Uruguay: Renovación en el Frente Amplio

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

abril de 2012

 

brovetto_rondan.jpgHace algunos días presenciamos a través de los medios masivos de difusión, un espectáculo, que en mi manera de ver, representó una imagen patética y deprimente.

La flamante incorporación de la Sra. Glenda Roldán, proveniente del Partido Colorado a filas del Frente Amplio, rodeada de aplausos por parte de algunos dirigentes, quienes mostraran una sonrisa de oreja a oreja, como animando a una talentosa ganadora de trofeos de alguna disciplina deportiva o algo por el estilo.

La espectacularidad que se le dio al hecho, por parte de la dirigencia en pleno del FA., me hizo presagiar que algo muy grave está pasando en esa Fuerza Política. Quiero realizar algunas reflexiones para explicar por qué tengo esta idea, y presumo que muchos intérpretes de la realidad política de este país, militantes, ex-militantes, etc., de la izquierda uruguaya, coinciden conmigo en este aspecto.

 

LA GERONTOCRACIA EN EL PODER-

La imagen que transmitieron los medios mientras la Sra. Glenda hacía uso de la palabra, anunciando su integración a filas del Frente Amplio, mostraban a una tribuna repleta de personas, algunos pocos jóvenes, pero en su mayoría dirigentes de la tercera edad, dándole la bienvenida a uno de sus pares a su claustro (el término es bien venido, ya que la Señora fue recibida por el exrector de la Universidad de la República, ahora presidente del FA, dándole las palabras de bienvenida).


 

Ahora bien, analicemos lo más importante, el aporte que obtiene el FA., desde el punto de vista político, con esta incorporación.

¿Quién es la Sra. Glenda Roldán, en cuanto persona pública?: A mi juicio y en lo que he podido obtener como información desde distintas fuentes, se trata de un personaje mediático que fuera diputada y edila por el Partido Colorado, quien por otra parte, ha aparecido en distintos programas de televisión, los que probablemente la hayan convertido en un personaje pintoresco y hasta diría con un sesgo “farandulesco”. La vi en alguna ocasión enfrentada a la viuda del “Peluca” Valdez, (joven dirigente del “Movimiento Plancha”, integrante del mismo partido de Glenda, quien se suicidara algunos años atrás) en lo que parecería una cuestión personal entre ambas, donde pude comprobar que se maneja con un léxico de gran soltura, siendo esta quizás, una gran virtud a destacar; pero estoy tratando de encontrar en definitiva los aportes que le traerá a la mentada renovación del FA., tan anunciada por parte del Dr. Tabaré Vázquez y otros actores, a través de esta nueva adquisición.

Lo que se puede valorar como positivo, además de lo ya dicho en relación a su léxico, en la Sra. Glenda, es su honestidad, esgrimida por ella misma en su comentario a la prensa, no renegando de su procedencia batllista y de ser alumna del Dr. Julio Ma. Sanguinetti (de lo que puede tener Sanguinetti de batllista, porque según alguna información con la que cuento, la Mamá del Dr. Jorge Batlle, mucho más confiable políticamente que este último, lo rotulaba de vierista), ya que su formación política se la debe a él; por lo que podemos concluir sencillamente, que ese es su gran aporte. Más allá de que pueda existir alguna expectativa de parte de algunos dirigentes del partido que hoy nos gobierna de arrimarle algún voto desde afuera del mismo, sin considerar, o por lo menos, descartando la posibilidad de que no se fugue ningún votante desde adentro, por la misma situación.

 

 

 

NI GLENDA NI SANGUINETTI ESTÁN SOLOS-

 

En el año 1993, el Cr. Astori, hábil declarante y político, ya había hecho afirmaciones sutiles, pero elocuentes acerca del buen manejo que hacía el Dr. Sanguinetti de la macroeconomía: cito textualmente “(…) La visión económica del Foro (Batllista) es tan diferente a la del Frente Amplio que, en su conjunto, son inconciliables (confuso comentario). Sin embargo, en materia de conducción económica hay aspectos concretos en los que se pueden coincidir”* (Brecha, 22.2.93). Otras declaraciones de Astori en “El Observador Económico” (18.1.93) “(…)Es un momento de búsqueda de acuerdos. Creo que el Foro (Batllista) también está buscando acuerdos con el Frente Amplio. Creo que es una actitud positiva. (…) Hay que definir cosas nuevas, porque han pasado cosas nuevas. (…) Habría que adoptar una perspectiva absolutamente institucional. (…) Hay que adoptar criterios crecientemente profesionales, y así como en un futuro para designar a un director de un banco, no reparemos en que si es blanco, colorado, frenteamplista o nuevoespacista, sino en si tiene conocimientos y experiencia en materia bancaria, en materia del Estado, obviamente, lo mismo, debe ser para designar a un general; tengamos en cuenta exclusivamente sus antecedentes profesionales, sin inmiscuirnos en su orientación político-partidaria.”* Mientras el actual Ministro de Defensa, el exguerrillero Eleuterio Fernández Huidobro, realizaba las siguientes declaraciones acerca de esta misma temática: “(…) Es obvio que cualquier medida que el Frente quiera aplicar va a encontrar resistencia, pero si ya rebajamos al programa a esos extremos, yo voto al Foro Batllista, porque Sanguinetti es más creíble para aplicar ese programa.” (“Búsqueda” 29.5.93)*. Lo que nos lleva a concluir la coherencia que ha tenido el Cr. Astori desde inicio de los años 90, y que en mi criterio, en los hechos no tengo pruebas en contra, ha profundizado durante el gobierno del FA., aquel modelo económico anunciado y consecuentemente practicado por el propio Astori, como protagonista y conductor del mismo. De tal manera que no le puede caberle ningún reproche, ya que siempre se mantuvo en la misma línea, tal vez no visualizada por la mayoría de los militantes honestos de esta Fuerza Política, que esperaban un cambio de modelo, que permitiera la transformación social, planteada en los principios fundacionales desde su creación en el año 1971. Y en la que por su lucha, tan caro precio pagaron muchos de sus integrantes, algunos costándole la propia vida.

