Uruguay: Productores afectados por Aratirí prometen pelea (entrevista)

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

"No se les hará fácil sacarnos porque no es tan fácil venir y barrer a la gente"

Agropecuarios de Cerro Chato denunciaron ayer que la DINAMIGE empieza a otorgar a Aratiri permisos para ingreso a los campos indiscriminadamente.

“Empezó con 5 ó 6 mil hectáreas y vamos en 150 mil y siguen otorgando” , pero el 90% de los productores se resiste.

Sostienen que Aratiri salió a comprar campos indiscriminadamente para desalojar a la gente y sacarse de encima a quienes los enfrentan

De la mano de ARATIRI vino la instalación de la minería a cielo abierto en Uruguay, y con ella una serie de problemas graves para el país y su gente que exigen respuestas inmediatas de la sociedad antes de que sea
tarde.

Federico Cantera, Cristina Ramírez; Estela Rodríguez, Nelly Gómez, Pablo Lasalle y Mary Prieto, productores rurales, productores de “alimentos” como se definen que no aceptan la actividad minera y denuncian al gobierno, a la empresa y a las intendencias que dan su apoyo a Aratiri a cambio de “caminería”.

Acá ya no existe actividad económica en manos de nacionales son todos extranjeros afirmaron, al tiempo que denunciaron que Aratiri divide al pueblo dando puestos de trabajo que son utilizados como un chantaje para que la gente no hable.

Federico Cantera, cual es la razón de esta visita a Montevideo??

F. Cantera: Hoy volvimos porque a las siete de la noche (de ayer) tenemos una conversación en la Facultad de Humanidades donde vamos a mostrar unas diapositivas, fotos, y vamos a conversar sobre este tema y también dentro de un rato tenemos una reunión con el Rector de la Universidad. Vinimos otra vez a plantear este tema y dar un poco de información

Como que está en una situación de que no hay quien lo pare??
La decisión está tomada a nivel gubernamental ?

F. Cantera: Sí, parece que la mano de arriba quiere que salga o salga. Parecería que fuera así desde el momento que DINAMIGE empieza a otorgar permisos indiscriminadamente y no ha parado en este año prácticamente desde que empezó con 5 ó 6 mil hectáreas y vamos en 150 mil y siguen otorgando.

Hay 120 recursos de revocación de entrada en DINAMIGE, una prueba contundente de que el 90 % de los productores se ha negado a la entrada, está en conflicto total pero nadie ha tomado cartas en el asunto y no parece que nadie se preocupe por eso.
La posición de la gente está clarísima en el momento que el 90% de los
productores se niega a la entrada. Es clarísimo que los productores están en contra de esto.

Cristina, ¿tú que nos puedes contar, de qué zona eres?

Cristina Ramíerez: Mi esposo y yo somos de Florida. Estamos en lo que se dice las nacientes del río Yí que nace en nuestros campos y como Federico dice estamos con todos los padrones pedidos por la minera; tenemos unos pedidos por oro y otros pedidos por hierro.
También hemos presentado recursos ante DINAMIGE para que la minera no entre y estamos en la lucha porque creemos que estamos defendiendo, yo en este caso creo, que es defender la vida porque estamos en las nacientes del Yí, tenemos afluentes importantes del río Olimar, esa zona tiene unas corrientes subterráneas importantísimas, sobre todo en la zona de los cerros de Uría, del cerro Los Morochos que son los nombres de los cerros que ellos tienen concretado que van a explotar.
Yo conozco muy bien la zona porque he vivido muchos años ahí, la he recorrido varias veces; la he recorrido a caballo, nadie me está contando lo que voy a decir y concretamente en esos cerros que van a ser explotados hay unas corrientes subterráneas maravillosas que pienso que no se necesita tener mucho estudio para darse cuenta. Hay sumideros, tembladerales, agua que está brotando permanentemente
entre las piedras y que no para nunca.
Igual que Pablo Lasalle que es nacido y criado ahí y conoce la zona, él puede decir que lo que yo digo es así.
Nosotros tememos por la contaminación de todo eso y porque tenemos una visión de lo que hemos visto en Internet de lo que son las explotaciones mineras de este tipo a cielo abierto en otros países y es devastador. Por eso nosotros tenemos temor de todo esto y estamos luchando contra todas estas cosas para preservar el medio ambiente, porque nosotros vivimos de él entonces necesitamos que el medio ambiente sea sano para poder hacer lo que nosotros hacemos, que es producir.

