Uruguay: Seguro de paro de hasta un año para la industria frigorífica

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Solución o mal remiendo

 

foica.jpgANTE LOS RECLAMOS de los sindicatos de la industria frigorífica, el gobierno decretó la extensión del seguro de paro para los obreros de esta industria hasta un año. Según el decreto los obreros con remuneración mensual fija o variable, recibirán el equivalente al 50% del promedio mensual delos salarios nominales computables percibidos en los seis meses inmediatos anteriores a configurarse la causal.

Los obreros que perciben su salario por día o por hora, el BPS les pagará una prestación "equivalente a 12 jornales mensuales", siendo que el monto se obtendrá dividiendo el total de las remuneraciones nominales percibidas por cada trabajador en los seis meses inmediatos anteriores a configurarse el causal, por 150".

Esto no abarca ni mucho menos a todos los trabajadores de la industria y lo vemos hoy con los casi 100 trabajadores despedidos de un día para el otro y sin derecho a cobrar nada en el frigorífico inglés que opera en Durazno, (BPU) como informáramos en nuestra edición del miércoles.

Evidentemente la medida es un paliativo que no resuelve el tema principal, que es la zafralidad de una industria que se ve afectada por una política económica que beneficia solamente al productor y al exportador y deja de lado al obrero.

El comercio exterior debería ser nacionalizado y la industria frigorífica también, solo así el país se aseguraría de controlar las exorbitantes ganancias que hoy reciben estos empresarios en su mayoría multinacionales extranjeras y se le aseguraría a los obreros no solo de la industria frigorífica sino también curtidores y hasta de la industria del calzado y de la vestimenta un trabajo sostenido con buenos salarios.

La medida también beneficiaría a los consumidores que podrían comer carne a precios accesibles y comprar productos de cuero nacionales, de la mejor calidad. Pero no es así, el gobierno insiste con ese juego de beneficios a la industria frigorífica con exoneraciones fiscales y a los productores nacionales y extranjeros con el permiso de vender ganado en pie.

Ahora se suma, un nuevo enclave en el centro del país, donde un consorcio árabe criará ganado vacuno para su exportación en pie.

Hoy por hoy, la industria vuelve a estancarse, y ya los obreros sienten la fragilidad del trabajo, el envío al seguro, y el despido liso y llano como sucede en el frigorífico inglés, BPU

 

M.L.

 

Tomado de

Diario La Juventud - Ates y Sublevada

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post