El racismo no tiene cabida en Kaos

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

Personalmente, me alegra muchísimo la decisión tomada por los compañeros del colectivo editorial de Kaosenlared.

No solo porque en mi condición de inmigrante, el articulo que genero la polémica me resulto nauseabundo. Sino porque efectivamente, un medio de comunicación alternativo, internacionalista, anticapitalista no puede dar nunca jamas espacio a que se fomente el racismo.

Creo que mantener una linea editorial y un criterio político, y procurar que el mismo se cumpla, no puede ser una opción en un medio alternativo, es lisa y llanamente, una obligación.

Saludo y celebro la resolución de este tema

Ivonne.L

 

 

El racismo no tiene cabida en Kaos: Respuesta a Jaime Richart
Que el lector de Kaosenlared, o de cualquier otro medio donde Jaime pueda publicar sus ataques, lea y juzgue por sí mismo. Nosotros lo tenemos claro, el racismo no tiene cabida en Kaos, aunque se vista con piel de cordero.
Colectivo Kaosenlared | Para Kaos en la Red | 3-11-2011

Ante los ataques lanzados por el ex colaborador de Kaosenlared, Jaime Richart, y ante la posibilidad de que ese artículo con tales ataques pueda ser reproducido en otros rincones webs, desde el Colectivo Kaosenlared nos vemos obligados a explicar el "conflicto" surgido en estos últimos días con dicha persona, a modo de defensa frente a tales ataques. Creemos que los hechos hablan por sí mismos. 

El pasado martes 1 de Noviembre, el señor Richart colgaba en Kaosenlared un artículo de connotaciones, a juicio de nuestro Colectivo, racistas. Un texto que el 100% de los miembros del Colectivo Kaosenlared consideramos impropio de una medio anticapitalista y antirracista como es Kaosenlared. Una decisión política, y, claro, también editorial, porque en Kaosenlared la política y lo editorial van unidos de la mano, en tanto que Colectivo militante que somos.  

El artículo en cuestión, una vez se tomó la decisión del Colectivo, fue retirado de Kaosenlared. Posteriormente se le avisó a Jaime de que dicho artículo había sido retirado, y se le daban las oportunas razones que nos llevaron a tomar dicha decisión. Se le avisa, además, de que Kaosenlared no estaba dispuesto a tolerar ni un artículo más de ese estilo, y que, caso de que no aceptase tal hecho, y reiterase su actitud, podría ser expulsado como colaborador de Kaos.

De hecho, como también se le dijo a él, el artículo sería ya por sí mismo motivo para ser expulsado de Kaosenlared, pero que, en su caso, y dada que su vinculación con Kaos viene desde hace años, simplemente nos estábamos limitando a advertirle de que ese tipo de artículos no tienen sitio en Kaos.

Ante esto, Jaime responde con una nota privada en la que ya nos avisa de que no volverá a escribir como colaborador en Kaosenlared (lo cual, el Colectivo respeta), y de que quiere que su cuenta de colaborador sea borrada. Posteriormente sube un artículo a Libre Publicación en el que lanza una serie de insultos y ataques contra el Colectivo Kaosenlared, y a modo personal contra algunos de sus integrantes. 

Nosotros, a modo de respuesta, y en prevención de que el último artículo de Jaime se pudiese extender por otros rincones de la red (pese a ser desactivado en Kaos), nos limitamos a publicar la secuencia de hechos tal y cómo ha sucedido, y que sea el propio lector quien juzgue las razones que Kaosenlared en todo momento ha defendido, y las motivaciones que había en ellas implícitas. Creemos que no hay mejor respuesta para el caso, que contar toda la verdad tal y como ha sido. 

