Uruguay: Por la tierra y con Sendic…

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

ALAI, América Latina en Movimiento

2011-04-18

Alai.jpg

Uruguay

Por la tierra y con Sendic…

Gabriel Sánchez


 

En este 10 de setiembre de 1987 hubo múltiples organismos que volvieron a levantar en alto el Reglamento de Tierras elaborado en 1815 por Artigas, y con gran apoyo popular celebraron actos destinados a reclamar su cumplimiento. Y otra vez resonaron las sencillas frases de aquel Reglamento: "Artículo 6: (…) Se dedicará a fomentar con brazos útiles la población de la campaña. Para ello revisará en cada una de sus respectivas jurisdicciones los terrenos disponibles, y los sujetos dignos de esta gracia con prevención que los más infelices serán los más privilegiados. En consecuencia, los negros libres, los zambos de esta condición, los indios y los criollos pobres, todos podrán ser agraciados con suertes  de estancias (Fragmento del artículo El incumplimiento a 172 años del reglamento de artigas La tierra: un tema tabú que vuelve de Raúl Sendic http://www.archivochile.com/America_latina/JCR/MLN_T/sendic_de/sendicde0009.pdf )
 
Montevideo.- Parece que ando medio sensible últimamente y las noticias como la desaparición de la familia de Laurent Gbagbo (1) y que el mismo estaría siendo torturado…o de la amenaza a un periodista del casi seguro presidente de Haití me han conmocionado (2). Por eso cuando leí esta noticia, sentí un profundo dolor en el pecho…como si un puñal se me hubiera clavado, un dolor que habla de desilusión…y no entender nada… La noticia en cuestión es la siguiente… “El próximo 26 de abril a las 14:00 Hs el Instituto Nacional de Colonización desalojará con la justicia de Bella Unión al “único peludo” de las luchas cañeras de los ‘60 que recibió “un pedazo de tierra del latifundio Silva y Rosas”.
 
Para que todos entedamos el significado terrible de esto que además de una injusticia rayana en la canallada…es como el pisoteo del capital simbólico de un Uruguay de izquierda…
 
La viejas oligarquías latifundistas y la lucha de los 60 de los peludos cañeros que rodearon al Sendic y reclamaron el latifundio Silva y Rosas junto con la sangre, el sufrimiento, la lucha, que significo este itinerario histórico que marco a sangre y fuego la propuesta de ese movimiento, transformo a ese latifundio, en un símbolo… Ese pedacito de tierra dado a un peludo, es todo un símbolo, que rescata una bandera histórica, que los gobiernos progresistas tienen en el debe…Quisiera no decirlo, pero se me escapa de la garganta, estamos seguro que si el Bebe viviera, estaría atrincherado en ese pedacito de tierra, defendiendo la memoria histórica de una lucha heroica, por la tierra, para el pueblo…No entendemos, no entendemos nada, como el gobierno de impulso la Ley 18.187 en su articula 70 habla que el gobierno tiene preferencia sobre la venta de más de quinientas hectáreas y el instituto de colonización hace dos años que no la usa…lo que llama la atención, pretende tratar con criterios empresariales a este viejo peludo de 70 años, echándolo a la calle…En que estaba pensando Berterreche, cuando autorizó este desalojo, porque un mal año no le dio la rentabilidad, a este viejo peludo y ahora afuera y bailando hay que entregarle la tierra a alguien más rentable…
   Yo me pregunto si los históricos del MLN, los Marenales, los Mújica…saben esto…yo no lo puedo creer…
 
Injusto desalojo del trabajador Ney Thedy en Bella Unión
 
El próximo 26 de abril ...a las 14:00 Hs el Instituto Nacional de Colonización desalojará con la justicia de Bella Unión al “único peludo” de las luchas cañeras de los ‘60 que recibió “un pedazo de tierra del latifundio Silva y Rosas”.
 
Se trata de don Ney Thedy productor ganadero, que trabaja y vive en la Fracción Nº 52 de la Colonia Eduardo Acevedo, a 30 kms. de Bella Unión.
 
Actualmente después de mantener algunas rentas impagas el Instituto Nacional de Colonización, le quiere retirar el campo, para lo cual ha mal vendido animales con tal de no perder el predio, haciendo entrega de una abultada suma que el Directorio del INC no reconoce por estar vinculado familiarmente a la ocupación de los lecheros de Mandiyú.
 
Trabajadores rurales y colonos del litoral norte se concentrarán en solidaridad ese día a ejercer la resistencia pacífica en el predio para evitar el desalojo.
 
