Uruguay: Sigue el partido de la IMPUNIDAD. NO fue eliminanda la CADUCIDAD

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

No Prescripción de los Crímenes de la Dictadura

Justicia ya

¿Qué podemos esperar de su aprobación reciente?

 

No FUE ELIMINADA la Ley de Caducidad

 

En un tiempo record y cerca del plazo de la prescripción de los delitos cometidos por la dictadura, el Parlamento a través de ambas cámaras, aprobó un proyecto de Ley que declara el carácter de Lesa Humanidad de dichos delitos.

El texto "restablece el pleno ejercicio de la pretensión punitiva del Estado para los delitos cometidos en aplicación del terrorismo de Estado hasta el 1º de marzo de 1985" comprendidos en la Ley de Caducidad.

En el segundo artículo establece que
"no se computará plazo alguno, procesal, de prescripción o de caducidad, en el período comprendido entre el 22 de diciembre de 1986 y la vigencia de esta ley para los delitos" antes mencionados.

El tercer artículo es el que establece el carácter de delitos de Lesa Humanidad.

Como ya se ha divulgado, incluso desde estas páginas (En Lucha No 1) los delitos de Lesa humanidad, según la Convención de San José (Costa Rica) y el Tratado de Roma (ambos suscritos por Uruguay) no prescriben (esto es, no tienen limite de plazo para ser objeto de juicio).

A este aspecto de dichas Convenciones y al fallo de la Corte Interamericana de DDHH- caso Gelman-es que se remite la ley aprobada, lo cual significa que los juicios contra los represores podrán continuar después de noviembre

A ello hay que agregar, según la opinión del Dr. Helios Sarthou la resolución 3074 de las Naciones Unidas, que es anterior al periodo en que se cometieron los delitos.

Sin embargo, no tiene asidero formal la opinión expresada por muchos medios y también por legisladores de la derecha tradicional, en el sentido de que ello implica la virtual supresión de la ley de Caducidad  Sarthou insiste al respecto de que lo aprobado va a ser evadido por los que no han sido aun procesados, con el argumento (de recibo en el derecho penal) de que deberían ser juzgados “de acuerdo a la norma más benigna”.

Solo la anulación de la nefasta ley de Caducidad asegura que ello no ocurra.

No obstante, al caracterizar dichos delitos como de Lesa humanidad y al considerar las Convenciones Internacionales en la materia, que los mismos “no pueden ser objeto por su carácter grave, ni de caducidad de la acción punitiva estatal, ni de amnistía o indulto “, puede abrirse la posibilidad de que cada juez en cada caso concreto (y eventualmente la Suprema Corte) decidan la no aplicabilidad de la ley de Impunidad.
Ello sin suprimir la vigencia formal de la misma.

Este es el “remedio” que encontraron los “leguleyos” del FA, para mantener la aberrante ley y (al mismo tiempo) “pasarle la pelota” al Poder Judicial, el que decidirá en el futuro la aplicabilidad de la reciente disposición legal votada.

 

El trasfondo político de este asunto

Van ya seis años largos de gobierno del FA De más de 400 integrantes de las FFAA y civiles inculpados por las organizaciones de DDHH, solo una docena y media han sido procesados y están  presos. 
Y en la búsqueda de los restos, solo tres, si se confirma el último hallado

Este magro resultado no se puede explicar  por obstáculos legales (como el haber heredado la vigencia de la ley de impunidad) pues el FA dispuso desde el primer día de mayorías parlamentarias formales para anularla.
Tampoco hay peligro alguno de un golpe militar, ni las clases dominantes necesitan impulsarlo, ni existen para el mismo las condiciones de los  años 72-73, ni hay una polarización política ni movilización social a frenar por esa vía.

 Ni siquiera la luz verde del imperialismo norteamericano, que ahora ( a diferencia de los años 70) aprueba todo lo hecho por el gobierno del FA en el terreno económico y social y le extiende a este gobierno como al anterior, su beneplácito como autor de “una gestión responsable y prudente”.

