Uruguay: Tabaré Vázquez: La mano (derecha) y las latas...

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

El martes clausuraron "las latas" del Penal de Libertad. Tabaré Vázquez mantuvo la palabra y jamas metió la mano en ESTAS latas. En las otras, hasta el codo!

Siempre me llamó la atención de que en la Comisión Nacional Pro Referéndum contra la Ley de Impunidad, fuera Secretario de FINANZAS (!). Donde hay dulce sobran moscas... 

Yo era Presidente de la Comisión Dptal. de Río Negro y ahí no había lata en la que meter la mano. Más de una vez, además de la paciencia teníamos que poner las biromes de nuestro bolsillo. 

Si algún día en el Uruguay llegara a triunfar la justicia, ésa que con porfiada tenacidad un pueblo bobo y aborregado se empeña en esquivar, este monigote tendría que ser uno de los primeros en ser enlatados en esas cloacas infames e inhumanas. 

Para más de un desgraciado, victima de la maquina de picar carne pobre que es la política económica del Uruguay, aferrada a su destino colonial; a su vocación de felpudo del Imperio, "las latas" eran letrinas frente a las cuales reculaban hasta los chanchos. 

Para un traidor sin escrúpulos, alcahuete de la dictadura, descarado lacayo de Bush como Jorgito, el llorón; ladero de obispos, cavernícola abanderado contra el aborto, coimero -tendría que explicarnos a los uruguayos con qué le untaron la cadena para pedalear tan rápido hasta las pasteras después de haberlas criticado desde el otro lado del mostrador- y mandadero del FMI, serían demasiado lujo.

Don Mario Benedetti, en uno de esos agudos ataques de senectud que en los últimos años siempre venían mezclados con reculada, agachada y bajada de lienzos al mejor estilo "progresista", tratando ayudarlo a la hora de evitarle el naufragio ético y político, le tiró con un salvavidas de plomo. No hay comedido que salga bien, pero fue más fuerte la incontinencia zalamera del otrora adalid de causas justas. 

Palabras más, palabras menos, dijo recogiéndose la cola de paja para darle la derecha-de la otra, a esa altura  le colgaba apenas un muñoncito- para darle, decía, la derecha al cacique cipayo de nombre charrúa: "Las pasteras se instalaron en Uruguay porque aquí la coima era más chica". Casi nada lo del ojo y lo tenía en la mano! 

Al lado de estos chorros de guante blanco, más de un "latero" es un gurí de teta.

Y los "intelectuales", los cantores de protesta y los escritores comprometidos?

Muy bien, gracias. En su país miran para otro lado pero cantan en Calamuchita, desalambran en Trenque Lauquen y se "indignan" en Plaza de Catalunya.

Mirá si se van a mostrar "indignados"-indignos sí, que es algo bien distinto- en la plaza uruguaya en la que la cachiporra "progresista"-como ellos-se ensañó con los artesanos! 

Mirá si van a prestar su canto para denunciar el procesamiento de jóvenes que, en un gesto de rabia y dignidad, quemaron la bandera yanqui!

Claro, éso no entra en sus jurisdicciones porque ocurrió en Uruguay y se trataba de compatriotas.

Además, la justicia era la de un país que a codazo limpio, siempre quiere ser el primero cuando se necesita un felpudo para que el Imperio se sacuda los pies antes de entrar con la ganzúa.

Frente a esa "justicia" ellos bajan el cogote y se cuadran.

Dicen que donde hubo fuego cenizas quedan.

Depende.

Yo diviso, apenas, un montoncito de basura. 

Debe ser el "país de primera", Madelòn!  


Gonzalo Solari

Toscana, Italia

Gonzalo-Solari.jpg

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post