Ney Thedy Pintos
 
Don Ney Thedy Pintos de 70 años de edad, nació en la zona de como el dice “la Calpica” y comenzó a trabajar en las azucareras a los 7 años, donde según cuenta les daban a los gurises “los gringos” unos escardillos para limpiar los yuyos de las cañas. Plata no conocían, les pagaban con vales que tenían que gastarlos en la cantina del patrón. Nunca aprendió a leer o a escribir.
 
En los años 60 acompaña a Sendic en las marchas a Montevideo, denunciando las explotaciones antes mencionadas, y es detenido por la policía por varios días. Sus hijos los cría en una pequeña chacra fiscal sobre el Río Cuareim, donde complementaba su trabajo de cortador de caña con la cría de animales; vacas, chanchos, etc.
Ya en el año 1984, trabajó en una estancia entre Bella Unión y Tomás Gomensoro, donde cría animales a cambio de su trabajo, sin salario; situación que cambia en el año 90, donde debe retirarse ya que es despedido.
 
Sin querer desprenderse de sus bichos vive en los callejones de la zona pastoreando los animales; comenzando así gestiones ante el Instituto Nacional de Colonización, esperanzado de contar con algún pedazo de tierra, con el miedo según cuenta: “vaya a ser que estos viejos no se enteren que yo era de UTAA y no me den nada”; dando sus frutos en el año 1991 cuando es contemplado con una pequeña fracción de 218 hectáreas.
 
Se traslada con su familia a la Colonia y allí hay que hacer todo: corrales alambrados, pozo semisurgente, casa, etc; y vaya ironía del destino es el único peludo que le toca un pedazo de tierra del latifundio Silva y Rosas que fueron reclamados en su juventud. En esta zona de la Colonia Eduardo Acevedo tendría que terminar de criar a sus hijos que formarían familia.
 
Actualmente, después de mantener algunas rentas impagas, el Instituto Nacional de Colonización le quiere retirar el campo, donde ha mal vendido animales con tal de no perder el predio, haciendo entrega de una abultada suma que no es reconocida por la insensibilidad de quienes están frente al Instituto Nacional de Colonización, que lo consideran “colono incumplidor”.
 
No ha cumplido ¿con quien?, ¿con el país?; a pesar de que nunca fue a una escuela, sus hijos son gente de bien, inclusive su hija es maestra, sus nietos estudian, algunos en escuela agraria, y otros prontos para ingresar a la universidad.
 
Esa persona analfabeta ha tenido la sabiduría de conservar en su predio los últimos ejemplares añejos de algarrobos y ñandubays que hay en la zona (técnicos de INIA han recogido semillas de estos ejemplares para reproducirlos).
 
Habrá que preguntarles a los señores directores si todo tiene para ellos valor monetario qué valor tiene todo esto, el que sus hijos y nietos no sean una carga para la sociedad, o nunca hayan estado en el INAU, ni sean delincuentes, ni drogados.
 
Quizás su equivocación fue enseñarles a trabajar y a agachar la cabeza.
 
Notas
 
 
(1)
 
 
 
“Tierra pa’l que la trabaja” !No a este injusto desalojo en Colonia Eduardo Acevedo!
 
Grupo de Lecheros Mandiyú
 
Colectivo de organizaciones sociales de lucha por la tierra.
 
Nosotros todavía creemos en esa lucha iniciada por el Padre de la Patria, creemos, todavía en una reforma agraria posible y creemos en un instituto de Colonización administrado con justicia, priorizando al campesino pequeño y a los que muchas veces no le dan los números… puede impulsar un cambio cualitativo en la tenencia de la tierra…Por eso apelamos al Presidente de la República y a los históricos que participaron en esta lucha para que paren este desatino…y no dilapiden un capital histórico, que nos une a las luchas ancestrales por la tierra para el que la trabaja y enorme capital simbólico de la lucha de los peludos cañeros del 60…Dejen vivir el resto de su vida a ese hombre en paz en esa tierra a ese viejo luchador… que bien se lo ha ganado y rescaten el legado histórico e impulsen al Instituto de Colonización a una planificado, estudiada y justa reforma agraria que implique que la propiedad de la tierra es del pueblo…En momentos en que los sistemas económicos acumuladores se desmorona, rescatemos el gesto solidario y hondo de los hombres que son la tierra, que nacieron y se criaron en relación de amistad con la misma…Porque ellos son el futuro…el campesinado que unido a la tierra, la respeta, la conoce y la quiere, los otros, solo generan muerte, pobreza y desolación….Yo creo en ustedes, por eso hago este llamado…a los históricos…para rescatar esta historia…para los que vendrán…para repetir aquello de POR LA TIERRA Y CON SENDIC…
Nota anterior:

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post