Madrid: Por segunda vez en una semana, los vecinos de Lavapiés expulsa a la policía del barrio

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

Vecinos y vecinas de Lavapiés rechazan otra redada contra inmigrantes
Ante una presunta redada contra inmigrantes vecinxs de Lavapiés reaccionaron expulsando a la Policía Municipal.
Canal de anaalfageme1 | Para Kaos en la Red | Hoy

"Fuera del barrio". Gritos de los vecinos de Lavapiés en la tarde del martes 12 de julio de 2011 para echar a la Policía Municipal de Madrid del barrio, presuntamente por una redada contra inmigrantes. Vídeo tomado por una vecina de la plaza.

  

 

 

 

 

Lavapies será territorio libre

ana|13-07-2011

El barrio resiste!! como estoy confinada en mi casa cuando oigo ruido infernal de sirenas y mas sirenas...me asome y doblaban uno tras otro coches de policía y antidisturbios a la plaza..así que me puse las deportivas y baje corriendo
¡Increíble!!!   la 2º vez en una semana al grito de FUERA DEL BARRIO nos juntamos gente y más gente,   hubo un amago de carga pero al fin reculan andando hacia atrás detrás de sus escudos ( a uno se le cayo el palo al suelo de los nervios) también andando hacia atrás la caravana de furgones y patrulleros dsde arriba de la plaza hasta mas allá del teatro....!despues doblan por Miguel Servet y huyen a toda pastilla (sobre todo el patrullero mas chiquito que lo dejaron de cola con los municipales a bordo... casi se comen a los de adelante)  Después gritos y abrazos. Ahora tengo las deportivas siempre a mano  ¡Salud!

 

 


 

 

 

Madrid

Vecinos de Lavapiés vuelven a echar a la policía del barrio

Tras la detención de un sospechoso de venta de droga al por menor, una protesta espontánea de los ciudadanos del barrio madrileño ha hecho retroceder a las fuerzas de seguridad, que han detenido al joven inmigrante.

Digital2 | 13/07/2011
 
Los vecinos Lavapiés se han unido, una vez más, para alejar a la policía de las calles del barrio. Esta zona de la capital ha vuelto a ser el centro de una protesta contra la detención de un inmigrante, de origen senegalés, sospechoso de vender hachís en pequeñas cantidades. Según fuente policiales, las fuerzas de seguridad llevaban dos días siguiendo al senegalés, pero, una vez realizada la detención, los vecinos de Lavapiés han dado vida a una protesta espontánea y pacífica. Agencias locales aseguran que tras dos amagos de carga las fuerzas de seguridad han abandonado la Plaza de Lavapiés, escenario de la protesta.

Alejándose entre consignas como "fuera del barrio" y "ningún ser humano es ilegal", las unidades centrales de Seguridad de la Policía Munucipal han llevado al joven sospechoso hasta la comisaría. La unidad vecinal en contra de las frecuentes acciones policiales en el barrio, que a menudo se llevan a cabo siguiendo criterios raciales, ya se había comprobado el pasado 5 de julio, cuando los vecinos echaron a la policía tras la detención ilegal de un inmigrante que intentaba entrar en el metro sin el billete .

Asociaciones de vecinos del barrio llevan varios años denunciando las "redadas ilegales" efectuadas por la policía para detener a inmigrantes. A principios de 2009, tras varias denuncias de redadas indiscriminadas, el Minsiterio de Interior había comunicado que para la detención de inmigrantes se habrían usado “únicamente objetivos cualitativos, atendiendo a la problemática delincuencial”. Sin embargo, "los controles de identidad siguen sucediéndose en calles, locutorios y en las proximidades de edificios donde se realizan trámites para la regularización", además que en las mismas viviendas de los inmigrantes, como denunciaba en un reportaje de principios de 2010 le periódico local Diagonal.

Tomado de Rioja2

La primera expulsión del barrio:

MÁS DE 100 PERSONAS SE ENFRENTAN PACÍFICAMENTE AL GRITO DE: "NINGÚN SER HUMANO ES ILEGAL"

Vecinos de Lavapiés paran una redada racista y expulsan a la policía del barrio

Redacción / Fotos: OLMO CALVO

 

Más de 100 vecinos del barrio de Lavapiés en Madrid pararon ayer un control de documentación racista que se estaba llevando a cabo en el metro. La policía, en colaboración con el guardia de seguridad del metro, solicitaba papeles según el color de la piel. La protesta pacífica de los vecinos ante estos hechos en la calle, donde había un numeroso despliegue policial, consiguió parar la redada.