Muchos de nosotros estamos entrando en esa situación de que el estrés nos está superando, no sabemos bien cómo va a terminar esto, tenemos
una incertidumbre total de lo que va a ser nuestro futuro; muchos de nosotros tememos por lo que le va a quedar a nuestros hijos porque nosotros ya hemos realizado el esfuerzo y a ellos no les va a quedar nada porque si esos cráteres van a tener 2 y 3 kilómetros de diámetro por 200, 300, o 500 de profundidad porque hasta donde encuentren hierro van a seguir excavando, en esa zona que es una zona de campos con un índice CONEAT alto, concretamente en nuestra zona tenemos un índice de 100 que son campos productivos totalmente y no para explotación minera.

Productores de alimentos variados?

F. Cantera: ahora hay otro factor que no había ocurrido, que es la salida indiscriminada de la empresa a comprar campos, ofertando.
Ya se han hecho negocios desde mi última visita hará un mes, se vendieron dos campos, uno de Bonilla

¿cuánto tiene?

Cristina: 1.980 hectáreas

F. Cantera: 1.980 hectáreas muy cerca de nuestras casas y en estos días salieron a comprar a 15 personas diferentes a ofertarles, cosa que la empresa había dicho que no era su política comprar campos sin embargo salieron a comprar campos indiscriminadamente, quizás como una estrategia para algo que estamos seguros: nos quieren sacar de arriba de la tierra. Lo principal acá es sacar a la gente de arriba de la tierra porque cuando no hay gente arriba de la tierra no hay controles, se ahorran las remediaciones y todo tipo de control.

Entonces ahora tenemos ese otro factor de que la empresa ha salido a comprar campos. Otro problema más que es bien grave como la compra directa sin esperar que venga la DINAMIGE, ya los campos son de ellos.

Es como la invasión final??

Pablo Lasalle: Como que nos obligan a salir porque si algunos venden ¿qué hacemos los que no queremos vender?

Ese sistema se practicó mucho con la forestación ?

F: Cantera: Claro, con la forestación se practicó mucho ese sistema de rodear a alguien porque nadie quiere quedar rodeado. Y los perjuicios que trae eso para la zona, de abandono del lugar

F. Cantera: Por eso nosotros decimos que es increíble que ante todo el tema de la extranjerización de la tierra que está tan candente nadie desde el poder político, desde algún poder o desde algún lugar se preocupe de que una empresa extranjera está comprando tierras indiscriminadamente en una zona poblada, la empresa está comprando los campos al lado del pueblo de Valentines, ya tienen varios campos comprados, en este momento están negociando con otros pegados al pueblo. Es increíble que nadie se preocupe por eso. Un tema que el Uruguay desgraciadamente todos los sectores de la economía del país están en manos de capitales extranjeros. La leche está totalmente pasando a manos de los capitales extranjeros, la soja, la forestación... Todos los sectores de la economía del país están extranjerizados. Y esa zona que se mantenía en manos de productores rurales que como puedes ver en este grupo todos somos parientes o conocidos de una vida. Y que se arruine toda esa zona que no estaba extranjerizada sino en manos de pequeños productores nos parece un crimen.

Estela ¿y vos cómo ves esto?

Estela Rodríguez: Yo veo esto horrible porque nos acostamos y nos levantamos siempre con esa incertidumbre de qué va a pasar y no lo hacemos tanto en mi caso por mi marido y por mí, sino por mis tres hijos y mis seis nietos. Les gusta el campo, se han criado en el campo y era lo que yo quería: lo que me dejaron mis padres poder dejárselo a ellos.

Todos habitan el mismo territorio entonces??

Estela: Sí, en distintas casas pero todos en Valentines. Mi casa está muy cerquita del pueblito Valentines, yo tengo prácticamente todos los padrones solicitados e incluso el de la casa que yo les comenté a Puntigliano ya Helga que es una geóloga, que si explotan ahí, no solamente explotan mi casa sino todo el pueblo porque generalmente las minas se hacen en lugares desiertos, no en poblaciones y muy cerquita. Hay campos pedidos allí alrededor del pueblo. Ahora, también es una pena porque todos nos conocemos como decía Federico pero esto de la minera ya hizo como una separación entre la población. Los que trabajan, que me parece estupendo que tengan buenos sueldos, nos critican a nosotros; dicen que tuvimos mucha bonanza y ahora nos toca a nosotros quedarnos atrás y adelantarse ellos y que nosotros somos los culpables de no querer que ellos tengan trabajo. Nosotros no es que no queremos que no tengan trabajo; lo que queremos es defender lo nuestro

Además tampoco el trabajo debe ser a costa de perder para siempre cosas tan valiosas como es el asentamiento de la gente en su lugar.

