Uruguay: Por ahora, palabras

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

A 460 días de haber asumido, las principales propuestas manejadas personalmente por el presidente Mujica están aún en veremos

 

VIVIENDA: Plan Juntos
El plan de vivienda es el buque insignia de las políticas sociales que pretende llevar adelante José Mujica en su gobierno. Es para él lo que fue el Plan de Emergencia (y más tarde el Plan de Equidad) para Tabaré Vázquez. Pero mientras el Panes contaba con una hoja de ruta desde el comienzo (con colaboración de la Universidad de la República) y su lanzamiento solo se retrasó hasta mediados de 2005, el Plan Juntos todavía no deja de ser un proyecto.

Durante la campaña electoral, Mujica prometió que pondría a “laburar” a militares y presos en los primeros 15 días de gobierno para apresurar así la solución habitacional de las familias más desfavorecidas, pero casi 300 días después la iniciativa entró en el Parlamento y allí permanece hasta ahora. En mayo de 2010 firmó un decreto que declaró la emergencia habitacional y en agosto se creó la Fundación Juntos para recibir las donaciones privadas.

Por la más sonora de las promesas electorales, Mujica se propone beneficiar a 40 mil familias a través de la edificación de 5.000 viviendas nuevas y la realización de “mejoras” en unos 30 mil hogares de familias que, por ejemplo, no pueden costear la refacción de un techo o la construcción de un baño. Además, propuso realojar a 6.000 familias que hoy viven en zonas inundables o con problemas sanitarios. Todas estas “intervenciones” –como las denomina el proyecto– serán gratuitas para el beneficiario con la condición  de que aporte horas de trabajo.

Pero si la meta es levantar 5.000 viviendas antes de 2015, esto le da un margen al gobierno de 1.250 por año. Y si recién van 35 terminadas o muy avanzadas –según un relevamiento del suplemento Qué Pasa–,  a ese ritmo la colocación de todos los ladrillos terminaría en el año 2153 tras la participación de 29 gobiernos. Por eso Mujica, además de solidaridad, también pide velocidad. “La ley depende de que el Parlamento labure y apure el tranco”, dijo. En general, el Plan Juntos realizó 730 intervenciones en 2010.

Estas abarcaron a 2.977 personas repartidas en Cruz de Carrasco, Verdisol, Nuevo París, Luis Batlle Berres y camino Las Tropas, entre otras zonas.

Desde el 1º de marzo de 2010, Mujica ha dado muchos detalles. Propuso reciclar fábricas abandonadas para transformarlas en complejos habitacionales. También anunció que se apelaría al trabajo voluntario y a las donaciones. Dijo que él ya aportó casi US$ 100.000 de sus ingresos más una retroexcavadora, y calculó que es necesario que 500.000 uruguayos aporten $ 100 por mes durante dos años para conseguir los fondos.

Anunció que los presos producirían elementos como puertas, paneles de madera, bloques y ladrillos, y que los militares custodiarían los materiales de construcción. También que participaría el sindicato de la construcción. Pero detallado o no, todo va lento. Según Qué Pasa, solo 200 personas son voluntarias. Estas tienen que hacer los bloques mientras esperan por los materiales fabricados por los reclusos; y a que el gobierno ponga un ladrillo en el acelerador.


PRESTACIONES: Asignaciones para familias del campo
Mujica dijo que iba a ser una de las “pocas promesas” de la campaña electoral. “Es conveniencia nacional”, comentó.

La iniciativa de duplicar las asignaciones para las familias rurales fue nuevamente presentada en el primer Congreso de Ministros abierto celebrado en Artigas, en setiembre de 2010. En los últimos días, Mujica volvió sobre el tema y adelantó que se está estudiando un proyecto.


CARGOS: Delegados presidenciales

La aprobación del Presupuesto significó la salida a flote de esta iniciativa. Mujica la defendió a capa y espada frente la oposición, que los considera una figura de control sobre los intendentes opositores. La pelea redujo la cantidad de 19 coordinadores a seis.

Estos tienen la potestad de coordinar las políticas del gobierno central en una región determinada. Sin embargo, el Ejecutivo todavía no definió cuáles serán esas regiones ni quiénes serán esos hombres de confianza del presidente. “Estoy verde con eso”, dijo recientemente Mujica.


