Uruguay: ¿Quién fiscaliza la DINACIA? .- Por Mau Mau

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.


cartas del mau mauNadie. Por encima de ellos sólo está Dios que dispone de un "plafond" mayor.-
Cuando llevé adelante la campaña "Civilizar la Aviación Civil" me sorprendió la cantidad de regalías otorgadas por los sucesivos gobiernos con leyes que pasan desapercibidas para la mayoría de la población pero que suponen sumas millonarias en dólares. Denuncié con lujos de detalles a los compas del progresismo pero fue como besarla dormida.-
Cobran impuestos instaurados por la dictadura que contrarían leyes existentes, por ejemplo.-
Si a los milicos se les extraviaron 210 cadáveres y no recuerdan dónde los dejaron, no es de extrañar que el 35% de lo recaudado que está destinado a obras se les pierda también. Claro que las obras tampoco están.-
Es evidente que me estoy contradiciendo. Ya he dicho que éste no es un país pa' tomarlo en serio: La primera contraindicación es que podés reventar de bronca, y además si a la economía le sacás la joda entraríamos en una profunda crisis. Son cosas que las sabe todo el mundo pero que nadie las dice.
Debemos aceptar que la muerte de la Aviación Civil a manos de los milicos es tan definitiva como la del maestro Julio Castro y los otros 399 conciudadanos que lo acompañaron en el mismo destino.-
Uds. disculpen mi sentimentalismo de pequebú, pero a mí me duele pues fui testigo de la gesta para construirla ladrillo a ladrillo para que después terminara siendo un suculento "botín de guerra" que nada tenía que ver con la subversión ni la seguridad nacional.-
Mucho más doloroso fue el inconmensurable sufrimiento de toda una generación aplastada de la que también me tocó ser testigo privilegiado de primera fila.
Estamos en verano, es carnaval, en el 2014 tenemos Mundial y más Tabaré (¿o Danilo?) y éste es un país maravilloso pa' vivir y tomar mate aunque no se pueda volar más.-
                                                               MAU-MAU

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post