F. Cantera: Claro, pero tú sabes muy bien que pasó con BOTNIA, que estas grandes empresas utilizan la mano de obra, que son los caramelos de la inversión extranjera, pero ese caramelo, el dulce de la inversión extranjera, la mano de obra, la utilizan como un chantaje.

Precisamente aquí en Valentones todos sabemos que hay gente que está tomada en la empresa que no sabemos de qué trabajan. Muchas personas que ellos mismos lo dicen que no tienen nada para hacer. Esos puestos de trabajo están siendo utilizados en este momento como un chantaje para que la gente no hable.
Todos tenemos amigos o conocidos trabajando en la empresa. Pero nuestro deber y nuestra responsabilidad social como vecinos es decir lo que está mal. Esperemos que duren esos puestos y no vaya a ser como BOTNIA que hoy en día Fray Bentos es uno de los lugares que tiene más desocupación del Uruguay.

Solo 210 personas trabajan de todo Río Negro

Cristina: Como decía Estela eso ya significa que hay un daño social porque hay división entre la gente del pueblo y eso lo considero un daño social. Y también considero un daño social que todos los chiquilines que tienen 18 años y están cursando quinto y sexto año del liceo están dejando de estudiar para meterse a trabajar en una mina por un sueldo. Eso es un daño social porque en 10 ó 15 años que dure la mina
o cuando ellos se vayan, esa muchachada que quedó sin estudio y sin una carrera ¿qué van a hacer?

Estela: Y sin campo también

Cristina: Y sin los campos donde trabajaban antes los padres porque la mayoría de los padres son gente que trabaja en el campo.

Después que se pone en marcha una maquinaria de producción de una mina a cielo abierto no podemos esperar reconstruir bases productivas el día que no haya más yacimientos. Es bastante difícil, costaría mucho. Es un tema realmente dramático.

Cristina: Ellos consideran que la minería y la ganadería son compatibles. Yo por experiencia propia digo que no es, porque nosotros tuvimos que sacar unos animales porque cambia totalmente el hábitat del animal porque trabajan las 24 horas del día, los camiones y camionetas que entran y salen y no por el mismo lugar, trillan todo el campo salvo a pedido del dueño entonces a veces empezaron a hacer como un tipo carretera. Después tienen la conversación, el ruido de las perforaciones, no tienen noche porque las maquinarias que trabajan de noche tienen unos focos muy potentes entonces es como que estuviera siempre de día, o sea que es estar en un hábitat totalmente distinto y los animales se estresan, como nos estresamos nosotros.

Nelly Gómez: Antes que nada muchas gracias por recibirnos, muy agradecida.
Estoy integrando este grupo con todos estos productores, soy vecina de Cristina y han hablado ya de todo lo que está ocurriendo y yo estoy a la espera de esto que es algo que inquieta porque estoy en Montevideo, pienso que va para afuera, que viene para acá y eso me crea un ir y venir pensando en qué día me va a llegar.
Preocupa mucho porque todos los que estamos acá hemos recibido los campos por parte de nuestros padres o nuestros abuelos.

F.Cantera: lo peor es querer hacernos creer que esta invasión es para el bien de todos, cuando es para el bien de unos pocos. Allá en Cerro Largo se acuerdan de la invasión portuguesa que también era para pacificar y para mejorar, era para el bien de todos y se terminaron robando todo el ganado y quedó la gente con hambre décadas y décadas. Y en este caso nos quieren hacer creer que es para el bien de todos cuando en realidad es para bien de unos pocos. Seguramente como siempre en este reparto los más débiles son los que terminan perdiendo