DEMOGRAFÍA: Inmigración de campesinos sudamericanos
Algunas ideas de Mujica han sido sido calificadas por sus opositores como disparates. Una de ellas, expresada en el polémico libro Pepe Coloquios, fue que indígenas ecuatorianos podrían ser una mano de obra útil si el Estado les ofrecía tierras para trabajar. “¿Por qué no llevar a la gente pobre a trabajar en el campo? Para mí es más fácil traer un indio ecuatoriano que llevar a los del ‘cante’ de acá”, dijo al periodista Alfredo García. Esto no se quedó en la anécdota.

El gobierno se plantea el mecanismo de la “importación” de campesinos sudamericanos para repoblar la campaña, dado que cada vez es más difícil conseguir mano de obra para el sector rural. Un dato: hay 5.000 aportantes rurales al BPS menos que hace tres años.

Si bien todavía no se concretó nada, el gobierno dice que está avanzando en silencio, realizando contactos para atraer inmigrantes. Además de los ecuatorianos, se recibieron planteos desde Paraguay para venir a trabajar al país.

En el Ejecutivo saben que esta idea puede traer consigo algunos problemas a la hora de concretarla. Por tanto, el gobierno no quiere iniciarla hasta tanto no tenga un plan para evitar asuntos tales como el tráfico de personas.

GOBIERNO: Acuerdos con la oposición
El presidente planteó la idea de acuerdos nacionales incluso desde antes de ganar la elección. Antes de la primera vuelta señaló que si ganaba, ya fuera con mayoría parlamentaria o sin ella, convocaría a todos los partidos para alcanzar acuerdos en cuatro áreas concretas (educación, seguridad, energía y medioambiente) y que otorgaría cargos a la oposición en los organismos autónomos y las empresas públicas. Así lo hizo al ganar.

 “La oposición asegura control y sale más barato que pagar auditorías, previene más y responsabiliza a todos. Además, si a la oposición le toca ser gobierno mañana, va a estar en mejores condiciones”, explicó.

Mujica pretendía que los documentos acordados en aquellas áreas fueran la base de políticas de Estado a aplicar en los próximos 30 años. Sin embargo, la llamada “política del abrazo” no conformó a todos, en especial, dentro de la interna del Frente Amplio. Y, por otra parte, se vio debilitada por la polémica en torno a la ley de Caducidad. 

PÚBLICOS: Reforma del Estado
La llamada “madre de todas las reformas” ya ha sido calificada como una obsesión de Mujica. Convencido de su importancia, fue a la sede del PIT-CNT para hablar sobre el tema días después del balotaje. Pero la aceleración del presidente quedó luego trasmutada a unas pocas iniciativas, entre ellas un decreto sobre el horario mínimo exigido y la “ventanilla única” para los llamados a cargos en la administración central.

Aunque se trata de medidas significativas, todavía están lejos de la metamorfosis que Mujica tiene en mente, enlentecida, por un lado, por la espera por el Presupuesto y, por otro, por la gran resistencia del gremio estatal.

Las más polémicas están adelante: cambios en el sistema de compras estatales, creación de un organismo especializado para los juicios contra oficinas gubernamentales, nueva reglamentación sobre las faltas de los funcionarios, nuevo régimen de ascensos y de posible redistribución de funcionarios de un ministerio a otro, y una modificación en la relación entre Poder Ejecutivo y empresas públicas.

Con todo, el propio Mujica ya moderó sus expectativas. Dijo que la reforma no podrá ser ni tan veloz ni tan a fondo como pretendía en un principio. Y que, para no repetir una escalada de conflictos, todos los pasos que se den serán negociados con los trabajadores.


ENSEÑANZA: Mejorar la educación
2010 iba a ser para la reforma del Estado y el 2011 para la educación. Así cambió Mujica sus prioridades (aunque fue uno de los ejes de su campaña y de su discurso de asunción).

A fin de año el gobierno recibió una nueva señal de cómo están las cosas: las pruebas PISA revelaron que siete de cada 10 alumnos de 15 años se encuentran por debajo del umbral mínimo requerido en  lectura, matemática y ciencia, según los estándares de la OCDE. Hoy, en educación, “hacemos el papel del bobo”, señaló.
Recién en febrero de 2011 se realizó la primera cumbre educativa pero no surgieron de allí propuestas concretas. En general, parece que el FA todavía no tiene ningún plan definido.