En realidad el objetivo del FA es que el tema de los DDHH relacionado con los crímenes de la dictadura, permanezca como una de las pocas “señas de identidad” que van diferenciando al mismo de los partidos llamados tradicionales.
Para ello era necesario que la posibilidad de juzgamiento de los represores no finalizara en noviembre.

Hay por otra parte mucha gente allegada a la militancia del FA y en particular al tema DDHH (que participa en todas las marchas de los 20 de Mayo) que es muy sensible a este punto, por los valores éticos y emocionales lógicos que conlleva.

Pero el valorar como positivo el hecho de que se haya eliminado ese techo de tiempo, no nos debe llevar a creer que con ello el FA quiere aplicar a rajatabla la posibilidad plena de que haya juicio y castigo a todos los culpables de los atroces crímenes cometidos.

Ya señalamos en una anterior edición de la existencia de un “verdadero partido de la impunidad” también actuando en el FA y aludimos a muchos hechos históricos que lo avalan:
la “ negociación “ entre dirigentes del MLN y militares en 1972, los pactos y acuerdos posteriores entre los mismos protagonistas militares y tupamaros, los acuerdos del Club Naval en 1984, el planteo frustrado de Tabaré Vázquez el 19 de Junio del 2009 de establecer “ un Punto Final”, la frustración del proyecto “interpretativo” de la Ley de Caducidad por el no-voto de Semproni, acordado “bajo cuerda” con Mujica, el intento de este de liberar a los represores detenidos en la prisión” de lujo” de la calle Domingo Arena por motivos de edad, la visita al general Dalmao, diciendo que el mismo “ se había comido un garrón”, entre otros hechos .

En la sesión parlamentaria se manifestó dicho” partido de la impunidad” por la voz del diputado Gamou, diciendo que la CAPL (que lidera Huidobro) votaba” por razones de estricta disciplina” el proyecto aprobado, lo mismo cabe deducir de la ausencia de Nin Novoa.
Ellos al menos se manifestaron, sin contar con otros que para sus adentros piensan lo mismo pero callan...

Conclusión:

ni justicia plena, ni tampoco (por razones de política identidaria y hasta electoral) dejar morir el tema
Esto es lo que busca el FA en este punto, más allá de los matices internos.

Porque además los gobiernos del FA, no solo no han cambiado para nada las directrices de la orientación macroeconómica neoliberal heredada de los gobiernos blanqui-colorados (para ello nada mejor que remitirse a las ultimas y vergonzosas declaraciones de Mujica en Nueva York sobre los trabajadores uruguayos, propias de un político derechista) sino tampoco la arquitectura y los mecanismos de acción político-institucional de la sociedad uruguaya en estos últimos años.

En ese contexto, nada se ha hecho para depurar a las FFAA de los cuadros militares de la pasada dictadura, ni inactivar el aparato represivo y de inteligencia interna, enfocado en la vigilancia y represión de la protesta política y social anti- sistémica
Ni tampoco en el fondo, liquidar la nefasta doctrina de la Seguridad Nacional en la formación de las nuevas generaciones de oficiales.

La condescendencia frente a las reiteradas declaraciones del Gral. Bonilla (en la última de las cuales, amenazo con no brindar más información de los desaparecidos, si se eliminaba la prescripción de los delitos de la dictadura, en un claro chantaje) muestra la  debilidad (a nuestro entender deliberada) del gobierno frente a los desbordes militares

 

La razón última de toda esta conducta 

 

 El gobierno del FA es un gobierno más que defiende el orden regido por el Gran Capital (nacional e internacional) y todos los gobiernos de ese tipo necesitan tener buenas relaciones con las FFAA, para tenerlas así disponibles como elementos de “disuasión” o incluso de represión, si se presentaran las circunstancias para ello.
Se trata entonces de circunscribir el tema “delitos de la dictadura” en una zona donde pueda cumplir la función identidaria ya citada y al mismo tiempo, no moleste para la buena relación con los  actuales Mandos militares.