Lasalle: Vengo a acompañar porque somos todos de la misma zona, soy un pequeño productor del paraje Monzón, al límite con Durazno y yo tengo el mismo problema porque tanto mis padrones como el de mi madre están solicitados, estoy esperando que me llegue el cedulón para presentar el recurso en DINAMIGE como lo ha presentado todo el mundo. Yo la voy a pelear hasta lo último porque yo lo que tengo lo recibí de herencia pero lo he seguido manteniendo hasta ahora, lo he trabajado hasta ahora y si tuviera que perderlo sería con mucho dolor porque la verdad no sé... Mi abuelo siempre nos dijo: mientras hay tierra hay vida, el día que la tierra se les vaya se les va todo. Y estoy dispuesto a pelearla hasta lo último como buen padre de familia que me siento.
Yo estoy en ganadería, lana y carne. Es lo que hago. Trabajo con mi familia nada más, no tengo personal de afuera. Lo único que digo es que no está muerto el que pelea, somos toda una familia los productores y lo que pido si alguno está escuchando es que se asesore, que nos acompañe a todas las reuniones porque tenemos que estar todos unidos porque si no esto será muy difícil. Y ellos cada vez van comprando más a la gente del pueblo que yo veo que uno va al pueblo y lo están mirando como a sapo de otro pozo.

F. Cantera: Y las radios que compran porque aquí en Montevideo hay varias radios que están contratadas, todos los días está hablando Puntigliano. No es casualidad. Y ciertos diarios también

F. Cantera: Una de las esperanzas que tenemos nosotros es que tenemos una conciencia de zona, estamos sobre la tierra, queremos seguir sobre la tierra y no se les va a hacer muy fácil sacarnos porque acá hay gente que no se vende. Que no vende sus ideales ni su dignidad. Nosotros estamos sobre la tierra y no se les va a hacer tan fácil sacarnos porque no es tan fácil venir y barrer a la gente y jugar como están jugando porque se están pasando los derechos de la zona y de las personas, realmente quedaría feo decirlo pero les importan muy poquito los derechos de la gente y a los políticos menos. Están haciendo cualquier cosa y nosotros estamos sobre la tierra y no se les va a hacer nada fácil sacarnos a nosotros.

Lasalle: Somos productores, producimos para el país y todos los que trabajan en la minera comen lo que producimos nosotros ¿o no es así?

F. Cantera: Yo lo que veo es que soy joven, hace 16 años que empecé a trabajar allí cuando vine con mi abuelo pero estoy haciendo esto sobre todo por los más viejos que han dejado su vida, como la gente castigada por la seca que recién viene saliendo: Pablito, Quirón que perdió la mitad de su ganado en la seca dando ración para salvar su capital y cuando cree que salió de eso le cae ahora todo este vendaval Aratirí arriba. La gente que ha dejado toda su vida en la tierra luchando por su zona y ahora venir a destruir todo es increíble.

Mary Prieto: Muchas gracias por recibirnos. Y como usted lo dijo, nos están quitando las esperanzas. Es muy difícil enfrentar el día a día cuando los proyectos que uno siempre tiene para el campo nos preguntamos si vale la pena y haremos porque sentimos que nuestros días están contados. ¿O es lo que quiere la minera Aratirí?

Pero como dijo Pablo no va a ser tan fácil. Somos productores de tiempo completo, vivimos en el campo; y la vida en el campo es una vida muy dura, es una opción de vida en la que se sacrifica mucho, sacrificamos familia. Para poder darle estudio a nuestros hijos nos tenemos que separar de ellos desdemuy chicos. Y si soportamos eso podemos soportar mucho más.

Cristina: Si, hace pocos días nos pasó que nos ofrecieron la remediación del camino en la parte de entrada hasta un paso a nivel que serán unos 500 metros más o menos. El ofrecimiento vino de parte de la intendencia de Florida. Como era así nosotros dijimos bueno, sí, bienvenido porque tantos años sin que las intendencias nos arreglen los caminos que bueno, sirve, encantados que arreglen el camino. Y bueno, dijimos que sí y se trató que tal día comenzaban los trabajos.
Cuando comenzaron los trabajos empezamos a ver máquinas de Aratirí, camionetas de Aratirí para arriba y para abajo allí y dijimos ¿y esto? e incluso algunos vecinos alarmados nos avisaron que andaban camionetas de Aratirí y como nosotros teníamos recursos presentados acudimos enseguida.
Resulta que era que la intendencia de Florida había hecho un convenio con Aratirí para la remediación de caminos y eso a nosotros no se nos aclaró cuando dijimos que sí. Por consiguiente en ese mismo instante cortamos todos los trabajos y dijimos que nosotros con la empresa Aratirí no queríamos saber de nada. Cortamos los trabajos, le dijimos a la Intendencia que no, que dejara todo así y después la remediación la hicimos nosotros por cuenta nuestra nomás; nos juntamos los vecinos y terminamos el arreglo pero me parece a mí que es un mal manejo que la intendencia le ofrezca al productor arreglar un camino sin aclararle que detrás de esto está Aratirí porque me parece una forma indirecta de entrarle al productor o que después el productor tenga que agradecerle a la empresa por la remediación del camino, que pienso que es
lo que ellos buscan.