- Vea la fotogalería completa / Fotos: Olmo Calvo.

- Vídeo: El barrio de Lavapiés expulsa a la policía por hacer redadas ilegales a inmigrantes

- Acoso policial contra los inmigrantes
- Alfredo Pérez Rubalcaba: el tipo de la porra invisible

 

Decenas de vecinos pararon ayer por la tarde una redada de la policía nacional en el metro de Lavapiés en Madrid. Los policías se habían apostado al lado de los torniquetes del metro y estaban pidiendo la documentación a los usuarios según el color de su piel y de la apariencia física. En esta tarea también colaboraba de forma activa el agente de seguridad privada del metro.

Vecinos del barrio madrileño acudieron en auxilio de varios africanos detenidos y en poco tiempo fueron sumándose cada vez más jóvenes convocados a traves de mensajes de móvil hasta que se congregaron en la plaza más de 100 personas. Al grito de: "Ninguna persona es ilegal", los vecinos hicieron retroceder el númeroso despliegue policial y consiguieron parar la redada.

Al mismo tiempo, iban llegando varias furgonetas de policías antidisturbios preparados con cascos, porras y lanzapelotas de goma para cargar. Pero la resistencia pacífica de los vecinos logró expulsar finalmente a los policías del barrio. Pese a las protestas dos personas de origen subsahariano fueron detenidas.

Estos hechos no son nuevos. DIAGONAL ha denunciado en repetidas ocasiones las redadas racistas que se producen en este barrio de la ciudad y en otros barrios obreros de la capital, en los que se montán grandes dispositivos policiales para llevar a cabo controles de documentación que son requeridos siguiento criterios racistas por parte de la policía.

 

Diagonal Web

Etiquetado en Europa

Comentar este post

Saavedra 07/14/2011 19:41



Todo ilegal es ilegal, la discriminación es un DEBER para la policía, si no discriminaran entre razas, vestuarios, maneras o formas de actuar, se pediría
documentación a bebes, trabajadores de establecimientos, conductores de transportes públicos, agentes de correos, ambulancieros, trabajadores de la obra, inspectores de agua, luz y gas,
vendedores de cupones, barrenderos, y un largo etcétera. Eso sí, al término de su jornada laboral (menos el bebe que por su condición de neonato es difícil que cometa un crimen o sea ilegal por
voluntad propia) pasan a ser discriminados por la policía por ser un simple transeúnte más.


Discriminar significa seleccionar excluyendo.


Y mi pregunta es: Si dicha persona de nacionalidad Senegalesa hubiera sido un joven de Albacete, encasillado en los archivos policiales como consumidor y
suministrador de ḥashīsh, que hubiera entrado ilícitamente a los transportes metropolitanos, donde millones de personas gastan parte de su sueldo en comprar un billete, y dentro de esos limites
fuera detenido por los hombres y mujeres de seguridad, Que harían la llamada pertinente a los agentes de la ley;  entregando a las fuerzas del orden
al joven y saliera por los arcos de la entrada a brazos de la policía (incluyendo golpes, empujones bruscos e insultos al Albaceteño). ¿Cuantos hubieran salido en defensa del joven?


La doctrina moral os empujaría responder un *Yo hubiera ayudado al joven Albaceteño* pero la doctrina real es que la policía ha detenido un joven por entrar
ilícitamente en los transportes metropolitanos y que está acusado de tenencia, consumo y tráfico de ḥashīsh. Y como irremediablemente el albaceteño es caucásico, pasa sin pena ni gloria del
umbral de los transportes a un asiento trasero de un vehículo policial.
Creo que las autoridades pertinentes no tienen que ver nada en el
caso y se carga verbalmente con total impunidad contra ellos, si hubiera sido un joven caucásico lo hubieran tratado igual, los únicos que hacen distinciones son los componentes del grupo anti-todo
lo que yo no elija o lo que a mí me parezca.