 

LA RENOVACIÓN NECESARIA-

 

Es notorio que hace muchísimo tiempo se visualiza contradicciones y puntos de desencuentro entre quienes se encargan del Gobierno del País en lo Nacional y algunas de las autoridades del propio Frente Amplio, que en ocasiones se remiten a sus Estatutos para cuestionar o modificar decisiones tomadas por aquellos, sobre todo en lo que tiene que ver con algunas cuestiones que se consideran de principios. Pues algunos que aún creen en el Frente Amplio como herramienta de transformación, generalmente quienes no ejercen funciones de gobierno, hacen a veces, cuestionamientos a actitudes que toman sus propios gobernantes y eso provoca malestar en estos dirigentes.

Está claro que el rol que hoy ejerce el FA. en el gobierno, dista mucho del que pretendía tener y para el que fue creado. El pragmatismo en el que está inmerso, la notable coyuntura económica de la región en el momento que le toca asumir como gobierno, hace que se vea abocado a sostener esta situación, que mientras tengan condiciones favorables en lo económico, garantizará triunfos electorales que le permitan continuar con “el mango de la sartén al firme”, por lo que hacer cambios generando mejores condiciones para la igualdad social, distanciarse de los lineamientos de los Organismos Financieros Internacionales, puede hacer peligrar la continuidad en el gobierno y el ascenso de sus dirigentes a los cargos con todo lo que ello significa. Por lo que hay que aplicar una política pragmática, que no le permita cometer errores, que los lleve a perder esa bicoca.

¿Qué es lo que debe realizar entonces para que esto continúe tal como está?

Justamente, adecuar al Frente a esta situación, ajustar sus Estatutos a esta forma de gobernar para que la armonía entre Gobierno y Partido Político, logren esa compatibilidad requerida, y para ello deberá tener otros mecanismos de funcionamiento, precisamente para que el Partido pueda ser funcional al pragmatismo del gobierno y no se vea periódicamente inmerso en esas contradicciones.

Pero para ello, es necesario también que no haya mucho debate de ideas, que no haya nada que pueda distorsionar esa posición fijada por sus máximos dirigentes, porque de lo contrario tales modificaciones no van a ser posibles.

Todos sabemos que prácticamente todos los viejos dirigentes de esta Fuerza Política piensan de esta manera, que algunos jóvenes que hoy se acercan a las estructuras dirigenciales no representan ningún peligro para estas concepciones, por eso les permiten acercarse. Y por parte de estos mismos jóvenes es una oportunidad de seguir una carrera política, con expectativa de llegar a altos cargos casi de inmediato. Por todo eso la celebración del ingreso de la Sra. Glenda Roldán al FA., es un acontecimiento digno de las páginas sociales del diario “El País de Uruguay”, donde se destacan eventos importantes, como por ejemplo casamientos entre integrantes de personas de la “alta sociedad”, sin más que eso: la celebración de un acontecimiento social que no requiere ni discusión política, ni cuestionamiento alguno. Así permanecemos en el tapete de la información, desviamos la atención de las cosas que verdaderamente interesan, aunque no sé si este mensaje no aleja a la juventud, y por lo tanto, lo que procura ser un hecho social positivo, termina siendo un hecho político negativo.

Mientras en ese mismo hecho se escucha desde las tribunas, el grito estridente de los espectadores: ¡¡todos somos Sanguinetti!!

 

“Vichadero” Romero

 

 

  • Los extractos periodísticos son extraídos del libro publicado por Nelson Caula y Hugo Machín que tiene por título “¿IZQUIERDA?, publicado por ROSEBUD EDICIONES en 1994 y que contiene entrevistas, citas y extractos periodísticos de la época (primera parte de la década del 90).

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post