Justicia colombiana condenó a otros tres ex legisladores uribistas por vínculos con paramilitares

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Las Autodefensas Unidas de Colombia tejieron alianzas con la élite política, al punto de que un centenar de dirigentes de diversos partidos son indagados por esos nexos.

La Corte Suprema de Justicia de Colombia anunció este miércoles la condena de tres ex congresistas que apoyaron la gestión del ex presidente Álvaro Uribe a siete años y cinco meses de prisión por encontrarles culpables de mantener vínculos con milicias paramilitares de extrema derecha, en otro episodio de lo que en Colombia se conoce como “parapolítica”.

Luis Alberto Gil, Alfonso Riaño y Oscar Reyes, electos parlamentarios a principios de los años 2000 por el departamento de Santander (noreste), fueron condenados por el delito de “concierto para promover grupos armados al margen de la ley” y deberán pagar además una multa de 3.600 millones de pesos (unos 2 millones de dólares) cada uno, informó el Supremo en un comunicado.

En particular, la Corte señaló que estos ex congresistas “tuvieron relación con las denominadas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC)”.

Las AUC, que combatían a las guerrillas izquierdistas, tejieron alianzas con la élite política, al punto de que un centenar de dirigentes de diversos partidos son indagados por esos nexos.

En 2011, la Corte declaró culpables a seis ex dirigentes políticos también por mantener vínculos con los paramilitares. De ellos, dos presidieron el Congreso y uno fue gobernador.

Los tres ex parlamentarios condenados este miércoles habían creado un movimiento político llamado Convergencia Ciudadana y actualmente se encuentran detenidos en la cárcel La Picota, en Bogotá.

Gil y Riaño, que también eran acusados por el delito de constreñimiento al elector, fueron absueltos por ese cargo, añadió la Corte.

Las AUC, que cometieron miles de crímenes atroces contra la población civil, pactaron entre 2003 y 2006 su desmovilización, en un proceso que les concedió beneficios procesales a cambio de información veraz sobre sus actos y reparación para sus víctimas.

El caso de la “parapolítica” se inició tras la confiscación en 2006 de una computadora del desmovilizado Rodrigo Tovar Pupo, alias “Jorge 40″, uno de los principales jefes de las AUC, detenido actualmente en Estados Unidos.

Desde entonces la Corte Suprema de Justicia ha investigado a cerca de una centena de congresistas que actuaron en los períodos legislativos 2002-2006 y 2006-2010, de los cuales más de 20 han sido condenados.

Fuente: La Radio del Sur

El Ciudadano

Comentar este post