Uruguay: Un mundo feliz.

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

UN MUNDO FELIZ

 

Hoy, La Juventud informa lo siguiente:

“El parlamento considera en estos días un proyecto de ley que reglamenta el instituto nacional de los derechos humanos creado en el anterior período de gobierno de Tabaré Vázquez."

El nuevo organismo contará con un directorio cuyo salario nominal será de $81.750 cada uno, tendrá 20 cargos administrativos, 3 cargos técnicos y 10 funcionarios en pases en comisión.

Según un documento que aborda el tema, este instituto tendrá un costo mensual de un millón de pesos.

Se reconoce que el Instituto no podrá emitir resoluciones que anulen actos de gobierno, solo podrá hacer recomendaciones.

Hasta aquí la información, más o menos textual.

Estamos salvados: A partir de la aprobación de esta ley habrá 5 amigos cuyos derechos humanos serán muy bien preservados (unas 60 luquitas en la mano todos los meses) y dejará de haber niños trabajando en condiciones insalubres, empleados y obreros ganando fracciones de los montos necesarios para la vida digna, presos en condiciones infrahumanas, los torturadores y asesinos de la dictadura no circularán más libres por la calle, etc, etc y otra vez etc.

Seguramente no habrá más terratenientes que no paguen impuestos, ni trasnacionales ídem.

Definitivamente, esto era lo que el país necesitaba.


Enviado por Economía Política y Trabajadores.

 

Nota de La Juventud

 

INSTITUTO NACIONAL DE DERECHOS HUMANOS.


PREPARE SU BOLSILLO PARLAMENTO

DISCUTE CREAR NUEVO ORGANISMO


Tendrá 5 directores que ganarían $81.750 líquidos, 20 cargos administrativos, 3 cargos técnicos y 10 funcionarios

Dicen que es para defender, promover y proteger los Derechos Humanos en este país

Para eso, creemos, los legisladores no necesitan más que cumplir su función

 

parlamento-Uruguay.jpgEL PARLAMENTO considera en estos días un proyecto de ley que reglamenta el instituto nacional de Derechos Humanos (INDDHH), creado en el anterior periodo de gobierno, conducido por el Dr. Tabaré Vázquez.

La pregunta surge inmediata ¿para qué ese instituto? considerado por sus impulsores como "vital". En realidad no se necesita, no es más que un nuevo invento del gobierno progresista, que no sabe hacer otra cosa que hacer crecer la burocracia.

Son organismos, sobre organismos cuál de todos más ineficaz, que solo sirven para generar gastos que salen del bolsillo de cada ciudadano.

Según el proyecto el objetivo es "la defensa, promoción y protección" de los derechos humanos "en toda su extensión".

Se supone que para esto está la Constitución dela República y los propios legisladores, así como el Poder Judicial. Pero además se reconoce que las resoluciones que de él emanen son "recomendaciones", por lo que "no podrán modificar ni anular actos administrativos o jurisdiccionales". O sea que es algo absolutamente accesorio.

El nuevo organismo contará con un directorio cuyo salario nominal será de $ 81.750 cada uno, tendrá 20 cargos administrativos, 3 cargos técnicos y 10 funcionarios en pases en comisión. Según un documento que aborda el tema, este instituto tendrá un costo mensual de $ 1 millón (US$ 54.000 al valor actual por mes.

Para defender, promover y proteger los Derechos Humanos en este país, los legisladores no necesitan más que cumplir su función  vigilar al Poder Ejecutivo en cuanto a que cumpla con sus funciones de gobierno, no votar Rendiciones de Cuentas o Presupuesto que releguen el cumplimiento de los derechos humanos fundamentales como son el derecho a la salud, a la educación, a la vivienda, a una seguridad social plena. Rechazar las exoneraciones tributarias a las inversiones y multinacionales, no votar los recursos destinados al pago de la deuda, sin previamente no se aseguran la asignación de recursos necesarios para terminar con la indigencia, la pobreza, el trabajo infantil.

Proponerse crear un Instituto Nacional de DDHH en un país en el que aún la gente se contamina con el agua porque el gobierno no ha sido capaz de construir un pozo para asegurarle el agua potable como sucede en una localidad de Río Negro, o como sucede a productores de Soriano y Rocha a quienes se les han secado sus fuentes de agua por la actividad de las forestadoras, es vergonzoso.

Esas son las obligaciones que en materia de Derechos Humanos deberían vigilar los legisladores y no seguir lucrando a costilla del pueblo.

 

Diario La Juventud - Ates y Sublevada

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post

MARIA ROSA WILAYA 07/16/2011 17:44



VALIOSISIMA REFLEXION


NO MAS INSTITUCIONES QUE JUSTIFIQUEN EL INCUMPLIMIENTO DE AQUELLO PARA LO QUE LEGISLAN


POR INSTITUCIONES QUE SIMPLIFIQUEN Y EXIJAN LA CALIDAD DE VIDA DE LAS PERSONAS


POR QUE LOS DERECHOS UNIVERSALES NOS UNAN COMO FAMILIA HUMANA


Y NO NOS DIVIDAN EN FUNCION DE LOS INTERESES MEDIATICOS DE LAS INSTITUCIONES DE LOS ESTADOS BENEFICIOARIOS


DESDE ESPAÑA POR EL 15 M DEL PUEBLO URUGUAYO


POR LA CIUDADANIA DE LOS VALORES HUMANOSSSSS