Una idea de Mujica es establecer por ley un mínimo de días de clase. Sin embargo, fueron los legisladores colorados Pedro Bordaberry y Ope Pasquet quienes presentaron un proyecto de ley para fijar un mínimo de 200 días de clase por año. Otra idea que Mujica ha lanzado es evaluar a los profesores según el desempeño de los alumnos.


El mandatario dijo que no va a tener problemas en enfrentarse con el FA y con el gobierno por este tema porque quiere medidas que den soluciones efectivas a los malos desempeños educativos.


PODER EJECUTIVO: Ministerio de Gobierno
En junio de 2010, con solo cuatro meses de gobierno encima, Mujica desistió de la idea de crear el Ministerio de Gobierno o Ministerio de la Presidencia que había anunciado durante la campaña electoral. Según dijo el mandatario, varios abogados le advirtieron que ese nuevo jerarca iba a estar “todo el día en el Parlamento”.

El cargo iba a recaer en el actual ministro del Interior, Eduardo Bonomi.
Entre otras funciones, la nueva cartera iba a oficiar de vocero del gobierno, iba a concentrar a los fiscales y a la Abogacía del Estado (es decir, coordinar la defensa legal en los juicios que se presenten contra el Estado).

El propio Bonomi había adelantado que su función sería “el seguimiento y monitoreo de las políticas de gobierno y la elaboración de propuestas estratégicas para que sean consideradas por el Consejo de Ministros”.

Así, el Ministerio de Gobierno no corrió con la misma suerte del Ministerio de Desarrollo Social que fue rápidamente establecido. El gobierno escapó de esta comparación diciendo que la cartera creada por Tabaré Vázquez en su momento era más urgente. La idea del Ministerio de Gobierno terminó enterrada definitivamente.

TRANSPORTE: Revitalización del ferrocarril
“Va a haber ferrocarril, va a haber ferrocarril. Tres veces lo digo. Va a haber ferrocarril”, insistió Mujica durante una visita al Congreso de Intendentes a un mes de haber sido electo. Durante la campaña había dicho que reclusos iban a colocar los durmientes. El objetivo es la “desmonopolización” del transporte terrestre, descongestionar las carreteras y potenciar el negocio de la movilización de cargas. 

Hasta dijo que iba a “hacer la guerra” a favor de su desarrollo. Pero luchar contra décadas de abandono no es un asunto sencillo. Dentro del oficialismo existen diferencias en torno a la reforma de AFE.

El proyecto de los ministerios de Economía y Transporte –que representa la visión del mandatario– coexiste con dos iniciativas: una redactada por el vicepresidente de AFE y otra del Movimiento de Participación Popular (MPP). 

AFE está embarcada en una etapa de refacción del tramo de 422 kilómetros que une Rivera con Pintado y espera obtener unos US$ 55 millones del Fondo de Convergencia Estructural del Mercosur y unos US$ 17,8 millones del Estado para avanzar con las obras.

EDUCACIÓN: Universidad pública en el interior
El presidente se ha pronunciado varias veces a favor de la creación de una universidad pública en el interior del país en el marco de un proyecto educativo a 25 o 30 años. “Las formas son negociables, pero el rumbo no”, expresó Mujica. 

La promesa electoral era plantear una reforma de la ley Orgánica de la Universidad de la República para permitir la descentralización en polos educativos en distintas localidades en función de la demanda local de profesionales (por ejemplo, una universidad especializada en ciencias agrarias y biológicas y medicina en el norte), con total autonomía y presupuestos particulares.

También lo era la realización de convenios con universidades argentinas y brasileñas para instalar centros en la frontera. Estas ideas despertaron resistencias dentro de la Udelar debido a la presencia de los grupos corporativos de los docentes, los funcionarios y los estudiantes.

En marzo de 2010, la Udelar presentó un borrador del proyecto de reforma de la ley Orgánica, pero todavía continúa sin ser un proyecto definitivo. El rector de la institución, Rodrigo Arocena, considera que es difícil que se legisle en este período.

Las dificultades de Primaria y Secundaria, donde hay problemas de repetición y ausentismo de los docentes, parecen que han desviado la atención de este tema.

 

El Observador

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post