1 Artículo de Jaime Richart 

Análisis de un disparate 

El disparate es haber permitido la entrada a manos llenas de varios millones de inmigrantes sin ningún control o con controles de doble in­tención:

intención, por un lado, de ajustarse al derecho de libre cir­cula­ción recogida en la Declaración de Derechos Humanos, y la in­tención, por otro, de favorecer sobre todo los intereses empresaria­les y por ex­tensión del mercado (pues no ha sido la inmi­gración cua­lifi­cada preci­samente la que ha llegado). Veamos. ¿Cuánto inmi­grante empleado hay por cada español desempleado? Me refiero al inmi­grante de pri­mera generación, lle­gado hace no más de 20 años.

  Las contradicciones del capitalismo asociado estrechamente a la de­mocracia burguesa y a la libertad de mercado traen más y más contradic­cio­nes y van a acabar con la democracia y con el mercado (lo que haría nues­tras delicias). Pero los desajus­tes laborales son extrema­damente gra­ves y de muy difícil solución en España, al haberles abierto las puertas de para en par a los inmi­grantes durante las tres décadas que rige en este país un auténtico desmadre en todos los órdenes, un quiero y no puedo, un alarde de libertad alo­cada y sin control (excepto en lo relativo a la sexualidad), una pérdida del norte de todos, tanto de los sucesi­vos gobiernos del color que sea como, a consecuencia de ello, de la ciuda­danía en general.

  Por otra parte, todos los inmigrantes son laboriosos por defini­ción y condescendientes por definición en sus relaciones de trabajo en la me­dida que el autóctono se vuelve más exigente. El inmigrante cuando llega al país, al tener una necesidad imperiosa de emplearse y carecer de lazos afectivos y sociales que dejó atrás, no tiene otra cosa en la ca­beza que trabajar. A trabajar a cualquier precio y en cualesquiera con­diciones. Esto, unido al miedo a su aventura más que a la esperanza, a su necesaria docilidad para permanecer en el país que le da acogida y a su des­arraigo... les hace mucho más go­losos para el empresario que un trabajador español puesto en sus puntos que exige ser tratado con dignidad y con arreglo a Derecho.

  La calidad y cualifica­ción  (en la mayoría de los casos en el sector pri­mario de la producción, es decir servicios) es casi irrelevante para quien le con­trata. Se circunscribe al trato personal, y esto es se­cunda­rio cuando el empresario cuenta con un ahorro seguro en la in­versión de un trabajador que no le va a dar problemas porque en cuanto se los dé se lo puede quitar de encima gratis...

  En España hay 5 millones de desempleados. La inmigración cen­sada asciende a 4.400.000 exactamente (un 10% de la población es­pañola total) más una cantidad que el gobierno se niega a facilitar si­quiera de manera estimativa. La población es de 40 millones. La ecuación es sencilla. Si no hubieran irrumpido esos millones o se hubiera controlado eficazmente la inmigración, estaríamos en el pleno empleo o en condi­ciones simila­res a las de los paí­ses euro­peos. Pase la dificultad de con­trolar la inmigración de África llegada en pateras, pero la llegada de otros continentes cuyo desplazamiento tuvo que ser necesariamente por vía aérea o marítima, perfectamente controlable, se entregó desde el primer mo­mento al mundo empresa­rial y al “mer­cado”, el cual, estamos har­tos de saberlo, es quien manda. Los políti­cos y la polí­tica, ante el mer­cado no pintan nada. 

  Aquí radica un problema que nadie puede resolver ya. La libre con­cu­rrencia, que forma parte consustancial de las libertades for­males burguesas, se va a cargar el sistema entero. Al me­nos en España. Estamos asistiendo al desarrollo y estado crepuscular de un pro­ceso que empezó en lo económico con la creación del euro, antes de dotar a la Unión Europea de una sólida configuración polí­tica. Este detalle es lo que ha permitido que el mercado pase como un rodillo por en­cima de la política, especialmente en nuestro país..

