Valencia: Prostitución sí, ateos no

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

Rita Barberá permite anuncios de clubes de alterne pero prohibió una campaña que negaba la existencia de Dios por considerarla “una provocación”

Prostitución sí, ateos no
Los autobuses valencianos de la Entidad de Transporte Metropolitano (ETM), empresa de titularidad pública, publicitan prostíbulos de la ciudad desde hace varios días sin que ni el Ayuntamiento ni la Generalitat hagan nada para impedirlo. Sin embargo, el Gobierno municipal que dirige Rita Barberá prohibió una campaña atea hace dos años por considerarla “un disparate y una provocación”.

Campaña de prostitución en los autobuses de Valencia

 

 

“Tu cita con el placer” o “Hello baby” son algunos de los mensajes en los grandes cartelones que contienen imágenes provocativas, colocados en la parte trasera de decenas de autobuses valencianos de nueve líneas distintas.

El Ayuntamiento alega que no todos llevan esa publicidad
La gerente de la Agencia Valenciana de Movilidad, de la que depende la ETM, Mar Martínez, en declaraciones a Público intentó intentó quitar hierro al asunto al justificar que “no todos llevan este tipo de publicidad”. La responsable municipal agregó que las líneas se subcontratan a empresas privadas, y “no cabe fiscalización alguna” sobre los anuncios que colocan en sus autobuses.

La Generalitat dice que no estaba enterada
La Conselleria d’Infraestructures que dirige Isabel Boning, también consultada, se excusó con que desconocía que los autobuses públicos publicitan negocios que se dedican a la explotación sexual. Aunque reconoció que “personalmente” le parece “poco éticos” estos anuncios, se limitó a decir que el asunto “se mirará y se verá si son o no oportunos”.

La prohibición a los ateos
En 2009, ni el Ayuntamiento de Valencia ni la Generalitat que entonces presidía Francisco Camps, tuvieron dudas a la hora de prohibir una campaña publicitaria de la Asociació Valenciana d’Ateus y Lliurepensadors (Avall), que habían solicitado poner publicidad en los autobuses de la Empresa Municipal de Transporte (EMT), cuyo eslogan era: “Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta la vida” . Una iniciativa, que sin embargo, fue aprobada en Barcelona.

Barberá la consideró “una provocación”


Prostitución sí, ateos no

La alcaldesa valenciana, Rita Barberá, la calificó de “disparate y provocación” y aseguró que no iba a dedicar “ni un segundo a disipar el gran problema que tiene España”, en referencia la crisis económica y el índice de paro, por lo que lamentó que “cuando hay un problema serio salen otros debates para dispersar las ideas o correr un tupido velo”.

El objetivo de los promotores, sin embargo, estaba bien lejos de ser lo que Barberá intentó hacer creer. Según lo que explicaron sus organizadores, la campaña tenía el objetivo de sensibilizar a los ciudadanos ateos, no creyentes y librepensadores sobre la necesidad de hacerse visibles y de reivindicar los mismos derechos y libertades que se reconocen a otros ciudadanos por sus creencias religiosas.

 

elplural

Comentar este post