Robo de bebés en Argentina: Piden que EE.UU. desclasifique todos los archivos

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

“Es muy bueno que aparezcan voces para que se haga justicia”, aseguró Estela de Carlotto en referencia a la declaración de un funcionario norteamericano que admitió que se sabía del robo de bebes .

Elliott Abrams, funcionario de la Secretaría de Estado norteamericana en 1982, declaró que EE.UU. sabía del robo de niños durante la dictadura y que la decisión de Bignone era no revisar el tema, informó Abuelas.

En ese sentido, Estela de Carlotto aseguró en diálogo con CN23 que de esta manera se “abren nuevas líneas de investigación” para avanzar en culpar a los culpables. “Necesitamos más información para comprobarlo”, agregó.

“Si esto lleva a confirmar que se apropiaron de nuestro nietos también se sabrá quienes son los apropiadores”, puntualizó, al tiempo que dijo que se trata de “la búsqueda de los 400 nietos que aún están ausentes”.

Además, Carlotto destacó que “es muy bueno que aparezcan voces que ayuden a la causa” en relación al testimonio de un funcionario estadounidense, Elliot Abrahms.

“Efectivamente para nosotros es la mejor demostración de la necesidad de que se desclasifiquen los archivos”, señaló el abogado de las Abuelas, Alan Iud, quien aclaró que Washington solo desclasificó los documentos del Departamento de Estado, no así “los archivos de la CIA o de la inteligencia militar”.

De acuerdo a Iud, “el presidente de EE.UU. (Barack Obama) tiene la potestad para desclasificarlos. El Congreso norteamericano ya trató este tema y el resultado fue negativo. Pretendemos que esto sirva para que se puedan avanzar”, dijo.

EE.UU. ESTABA AL TANTO DEL PLAN SISTEMÁTICO DE ROBO DE BEBÉS

Presidente de EE.UU. en esa época, Ronald Reagan

La organización Abuelas de Plaza de Mayo informó que, durante su declaración en la audiencia por el Plan Sistemático de Apropiación de Niños, Elliott Abrams ratificó que en 1982, cuando era un alto funcionario de la Secretaría de Estado norteamericana, el entonces embajador argentino, Lucio Alberto García del Solar, le informó que los desaparecidos estaban muertos pero que sus hijos habían sido entregados a otras familias para ser criados y que la decisión de Reynaldo Bignone al respecto era no revisar el tema.

Durante su presentación mediante una videoconferencia desde Washington, Elliott Abrams contó que él mismo redactó el memo de esa reunión con García del Solar, documento recientemente desclasificado de manera íntegra por el gobierno norteamericano. El ex Subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Estado explicó que de estas reuniones participaban generalmente otros funcionarios de su Departamento que redactaban los memos, pero en esa ocasión estuvieron ellos dos solos porque era una conversación “de suma importancia”.

Al ser interrogado sobre su conocimiento de la situación de la Argentina respecto de los niños apropiados, Abrams declaró: “Conocía este problema, estábamos al tanto de que algunos niños habían sido sustraídos estando los padres en prisión o fallecidos. Los sustraían y los entregaban”. Admitió, además, que evaluaban que era “un problema muy serio porque eran niños que estaban vivos” y profundizó: “Pensábamos que no se refería sólo a uno o dos niños o a uno o dos oficiales que hubiesen sustraído a los niños. Pensábamos que era un plan porque había mucha gente que encarcelaban o asesinaban, y nos parecía que el gobierno militar había decidido que algunos niños se entregaran a otras familias.”

Abrams contó que en el gobierno norteamericano circulaba el dato de que los represores no devolvían los niños a sus familias porque éstas “eran vistas como no aptas para criarlos, eran comunistas” y porque “en algunos casos las familias a los que las entregaban no podían tener hijos, entonces lo consideraban como una bendición para estas familias leales al régimen”. Dijo también que aunque “había muchas juntas militares en los países de América Latina y en Asia” no recuerda “ningún caso similar a este de niños sustraídos. Éste fue el peor”.

Tanto el memo al que se logró acceder como la declaración de Abrams constituyen pruebas importantes en la causa por el Plan sistemático de robo de niños. Las Abuelas de Plaza de Mayo redoblan el pedido para que se desclasifiquen todos los documentos de Estados Unidos, en particular de la CIA y el FBI, que puedan aportar información clave para encontrar a los nietos y nietas y condenar a los genocidas, informaron en un comunicado.

Vista de los documentos desclasificados sobre los que se basan las declaraciones de Abrams.

 


 

 

26 y 27 de enero de 2012

Publicado en www.diarioregistrado.com

El Ciudadano

Comentar este post