  En estas condiciones y con la inmigración descontrolada por me­dio, la UE, en lugar de haber sido para España motor de desarrollo, está siendo una ruina para la mayoría en la medida que ha sido un premio de lotería para unas cuantas minorías. No extraña que Amé­rica Latina se esté aproximando rápida­mente a China, por más de­fectos que pre­sente a nuestros ojos, y se aleje de una Eu­ropa entre­gada al imperio por vía anglosa­jona, y en la que los países ex co­munistas se están arrepin­tiendo de haberse "pa­sado" a este horro­roso sistema. Pero si se afirma la inmigración como política de libertad y nos sentimos los liberadores del mundo, traigamos a todo el conti­nente entero africano que se está muriendo de hambre,

2 Repuesta de Kaosenlared 

Hola Jaime. El artículo ha sido desactivado por incumplir la línea ética e ideológica de Kaosenlared. Hemos considerado tu artículo inaceptable para una web como Kaos, donde se defienden los derechos de todas las personas, independientemente de su nacionalidad, raza o cultura, donde entendemos los procesos migratorios como consecuencia de unas determinadas condiciones económicas, y donde, en definitiva, no solo creemos que "ningún ser humano es ilegal", sino que que no aceptamos, bajo ningún concepto, que se use el tema migratorio de manera populista, sembrando dudas en torno a -supuestas- responsabilidades del fenómeno migratorio en el auge, desarrollo y asentamiento de la crisis capitalista. O, resumido, para entendernos: porque hemos encontrado tu texto más propio de una web racista, que de un medio de comunicación anticapitalista e internacionalista. 

Asimismo, aprovechamos para comentarte que un acto de este tipo, debería ser motivo suficiente para proceder a la expulsión de cualquier colaborador, pues entendemos que estas actitudes ideológicas son incompatibles con el espíritu y la naturaleza de Kaos. Sin embargo, creemos que, en tu caso, por el tiempo que llevas en Kaos, simplemente nos vemos obligados a avisarte de que no vamos a tolerar ni un texto más de ese estilo. Esos textos no tienen cabida en Kaos, e imagino que no hará falta argumentar mucho más al respecto, porque los motivos son bastantes evidentes. 

Saludos.

3 Respuesta de Richart 

Repuesta por email:

    A pesar de que no acostumbro a debatir ni discutir, ni hablar siquiera, con colectivos ni con robots (el escrito recibido no va firmado por nadie), yo también voy a hacer una excepción habida cuenta los años que venía colaborando en Kaos.

  1º  El primer derecho de la persona que colabora en una  web  es ser informado de una decisión como ésta antes de censurar un artículo, y no al revés. Ante todo cortesía.

  2º  No voy a discutir con vosotros, pero si examináseis un poco más detenidamente el artículo sin dejaros influir por exclamaciones e insultos a la inteligencia llegados de fuera, veríais que el escrito no ataca a nadie, y menos "los derechos de todas las personas", ni tampoco se dice ni se insinúa  que algún ser humano sea ilegal; se ataca una falta absoluta de control y de regulación de la inmigración en España por parte de todos los gobiernos que han ido desfilando desde 1978 (control, por cierto, que aplican minuciosamente todos los países europeos con la Gran Bretaña a la cabeza). Pero se ve palpablemente que la independencia económica gracias a la publicidad ha generado monstruos en la razón del Colectivo.

  3º  Si fuese como vosotros creéis ver,  Argenpress, el primer periódico digital de América Latina, donde también colaboro, no lo hubiera publicado. 

  4º  También se observa que en  Kaos  no reina ya ni el espíritu ni la inteligencia de Manel Márquez, fundador de  Kaosenlared. Gobierna, por lo que veo, una mentalidad sobrevenida y ligada a otros intereses, susceptibilidades, pruritos y puntos de vista estrechamente relacionados precisamente con la inmigración, que nada tienen que ver con el pensamiento marxista que Carlos Tena, Manel Márquez y yo compartíamos.

  5º  No necesito de vuestra condescendencia. Me expulso yo solo. Soy yo quien no puede seguir dando lustre a una página donde sus gestores han caído en tan bajas miras. Por esodebéis suprimir inmediatamente mi nombre de dicha Lista. (Mirad por dónde me ahorro los cuatrocientos euros que, en dos remesas, transferí el año pasado para ayudar a quienes, está claro, ahora no los necesitan y han preferido dar rienda suelta a su ego)-

  Nota final. Escribiré cuando lo crea oportuno en la penumbra del apartado de Libre Publicación. Entonces os reconoceré el derecho a hacer lo que os plazca con lo publicado.