La lucha por Juicio y Castigo tiene como trasfondo estratégico el cuestionamiento profundo de la responsabilidad institucional de las FFAA armadas de ayer y las de hoy y del conjunto del propio Estado (del que forman parte) en la represión cruenta de quienes luchaban en nuestro país por una sociedad sin explotadores ni explotados.

Debe apuntar a crear conciencia acerca del rol de estos institutos armados en una sociedad capitalista y en particular periférica, como el caso de Uruguay

Y de cómo sigue vigente su papel de ser los aseguradores materiales últimos del control del poder por parte de la oligarquía empresarial y el imperialismo, una vez que los mecanismos de control social e ideológico ya no funcionen como hasta ahora lo han hecho y la movilización política y social de los de abajo apunte decididamente al cuestionamiento de dicha dominación y a la construcción de una nueva sociedad solidaria y socialista .

 

             Agrupación Nacional ProUNIR

 

La Impunidad Todavía No Ha Sido Derrotada

 

La falta del ex diputado García Pintos dejo sin defensores explícitos a los militares delincuentes de lesa humanidad

Es claro que lo central de la ley aprobada era impedir que prescribieran los delitos de lesa humanidad y que la justicia recobrara su facultad de juzgar en forma independiente.

Así lo interpretaron todas las organizaciones de DDHH y los militantes que actuamos en esos temas.

Le costó mucho al FA encontrar una solución legislativa pero se logro

Toda la oposición política se unió contra la ley paro nadie salió a defender la inocencia de los militares implicados ni a justificar sus atrocidades

Los delincuentes militares   no tuvieron ningún García Pintos que los defendiesen y justificasen sus crímenes. Esto derivo en que la discusión se centrara en objeciones formales y en acusaciones contra el FA no vinculantes al tema Fue una defensa vergonzante que contribuyo a la derrota política de los militares golpistas

La mayoría de los que se opusieron a la ley trataron de desvincularse del terrorismo de estado e hicieron alardes de su papel opositor pero terminaron votando a favor de la impunidad

Por suerte ese desdoblamiento no se dio en la mayoría de los militantes de todos los partidos y cada uno actuó de acuerdo a su criterio sobre la impunidad y no a la decisión de sus dirigentes

Ahora más que nunca la justicia debe de acceder a todos los archivos oficiales

Es hora que el nuevo comandante en Jefe condene la práctica del terrorismo de  estado y no repita como sus antecesores la tesis de "algunos excesos individuales"

 

                              Lewis  Rostan


 

- postaporteñ@ nº648 - 2011-10-30

 

MPP   insistirá con Proyecto de Liberación a ex Militares



29.10.2011 | 11.57    EL ESPECTADOR

La senadora Lucía Topolansky dijo que planteará que los mayores de 70 años puedan ser liberados, un pensamiento que comparte con el presidente porque "no es bueno tener gente vieja en las cárceles cuando se está al final de la vida" y sostuvo que para ella lo más importante es "la verdad" y "no perseguir gente hasta debajo de la cama"

Sería una medida que comprende directamente a quienes tienen causas por violaciones a los DDHH.

La legisladora fue invitada a dar una charla con estudiantes de periodismo en el IPEP (Instituto Profesional de Enseñanza Periodística) y respondió durante más de dos horas preguntas sobre los más diversos temas que forman parte de la publicación de este viernes de la revista Caras y Caretas también.

Entre esos temas también estuvieron los Derechos Humanos. Allí expresó que este pensamiento por el que, dijo, “insistirán” y esperan contar con apoyos.

“Para mí lo más importante es la verdad. No tengo la cabeza de andar persiguiendo a nadie hasta debajo de la cama, porque lo peor que le puede pasar a un ser humano no es la sentencia de la Justicia sino la censura que le aplica la sociedad.
Si yo desentraño la verdad, aunque no le ponga castigo a ese individuo que hizo algo, la sociedad y el vecino le va a censurar.

Este pensamiento los comparto con el presidente, creemos que no es bueno tener gente vieja en las cárceles porque cuando se está al final de la vida... Todo es discutible, tengo la esperanza de que nuestro intento de resultado”, sostuvo.