Lasalle: Durazno también entregó su caminería rural de esa zona a Aratirí. Si no lo firmó el intendente Irazábal lo firmará en estos días. Las
dos intendencias entregaron su caminería.

F. Cantera: Todo este tema de la inversión extranjera en este momento está teniendo una dimensión tan grande y es tal la afectación de todos los estratos económicos y territoriales que la gente está ya sin paciencia ninguna, el territorio ya no aguanta más.

Cristina: Escuché en unaradio el otro día que alguien dijo bueno, pero 120 mil hectáreas no es tanto. Hay gente que no tiene idea de la dimensión de lo que son 120 mil hectáreas. En el punto que yo me paro, que estoy a escasos 3, 4, 5 kilómetros de la zona a explotar, miro y todo lo que abarca mi vista alrededor, todo alrededor, está pedido por la minera.
Donde alcance la vista, el horizonte, todo está pedido.
Alrededor, en circunferencia O sea quizás sea poco el territorio para otros países muy grandes, pero para el Uruguay que es chiquito pienso que es demasiado

F. Cantera: Y es el doble del departamento de Montevideo o sea que le estamos entregando un departamento.
Ellos dicen que no van a hacer todo ese territorio de minas pero lo están prospectando y el día de mañana... Y esta es una empresa junior, es una empresa que se dedica a la especulación de los descubrimientos que después le vende.. Porque esa es otra de las mentiras que dicen

«Minera Aratirí» Esta es una empresa junior que después se dedica a venderle los proyectos a otras grandes mineras así que después puede entrar otra minera mucho más grande y después que esté todo prospectado ¿dónde vamos a parar?
Es decir que en el fondo se está entregando toda esa zona para la minería, por más que digan que no.

¿De qué es dueño finalmente, el dueño de un campo?

F. Cantera: Incertidumbre total. Desde el momento que llegan esos geólogos a tu casa y te piden que tus campos están denunciados, que ya la DINAMIGE no siguió los procedimientos que ahí está la sanción de
DINAMA porque lo que nosotros dijimos hace un año y pico de que no se habían seguido los procedimientos se comprobó, no se siguieron los procedimientos. Entonces desde el momento que tienes tu campo denunciado ya quedas como en un limbo que no sabes que va a pasar el día de mañana

Cristina: El productor rural es dueño de 20 centímetros, lo que se considera el suelo. Después de esos 20 centímetros es subsuelo y eso le pertenece al gobierno.

F. Cantera: Y además si es de interés estatal, el día de mañana el Estado podría decir bueno, esta gente no quiere salir, no quiere vender, lo de abajo es del Estado así que se le pone un precio, se expropia y para afuera, como pasa en Argentina entonces se saca a la gente y está, que al fin y al cabo todos estos gobiernos y los gobiernos de todos los países nos han demostrado que la gente es lo que menos importa, que lo que importa es la plata.

Nelly: En una de las tantas reuniones que tuvimos le hice la pregunta a Puntigliano de qué iba a pasar con esos 20 centímetros de suelo que en definitiva era lo único que nos pertenecía y que sabíamos muy bien que era la parte de la que nosotros producíamos y que era rica en microorganismos que eran favorables a las pasturas y todo eso y cómo iban a reponer ellos eso que iban a destruir porque era imposible recomponerlo.

Y entonces él me dijo y no sé si me quiso tomar el pelo, me dijo que eso ellos lo almacenaban y que después de terminados los trabajos lo volvían a extender.
Como él me lo dijo así yo le dije ¿y cómo, lo guardan en un freezer? Porque para guardarlo durante 20 años y esperar a que ellos terminen para poner ese suelo de vuelta... Y al final se tornó en una situación medio jocosa pero quedó ese interrogante que es la interrogante que tenemos nosotros todos porque en definitiva es de lo único que somos dueños: de esos 20 centímetros.
Tomado de

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post