  Saludos 

Repuesta en artículo público:

Kaosenlared es otra cosa

Ayer abandoné Kaosenlared, después de siete años publicando casi a diario. Fue un sitio singular gracias a la amplitud de miras de Manel Márquez, el fundador.

  Pero parece que éste ha debido pasar a un segundo plano y entregado el espíritu de la idea que animó a la página, como antes a  Radioklara, de donde llegó, en manos extra­ñas a aquel espíritu.

  Todavía no tengo datos, pero me da la impresión de que  Kaosenla­redha caído en manos de inmigrantes de primera generación y su fundador se ha apartado de la dirección de la  web  y ha quedado como presidente de honor de un chanchullo ideológico. La publici­dad incorporada a sus páginas le ha dotado de la fortaleza que pre­cisaba para mantenerse en la Red, pero ha sido a costa de perder la capacidad de absorción de escritos de cualquier tendencia ideo­ló­gica. Incluso aunque protestásemos y borrásemos los insultosad hominem, los colaboradores siempre mantuvimos firme el pulso de­jando comentarios lejos del pensamiento que inspiraba a  Kaos, por­que entendíamos que los exabruptos fascistas no hacen mella en un sitio robusto mayoritariamente marxista, empezando por su funda­dor. Fue tanta la fortaleza que la censura no era necesaria. Sólo los insultos zafios y directos serían suprimidos por los propios colabora­dores en sus propios escritos…hasta que llegaron estos y suprimieron ese privilegio razonable. Razonable no tanto porque pagasen una cuota sino porque era la mejor manera de ejercer un control y una vigilancia higiénica en materia de comentarios...

  Pues bien, ahora, para el colectivo mutante que manda en la  web, a cuyo frente se encuentra una argentina que, según ella misma, no estará mucho tiempo, todo lo que no sea recitar salmos a favor del de­recho absoluto de emigración e inmigración aunque sea caótico para el país en cuestión, es un insulto al inmi­grante. La mera enunciación del escrito que he recibido del co­lec­tivo explicando,  a posteriori, la supresión de mi artículo  Análisis de un disparate, y ése suyo "no vamos a tole­rar..." dice todo de la ca­tadura de esta gente que ma­neja ahora  Kao­senlared.

  Les importa poco saber que los países europeos no permiten la entrada descontrolada de inmigración. Les im­porta poco que yo haya expresado la idea extendida, tanto entre la derecha como en la izquierda y la extrema izquierda, de que los go­biernos que han des­filado desde que se constituyó la democracia han sido un coladero para los inmigrantes, porque han consentido la entrada sin orden ni concierto y eso ha repercutido gravemente en la economía y en cualquier plan económico. Les importa poco todo esto porque ellos se han adue­ñado de  Kaosenlared  para hacer de la página una pla­taforma de lanzamiento de la causa migratoria, pero también un refugio para sus personas

  Ignoro las causas de haber entregado su fundador el periódico di­gital a estos advenedizos, pero supongo que ha sido el simple des­gaste de muchos años bregando con una página modélica en mate­ria de libertad de expresión; razón por la cual  Kaosenlared  había adquirido a lo largo de muchos años un prestigio que este colectivo actual me sospecho va a echar a perder poco a poco, como para mí lo ha perdido en un mo­mento. Lo que pasa siempre con la dignidad, el honor, la fama y el buen nombre que las perso­nas ganan a lo largo quizá de toda una vida, pero los pierden en un instante de debi­lidad o porque al final sale su verdadero yo....

