El Salvador: Organizaciones ambientales rechazan propuesta de Asocio Público Privado

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Saludos fraternos. Nos alegra compartir esta información de la lucha social en El Salvador. 

La Mesa Nacional frente a la Minería Metálica de El Salvador manifestó, el lunes pasado,su rechazo a la propuesta de Asocio Público Privado que el Gobierno nacional ha impulsado recientemente. Las declaraciones de la organización ambiental se dan en el contexto de la oficialización del convenio de Asocio por el Crecimiento que Barack Obama anunciara en marzo de este año durante su visita al país centroamericano. 

 

La lucha contra la minería metálica en El Salvador ha logrado impedir el avance de proyectos de extracción de metales. Sin embargo, los sectores que se oponen a esta industria aún recienten la prohibición por ley de la minería metálica y ven en el anuncio que hiciera el gobierno de concesionar algunos "sectores estratégicos" del Estado, la oportunidad que las grandes transnacionales han estado esperando para explotar el subsuelo salvadoreño. 

-cid_ii_133a82eea881df04.png

Mesa frente a la Minería Metálica rechaza la propuesta de ley de

Asocio Público Privado

 -cid_ii_133a843857911245.png

La Mesa Nacional frente a la Minería Metálica ofreció hoy 15 de noviembre, conferencia de prensa

en rechazo a la propuesta de Asocio Público Privado



En el contexto de discusión de la Ley de Asocio Público-Privado y la reciente oficialización del acuerdo “Socios para el Crecimiento” de Estados Unidos, la Mesa Nacional frente a la Minería Metálica en rechazo a este nuevo intento de privatización de servicios públicos, a la opinión pública manifiesta:

 

Las propuestas de asocio público privado y el Asocio para el Crecimiento con Estados Unidos parecen, a todas luces, la continuación de políticas neoliberales de privatización de servicios públicos que afectarán los derechos económicos, sociales y culturales de la población salvadoreña.

 

La participación del sector privado, según lo establece la propuesta de ley, puede darse a través de la concesión de bienes u obras materiales de dominio público  o la concesión de la ejecución de una actividad de interés general. La propuesta también contempla la posibilidad de que una empresa utilice sus propios bienes para vender un servicio público. Como movimiento social organizado, nos preguntamos ¿Cuál es la diferencia, entonces, –si la hay- entre los contratos de asocio público privado con la privatización de servicios? ¿O se trata más bien de un disfraz con el que se quiere ocultar la aceptación de los designios de instancias como el Fondo Monetario Internacional?

 

Las pérdidas humanas y materiales que han afectado al país en los últimos años son el fiel reflejo de lo que un informe de Naciones Unidas en 2010: En El Salvador, cerca del 88.7 por ciento del territorio es susceptible a desastres y aproximadamente 95.4 por ciento de  su población está en riesgo (UNCAD, 2010). En estas condiciones y con la certeza de que en el país ya se han visto los graves efectos de otras medidas neoliberales  impulsadas (la privatización de algunos servicios, la privatización de la banca, la dolarización, la firma de Tratados de Libre Comercio, etc.) es preocupante que estemos repitiendo políticas que ya demostraron estar equivocadas. Mucho de la vulnerabilidad ante el Cambio Climático que sufre el país es el resultado de no controlar la actitud voraz  del mercado, que al final de cuentas, buscan el lucro y no el bienestar de las personas. ¡Cuántas veces no se ha comprobado este hecho!

 

Otro aspecto cuestionable que nos impulsa a rechazar la propuesta de Asocio Público Privado es la posibilidad de trasladar los costos de los servicios directamente a las y los usuarios. La figura de Contrato Autosostenible que contempla la propuesta parece un intento por seguir protegiendo los intereses del sector privado, otorgándoles flexibilidades para fijar precios considerando únicamente la rentabilidad económica y no las posibilidades económicas de las mayorías, para quienes se volvería más caro todo. 

 

De igual forma, es preocupante que la propuesta de ley contempla por ejemplo que si la Asamblea Legislativa no acepta dar la concesión de un servicio a una empresa, el Estado debe devolver a la empresa el gasto de la elaboración de proyecto u otros gastos a modo de indemnización. Esta indemnización será tomada de un fondo especial habilitado a través de la Banca Nacional de Desarrollo que estará a disposición de los privados.

 

Como Mesa Nacional frente a la Minería Metálica, en representación de las comunidades y organizaciones que la integran, manifestamos nuestra profunda preocupación ante el hecho de en que las informaciones disponibles no se contempla ninguna información sobre la explotación de yacimientos minerales en el subsuelo salvadoreño. Dicha información no existe en el documento y, por tanto, no podemos descartar que los intereses económicos estén pensando en activar la minería metálica, olvidando que esta industria no es factible , desde ningún punto de vista, en El Salvador. En este sentido, puesto que se ha elaborado un diagnóstico que ya reconoce a El Salvador como un territorio altamente vulnerable, sería esperable también incluir como uno de los puntos de partida de estos planes y programas de inversión, que la industria de extracción de metales es absolutamente inviable y no representa ninguna oportunidad estratégica para nuestro desarrollo.

 

Partiendo de la experiencia que hemos tenido en el pasado con el impulso de otras medidas neoliberales que han recortado la capacidad del Estado para ofrecer servicios públicos y que han ido haciendo más y más dependiente a la economía salvadoreña de préstamos del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial, etc., manifestamos nuestro  enérgico rechazo a la propuesta de ley de Asocio Público-Privado.

 

Desde una lógica por la sustentabilidad ambiental, exigimos a las autoridades del Gobierno y a los tomadores de decisión que en lugar de hacer valer los programas del FMI, hagan valer con la misma importancia y celeridad, los acuerdos y legislaciones que defienden la vida y los derechos de las personas. Desde esta perspectiva, proponemos la realización de Asocios Públicos-Comunitarios para la gestión sustentable de cuencas, bosques, zonas protegidas, etc.  La Constitución de la República y diversos tratados internacionales como el Convenio para la Conservación de la Biodiversidad del SICA, el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo OIT, la Convención de Río de 1992, la Declaración Universal de los Derechos Humanos reconocen este derecho de las poblaciones para participar y decidir sobre el uso que se le dará a los recursos de sus territorios. Esta dinámica, evidentemente, es contraria a los Asocio Públicos Privados y son nuestra apuesta para construir un modelo diferente de desarrollo.  

 

¡No a la propuesta de ley de Asocio Público Privado!

 


MESA NACIONAL FRENTE A LA MINERÍA METÁLICA


15 de noviembre de 2011


www.esnomineria.blogspot.com

-cid_ii_133a8349343e7f2a.png-cid_ii_133a8368815542eb.png

 

-cid_ii_133a8447a3191004.png


"La propuesta de Asocio Público-Privado es un disfraz de la privatización de servicios básicos. ¿Cuál es la diferencia? Es que no hay ". 

Ángel Ibarra, representante de la Mesa Nacional frente a la Minería Metálica

-cid_ii_133a84816d9c55cb.png

"En lugar de pensar en Asocios Público-Privados nosotros pensamos en Asocios Públicos-Comunitarios, porque son las comunidades las que están más interesadas en proteger los recursos . No son las empresas, 

que tiene su interés principal en el lucro. Mesa Nacional frente a la Minería Metálica" 

 

 

Comentar este post