Uruguay: Huidobro, Ortiba póstumo

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Este canalla, colaborador actual de los milicos, o sea ortiba póstumo pretende atribuir a ambiciones económicas la aspiración, que es un derecho amparado por la constitución de la república, de que la aviación civil pase al ministerio de obras públicas, saliendo así de la órbita militar, en que está desde la dictadura, sin que dos gobiernos frenteamplistas se hayan molestado en rectificar este error contra la constitución y a favor de los milicos.

Este hecho ha sido reiteradamente sacudido por nuestro compañero el Mau-Mau.

 (Ver:  Uruguay: La rapiña de la aviación civil. “El explicado”.- por Mau Mau )

Ricardo Ferré



Huidobro: hay campaña contra Dinacia

El fantasma en la máquina
imagen

31.01.2012 

El ministro de Defensa Eleuterio Fernández Huidobro dijo que hay "una campaña contra la Dinacia" detrás de las fallas registradas en la operativa de los radares. "Hay un boom mundial de la aeronáutica", dijo, por lo que ""van a empezar a fallar los radares; hay un virus que no tiene que ver con la informática", opinó.

En opiniones recogidas por Subrayado, el ministro de Defensa Eleuterio Fernández Huidobro señaló que las fallas ocurridas en las últimas horas en los radares obedecen a que "estamos en las puertas de una campaña contra la Dinacia (Dirección Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica).

Para Fernández Huidobro, la conspiración se debe a "intereses que se están moviendo para pasar la Dinacia a otras órbitas", dado que "hay un boom mundial de la aeronáutica, y es un manjar suculento".

El ministro explicó que "mientras era un asunto de poco interés" el control de la navegación aérea "se encargaban los militares", pero como "eso empieza a dar mucha plata despierta ambiciones", por lo que "van a empezar a fallar los radares; hay un virus que no tiene que ver con la informática", vaticinó.

Fernández Huidobro aseguró que "tenemos una de las mejores radarizaciones de América Latina", y en breve habrá un nuevo radar, por lo que "Uruguay está muy bien en esa materia".


Montevideo Portal


No hay derecho a exigirle al Cro./Ministro Ñato que domine exhaustivamente todos los temas.- 

Respecto a la DINACIA (una de las tantas marcas comerciales de nuestro avivado militarismo criollo),  me permito aportar el siguiente material aclaratorio, histórico e informativo:

Hasta el año '73 la estupenda, numerosa, popular, barata y democrática aviación civil nacional fue creada, impulsada, sustentada y administrada exclusivamente por CIVILES.-

 La actual DINACIA instalada en el Aeropuerto privatizado de Carrasco en su suntuoso, moderno y caro edificio, es el inútil pretexto para que 700 familiares de milicos estén prendidos de las jugosas tetas del estado; es la "versión militar" de la Dirección de Aviación Civil instalada en un modesto 2º piso de la calle Zabala que albergaba unos 30 empleados que administraban TODA la aviación nacional.-

 Fueron justamente los pupilos del Cro./Ministro los que descubrieron y comenzaron a explotar el curro. Sobre el tema recomiendo el excelente libro de la autoría del propio Cro./Ministro sobre la privatización del Aeropuerto Nacional de Carrasco, actualmente en manos de capitales argentinos y regido por un General de aquél país.-

 La aviación civil uruguaya está aniquilada, lo que hay - como muy bien señala el Cro./Ministro - es el negocio que se montó a partir de ella, lo que está demostrado y fue denunciado hasta el cansancio lo que explica que meritorios Coroneles de la FAU S.A. ahorren de sus sueldos y lleguen a poseer empresas de taxi-aéreo equipadas con costosos aviones.-

 Sobre el tema existe un impenetrable manto de silencio X que hay mucha guita en juego. Son SESENTA MILLONES DE DÓLARES ANUALES con lo que la FAU S.A sustenta su presupuesto de 123 millones. Peso más, peso menos; ¿no, Ñato?.-

Sería importante que el pueblo reflexione sobre el dicho popular: "La culpa no la tiene el chancho, sino quien le da de comer".-

                    MAU-MAU  

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post