  Yo he dejado de ser colaborador, no tanto porque me haya amenazado el colectivo si publicaba algo en contra de su mentali­dad sino porque no estoy dispuesto a dar lustre a estos inquietos de intolerancia precisamente en una  web  que estuvo a la cabeza de la tolerancia en este país. He de decir, para terminar, que el colectivo de  Kaosenlared  ha cometido otro disparate a la altura de los que re­coge mi artículo  Análisis de un disparate,publicado anteayer y retirado por dicho colectivo. Pues si el escrito contuviese ideas contrarias a los derechos humanos que es lo que esta pobre gente me echa en cara, ¿cómo se explica que el primer periódico digital de América Latina, donde también colaboro,Argenpress, que abandera la causa de la iz­quierda en aquel continente, lo ha publicado, y nadie ha protestado excepto ellos y los bronquistas de turno que aparecen por aquí?   

  Como dice José Mota: ¡Aúste a la mierda!

Que el lector de Kaosenlared, o de cualquier otro medio donde Jaime pueda publicar sus ataques, lea y juzgue por sí mismo. Nosotros lo tenemos claro, el racismo no tiene cabida en Kaos, aunque se vista con piel de cordero. 

 

Los millonarios ingresos de Kaos

|03-11-2011

Ingresos

Enero 2011                277,89 €

Febrero 2011              315,00 €

Marzo 2011                339,81 €

Abril 2011                    354,77 €

Mayo 2011                  420,09 €

Junio 2011                  312,20 €

Julio 2011                    296,16 €

Agosto 2011                339,63 €

septiembre 2011          322,67 €

Total                            2978,22 €

Solo con los gastos de Servidor, mantenimiento informático, mejora seguridad y proyecto nueva web se han pagado hasta el momento 3650 €.

Es gracias a los aportes de quienes integramos el colectivo y las donaciones extras de nuestr@s generos@s lectores que hemos llegado a cubrir los mínimos (hasta este momento).

Colectivo Kaosenlared


Tan lejos del Hombre Nuevo y tan cerca del viejo chimpancé

Andrés Figueroa Cornejo|03-11-2011

Tanto el artículo, como la réplica de Jaime Richard me recuerdan como pesadilla los editoriales de El Mercurio de Chile, el periódico digitado por el Pentágono que colaboró estratégicamente con la caída del gobierno de la Unidad Popular. Luego es peor. De sus líneas salpica espuma rabiosa, donde la xenofobia y el racismo tienen su fiesta. Y como chileno migrante por razones políticas y económicas (no en España, que no estoy ocupando su “espacio vital”, Jaime), como luchador social amante del internacionalismo y enemigo de las fronteras impuestas por las razones del capital y el egoísmo prehistórico, reconozco a kilómetros las pistas de la retórica fascistoide.

Me apena este debate. Pero más me indigna. Los enemigos de los desheredados de La Tierra ya cuentan con suficientes medios de comunicación como para que una de las pocas y mejores ventanas del pensamiento y quehacer justiciero de Iberoamérica, como es Kaosenlared, intente ser saboteada en su horizonte de sentido por el señor Richard. 

Finalmente, el texto   Análisis de un disparate, resulta un  Disparate de análisis, insulta a la inteligencia, es antidialéctico y antihumanista, emplea categorías absolutamente incorrectas y, como si no bastara, está mal escrito. Una verdadera pena.

Andrés Figueroa Cornejo

Colaborador de Kaos en la Red

 

 

¿Quo Vadis, Kaos?
Diremos, pues, hacia dónde va Kaos. Mejor dicho, cómo va Kaos. O, mejor aún, qué es Kaos, pues de ahí se podrá deducir hacia dónde va. El camino se recorre andando.
Miembros del Colectivo Kaosenlared | Para Kaos en la Red | 4-11-2011

No sabemos qué se piensan algunos que es Kaosenlared, pero creemos que andan bastante equivocados. Kaosenlared.net es un medio de comunicación que, como tal, no funciona solo, si no que requiere de un trabajo, un esfuerzo y una gestión de un colectivo de personas. Algo tan obvio, parece que algunos deben haberlo olvidado. 

