismo (que se está cayendo en todos lados), sólo va a servir para que la masa se concientice un poco más con la granítica realidad cuando llegue la hora de la verdad,que ahora está a la vuelta de la esquina.-
No se visualiza ningún indicio de que no habrá de continuar la joda bi-centenaria. Nuestra potente derecha está fortalecida después de su triunfo dónde alcanzó objetivos importantes. No solamente el desmantelamiento del minúsculo y poco popular MLN, sino todos los demás obstáculos que impedían o amenazaban los ávidos intereses de la oligarquía y del sistema.-
Debe ser de miedoso que soy nomás, pero a mí los números me asustan: cada uruguayo debe aportar ANUALMENTE 3.333 dólares en impuestos, X que el estado se patina 10.000.000.000 anuales de los cuales 3.600.000.000 van pa' pagar los intereses de la tarjeta de crédito con la que el estado (que somos todos), tira la casa X la ventana y manteca al techo.-
TODA la superficie del país es de 33.000 personas, pero....de las cuales sólo 14 tienen más de 1 millón de hectáreas y 2 mil y poquito tienen 7 millones, el 38% del total; el otro 38% lo vendieron (a un 87% de gringos) en 30.970.000.000 (MILLONES de Dólares) y pagaron 318 en impuestos. Durante el "progresismo" la élite - 3% de la población - pasó de un 50% a un 59% en la participación del PIB que roza los 50.000.000.000 de dólares - un 18% más - mientras que los asalariados DISMINUYERON de un 34% a un 30%, casi un 15% - ¿Qué tal?.-
Éste es el cangrejo que está abajo 'e la piedra, de lo que nadie habla ni 1/2 palabra.-
¿Entendés ahora Juanjulio, X qué se baten todos los récords de venta de O km.'s y 4X4 y quien los compra?
El país crece pa' los poquitos dueños del país. De disminuir la pobreza y el desempleo se ocupa el Instituto de Estadísticas.-


MAU-MAU

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post

Néstor 04/17/2012 13:53


Clínicamente diagnosticado con precisión.


Matemáticamente abordado con exactitud.


Lamentablemente real.