Puerto Rico: ¡Todos contra el gasoducto!

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

Casa Pueblo, unido a grupos comunitarios, ambientales, sindicales, profesionales, científicos y otros opuestos al gasoducto del norte convocan al pueblo a la Marcha Nacional: Puerto Rico firme contra ‘Vía Verde’ a celebrarse el domingo 19 de febrero. El objetivo específico es demandar al gobernador Luis Fortuño que retire definitivamente el proyecto ‘Vía Verde’ dejando atrás el doble discurso, contratos, derroche de dinero, pérdida de tiempo en la vía incorrecta y las expropiaciones abusivas de familias puertorriqueñas.

La demanda al Gobernador está sustentada en que desde septiembre de 2010 se ha comprobado que este proyecto no es viable, no es una alternativa práctica, no reduce las facturas de la luz, no reduce la dependencia del petróleo y tampoco reduce la contaminación atmosférica. Este nefasto proyecto, tan impactante como la explotación minera propuesta en décadas pasadas, dejará una herida en nuestro recursos de aguas, forestales, arqueológicos y agrícolas, entre otros, a lo largo de 92 millas y que jamás cicatrizará, además de poner en riesgo a más de 200,000 compatriotas.

Prácticamente esta misma evidencia ha sido aceptada por el actual presidente de la Junta de Gobierno de la AEE, el ingeniero José Ortiz. Sin base, ni argumentos para continuar con la Vía Verde, el Gobernador está obligado a retirarlo. No hacerlo, como debió haberlo hecho antes, significa que Luis Fortuño viola su juramento de defender los intereses del pueblo de Puerto Rico y lo incapacita para gobernar al País.

“Esta marcha acompañada de valores, responsabilidad ciudadana y reclamando lo mejor para el porvenir de Puerto Rico lleva un mensaje al gobernador Fortuño y subsiguientes: los asuntos del país no pueden atenderse con alternativas impuestas, antidemocráticas y no participativas. Los problemas que nos aquejan a todos, desde la criminalidad a la conservación ambiental, se pueden atender satisfactoriamente mediante el diálogo y alianzas de iguales a iguales, entre comunidad, gobierno, sector económico, y muchos otros. Mantener una posición exclusivista entre unos pocos y excluyente con el pueblo no es manera correcta de gobernar”, acotó Alexis Massol, director de la organización comunitaria Casa Pueblo de Adjuntas.

La marcha saldrá a las 10:00 de la mañana desde las oficinas del Cuerpo de Ingenieros en Puerta de Tierra, pasando frente al Capitolio (llevando contundentes mensajes por su complicidad con esta agresión ambiental y pillaje) para culminar en La Fortaleza donde está el proponente y defensor de la mal llamada Vía Verde.

Por su parte, el abogado ambiental, Pedro Saadé, quien ha incoado pleitos legales para detener las expropiaciones en la ruta del gasoducto, reconoció la necesidad de expresión de la ciudadanía. “La movilización de todo un pueblo ha sido y sigue siendo esencial en oposición a este absurdo proyecto, más en esta etapa definitoria. Recordemos que esta disposición de demostrar nuestras objeciones con firmeza y total compromiso es un buen antídoto ante un historial de imposición y amañado proceso administrativo contra nuestro pueblo”.

Asimismo, Juan Camacho, líder comunitario de Toabajeños en Contra del Gasoducto, apuntó a que haya una transición del Gobierno hacia la transparencia procesal de cara a las alternativas energéticas que la AEE tenga a bien considerar. “Si bien nos complace que estén considerando las alternativas que hemos planteado en sustitución de la construcción del tubo, éstas no pueden ser un cheque en blanco. Tienen que plantearse y discutirse con los científicos, académicos y con las comunidades afectadas. El proceso tiene que re-comenzar”.

Aunque Luis Fortuño expresara que “este proyecto [Vía Verde] no lo despinta nadie”, el representante del Comité de Utuadeños en Contra del Gasoducto, Gustavo Casalduc, aseguró que “no hay quien vaya por encima de la voluntad de un pueblo” y que las comunidades están preparadas para “luchar hasta el final”.

De otro lado, Teresa Vélez Gandía, portavoz del Comité del Norte contra el Gasoducto que comprende los pueblos de Barceloneta, Manatí y Vega Baja, le solicitó al Gobernador “que haga expresiones públicas, formales y claras con todas las agencias envueltas en la construcción del gasoducto, como la AEE, JCA, Departamento de Recursos Naturales y otras. Y que diga públicamente que retirará la solicitud de permisos ante el USACE en Jacksonville, Florida. Que garantice que Puerto Rico no tendrá un cartel del gas natural y que escuche las propuestas de los grupos en contra del gasoducto para desarrollar fuentes sustentables en caso de que exista una real crisis energética”.

El capítulo de Sierra Club de Puerto Rico también anunció su apoyo a la marcha nacional, por medio de su presidente Orlando Negrón. “Hacemos un llamado de solidaridad a todos nuestros miembros y a amigos, para unirnos a Casa Pueblo y a todas las comunidades afectadas, para rechazar de una vez y por todas este mal concebido gasoducto. En especial hago un llamado a las comunidades del Corredor Ecológico del Noreste de Arecibo y Barceloneta que combaten la instalación de incineradores en sus pueblos, y a los miles que comparten nuestras excursiones por toda la Isla. La presente administración gubernamental ha perdido un cuatrienio improvisando en proyectos sin méritos para uno pocos, en lugar de impulsar con seriedad un verdadero desarrollo económico y social para todos”.

80grados

Comentar este post