Entre otras cosas, el Colectivo Kaosenlared está para tomar decisiones editoriales. Si el Colectivo, tras el pertinente debate interno, acuerda que un determinado artículo no es acorde a la linea editorial de Kaosenlared, tal artículo se desactiva. Punto.

Sólo faltaría que quienes gestionan esta web, no pudieran decidir sobre qué artículos son aptos para ser publicados en Kaos. Y tuvieran que aceptar artículos que la inmensa mayoría del colectivo consideran impropios de un medio como Kaos, solo en nombre de una supuesta libertad de expresión.

Son decisiones acordadas por consenso mayoritario, y conforme a una reflexión ideológica entre personas de muy diversas tendencias dentro del anticapitalismo. En el Colectivo Kaosenlared hay anarquistas, troskistas, marxistas-leninistas, independentistas, y hasta algún que otro socialdemócrata. Un variado espacio ideológico dentro del cual se debaten las cosas, y se intenta llegar a un consenso, que, claro, no siempre es posible.

Pero cuando nos enfrentamos a un debate en el que todos los miembros de Kaosenlared, al menos todos los que se pronuncian al respecto, están de acuerdo con que un determinado contenido no es óptimo para Kaosenlared, se toman decisiones. Aunque molesten.

Eso forma parte de nuestro trabajo como gestores de la web. Desde el primer día, además.

Si creemos que un artículo excede los límites de lo ideológicamente permisible en Kaos, ese artículo será desactivado, y se procederá a dar, a nivel privado, pues no es interés ni política de Kaos entrar en guerra pública alguna, las explicaciones ideológicas oportunas, si así se nos es requerido. 

Las personas que se vean afectadas por una de estas decisiones, pueden luego obrar como mejor crean. Pero, que quede claro, no es lo mismo que uno se vaya, a que lo expulsen. Lo primero es voluntario. Si una persona, pese a no haber sido expulsada, decide que, al no estar de acuerdo con la decisión tomada por el Colectivo, prefiere irse, es libre de hacer lo que le venga en gana. Eso es lo que ha pasado con Jaime Ritchart, al que nadie ha expulsado, sino que se va porque quiere.

Lo que no esperarán, por supuesto, es que si esa persona emprende una campaña pública para atacar a nuestro Colectivo editorial, y, además, con la poca vergüenza y la desfachatez de concretar sus ataques en alguno/a de nuestros compañeros/as, nos vayamos a quedar callados, a la espera de que las calumnias, insultos, infamias y falsedades se extiendan por la red, sin que de nuestra parte se haya dado un respuesta meramente explicativa al respecto. Eso es justo lo que hemos hecho en este caso, y por eso publicamos el comunicado de ayer: responder ante un ataque, y dando toda la información disponible. Más no podemos. 

A partir de ahí, el Colectivo Kaosenlared da el asunto por zanjado. Y a seguir gestionando la página, que ese es nuestro trabajo, no el entrar en guerras con nadie, pese a que otros sí parezcan interesados en abrir guerras inacabables contra nosotros. 

Pero ya que algunos se preguntan qué hacia donde va Kaos, se lo diremos. Kaos va hacia donde los miembros del Colectivo editorial quieran, como cualquier otro Colectivo militante.

Esto es, por un camino que suponga la consolidación de la web como un medio de referencia en la información alternativa, tal cual ha sido el objetivo y el compromiso de cada uno de nosotros desde que entramos en Kaosenlared. Y para lo cual trabajamos muy duro cada día, entre otras cosas, insistimos, para tomar decisiones conforme a aquellas ideas en las que creemos. 

Diremos, pues, hacia dónde va Kaos. Mejor dicho, cómo va Kaos. O, mejor aún, qué es Kaos, pues de ahí se podrá deducir hacia dónde va. El camino se recorre andando.

Kaos es la salud que algunos sus actuales gestores se están dejando en ella por estar un mínimo de 10 horas diarias en la web, a veces con jornadas superiores a las 14 o 15 horas, y no siempre en un "ambiente" de trabajo demasiado agradable.