Con la ley de humanización del sistema carcelario impulsada durante el gobierno de Tabaré Vázquez los mayores de 70 años pueden acogerse al arresto domiciliario, pero para evitar que los militares y civiles que habían cometido violaciones a los DDHH se pudieran ver beneficiados, se introdujo un aditivo que los excluía.
La propuesta apunta a ese sector de la sociedad.

En cuanto a las cárceles, Topolanksy agregó que había un hacinamiento importante y cuando la persona está hacinada, está enojada y eso no es bueno.

Dijo que en breve van a impulsar que las cárceles salgan de la órbita del Ministerio del Interior porque “no puede ser que quien te detiene sea el mismo que te rehabilite”

Agregó que el llamado que se hizo en la cartera del interior para soldados fue a efectos que cumplan funciones como custodias, algo  muy diferente porque “cuando están todos mezclados vienen los problemas” agregando que “los custodios estaban en todas las tranzas”

Reveló que la oferta de pasarse de un ministerio al otro es porque quieren “reformular las FFAA donde es necesario que sean más chicas y mejor pagas”

“No  necesitamos toda esa cantidad de efectivos, necesitamos mucho menos, no los vamos a tirar para afuera porque son funcionarios públicos y generaríamos desocupación.
Entonces damos esa oferta de corrimiento porque los policías ganan más que los soldados”

Ante los espacios que quedarán en los cuarteles, Topolansky dijo que hay que impulsar que la UTU y las FFAA firmen convenios para que se puedan dictar talleres de oficios en esos cuarteles que quedarán con espacios libres.

 

Comentarios

 

Después de haber tenido unos días de sosiego y reconfortado por haberse aprobado por vía parlamentaria la ley de que los delitos de lesa humanidad no prescriben y la no aplicabilidad de la ley de caducidad, conseguida tras largas luchas, discusiones, denuncias , etc., por la verdad y justicia, se vuelve a poner en el tapete el tema liberar a los " viejitos" militares, que después de sus respectivos juicios con todas las garantías y sin tocarles un pelo para que " cantaran", y no como lo hicieron ellos empleando los más crueles métodos de tortura con sus víctimas, hoy purgan su condena en una "cárcel" de lujo con todas las comodidades. 
Entonces para que servirá la ley recientemente aprobada si prácticamente todos los criminales de lesa humanidad van a ser liberados por viejitos.

Atentamente

Walter Martínez desde México

 

Primero, salta a la vista, al confundir la idea de 'liberación' con la del arresto domiciliario, cuál es la verdadera intención de esta pareja de  impunes impunadores contumaces.
Es completamente falso que el genocida añoso pueda volver a convivir con el resto de los seres humanos, por el solo hecho de haber gozado de impunidad hasta llegar a la edad avanzada.
Los crímenes del genocidio no prescriben, pero no por mero capricho de leguleyos, legisladores y diplomáticos, sino porque no está saldado en la sociedad el sentido de utilidad de la persecución penal.
Si los impunadores se salen con la suya, vendrán tiempos de escraches y repulsa pública activa, como ya está pasando en Argentina por culpa de la 'domiciliaria fácil' que está aplicando a los genocidas la Cámara de Casación inventada por el gobierno de Menem.
La idea que predomina, no sólo entre las personas víctimas, sino también entre las organizaciones víctimas, es la de darles el mismo trato que a los nazis: a donde vayan, los iremos a buscar.
Por eso, es falsa también la ilusión del presidente Mujica, de que el conflicto se terminará a medida que vayan muriendo los protagonistas

No se terminó el fascismo uruguayo a medida que fueron muriendo los protagonistas de la chirinada de Terra, y tampoco se terminará el repudio popular a los crímenes de la dictadura, porque han ofendido a toda la humanidad en general, y a todos los orientales en particular


HLVS justicia, justicia perseguirás, y no circo macabro ni remedo de condena



Jorge Brioso  desde San Martín

 Postaporteñ@

POSTA - postaporteñ@ nº648 - 2011-10-30

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post