Wikipedia cierra su versión en italiano por la última ley de Berlusconi

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Internet siempre ha luchado y se ha entendido desde la neutralidad de la red. Este espacio colectivo, que inicialmente parecía destinado a solventar o reducir muchas de las desigualdades del mundo real, parece que está condenado a enfrentarse continuamente a numerosos enemigos en su camino.  Tanto desde el sector privado – como en el caso de la piratería – como desde el público ha padecido numerosas trabas y amenazas que coartaban su libertad.

Berlusconi ha sido el último en apuntarse a esta empresa e Italia puede convertirse en uno más de esos países en ser declarado enemigo de la libertad de Internet, lista en la que ahora entran países como China, Rusia, Corea del Norte aunque otros como Australia o Francia estén coqueteando con esta poco grata mención. El caso italiano es mucho más sonado, dado que la mayoría de estados presentes en la lista no son verdaderamente democráticos y su política contra la red se encuadra en un proyecto de censura global.

Il Cavaliere, por su parte, ha logrado afectar a uno de los proyectos más populares de Internet, tanto por su alabado modelo participativo como por su amplia difusión. Y lo ha conseguido merced a una ley propia de otra época, que ya denominan ley mordaza y cuyo único objetivo es salvar su maltrecha reputación mediante el silencio ciudadano.

Según esta ley todo comentario que alguien considere como ofensivo deberá ser retirado de la web a pesar de su posible veracidad bajo la anuencia, y sanción, de ciertos jueces que no podrán ser independientes por los propios contenidos de esta última reglamentación.

La crítica deviene imposible en aras de rescatar la imagen de ciertos próceres. Por ello, a las 20 horas, Wikipedia decidió sustituir todas sus páginas en italiano por una declaración en la que denunciaba el atropello, sólo poco después del cierre (y posterior reapertura) de la Nonciclopedia, su versión satírica que ha sido mucho más atacada desde el gobierno.

La popular web no puede seguir funcionando por el hecho de que su política impide y está firmemente en contra del control externo de lo que se escribe. La nueva ley exigiría una censura previa o una supervisión constante que no está dispuesta a efectuar.

No sabemos cuánto tiempo durará esta situación. Esto sea quizá más una huelga temporal que un cierre verdadero, dado que la clausura de la popular enciclopedia supone una crisis importante de legitimidad para Berlusconi y una más que posible reprimenda desde Europa, pero de todos modos constituye una acción injustificable, una más del polémico estadista.

Berlusconi está cosechando destacadas derrotas electorales en los últimos meses y rápidamente hace todo lo posible para que Finninvest, su gran empresa de telecomunicaciones que trata de moldear la opinión pública, le ayude a lograr una nueva legislatura. Su método consiste en continuar falsear la realidad y alcanzar una impunidad incompatible con la verdadera democracia.

Que la última víctima haya sido Wikipedia nos enseña dos cosas importantes: que la información veraz sigue siendo una de las mejores formas de contrapoder y que Internet es un espacio muy temido desde la política, un espacio en el que tampoco las webs aparentemente neutrales se salvan del peligro.


Edgar Straehle Porras /LibreRed.Net

Etiquetado en Europa

Comentar este post