Kaos es la presión a la que se ven sometidos otros de sus miembros cuando sabe que si a una determinada hora no entran a la web, no habrá nadie en ella para actualizarla, lo que lo lleva a dejar de lado hacer cualquier otra cosa, para estar a esas horas en Kaos siempre que le sea posible. Muchas veces sin tener ganas, pero es lo que hay. 

Kaos son las prisas de otro compañero para asistir a reuniones colectivas, entre viaje y viaje por pueblos perdidos de Bolivia o Perú, y el descuidar aspectos de su trabajo para poder entrar a actualizar la web siempre que tenga un hueco, e incluso quitándole ese hueco a su trabajo.

Kaos son las guardias semanales a las que otros compañeros se obligan, pese a no tener más obligación para ello que su compromiso militante.  

Kaos es quien entra de madrugada para subir noticias que dejen la web decente y actualizada para cuando llegue la mañana, si se sabe que esa mañana no se va a poder estar en Kaos. Y quien entra cada madrugada, porque sus horarios así se lo permiten, y para que haya al menos una persona siempre en la web, incluso en los horarios de la madrugada en el estado español. 

Y Kaos es también, claro, salir en defensa del Colectivo, y de los compañeros/as, cuando son atacados injustamente, de manera injuriosa y asquerosa, por terceras personas. Aunque esto último tenemos algunas dudas sobre si todo el Colectivo lo ve así, o hay alguno que, muy al contrario, promueve de manera directa o indirecta ciertos debates y ciertos ataques.  

Todo eso, más los colaboradores, y quienes suben noticias en Libre Publicación, es Kaos. Pero sin lo anterior, simplemente Kaos no sería nada. Y no hablamos de nombres, hablamos de actos. 

En definitiva, ¿qué es Kaos? Kaos es compromiso y trabajo.

El que quiera decidir en Kaos, ya sabe lo que tiene que hacer: mucho compromiso y mucho trabajo. No vale con ser colaborador desde hace no sé cuántos años, o haber estado trabajando en la web hace años. Así es muy fácil, oíga.

Quien quiera peces, que se moje el culo. Es ley de vida.     

Pedro Antonio Honrubia Hurtado

Diana Cordero

Anibal Garzón

Lorena Aguilar


Sergio de Castro Sánchez

Teo Navarro


Manel Márquez Berrocal

Son miembros del Colectivo editorial Kaosenlared 
 



Si quieres contribuir a que Kaos en la Red pueda seguir publicando artículos como este, puedes hacer tu donación en:

 

Noticias relacionadas

El imperio de la soberbia

PepCastelló | Para Kaos en la RedCarta abierta a Pedro Antonio Honrubia Hurtado, firmante ayer de la réplica a mi articulo “Quo vadis, KAOS”, réplica que hoy aparece con firma colectiva.
[Hoy 14:20] | 219 lecturas

Una tal Diana Cordero....

Raúl Bracho | Para Kaos en la RedUna ventana al mundo, una invitación de decenas de revolucionarios en la diversidad de la transformación.
[Hoy 1:35] | 556 lecturas

Quo vadis KAOS

PepCastelló | Para Kaos en la RedCarta abierta al Colectivo Plural Anticapitalista Kaosenlared
[4-11-2011] | 1035 lecturas | 18 comentarios

Comentar este post

Cristina Pérez 11/06/2011 08:44



Hola Ivonne,


Te agradezco el enorme trabajo de información que hacés y al mismo tiempo quiero decirte que me chocó un poco el que pongas en este espacio se puede fumar. Pienso que fumar es un deerecho, como
tomar alcohol, pero eso sí, sin imponerselo a los demás y sin dejar de criticar la política de las grandes tabacaleras ni los productos que agregan al tabaco (como a los alimentos) para crear
dependencia. Estoy segura de que sos consciente de todo esto por eso me extraña que hayas puesto ese texto.


Cordialmente,


Cristina