Honduras: Vídeo aficionado confirma que hubo disparos en el interior del Centro Penal de Comayagua.

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

http://www.resistenciahonduras.net/images/resized/images/stories/bandera_libre_-_pequea_300_232.jpg

Comunicado del FNRP - LIBRE con respecto al incendio de la Granja Penal de Comayagua

El Frente Nacional de Resistencia Popular y el Partido Libertad y Refundación, se manifiestan con respecto a los sucesos inhumanos acaecidos en el Centro Penal de Comayagua el día Martes 14 de febrero, en el que fallecieron más de trecientas cincuenta personas.

1. Lamentamos profundamente esta gran tragedia humana, que llena de dolor a todo el pueblo hondureño y particularmente a las clases empobrecidas, que una vez más son las afectadas por las políticas de exclusión de este sistema económico y social.

 Este terrible hecho, no debe ser considerado como un accidente, pues los factores que lo produjeron –la criminalización de los pobres, la sobre población penitenciaria, un insuficiente presupuesto para atender las cárceles, el desinterés por resolver la mora judicial-, son vistos como normales y en algunos casos acciones deliberadas de quienes actualmente administran el Estado.
Debemos recordar que esta es la tercera vez en gobiernos del Partido Nacional que una cárcel hondureña se incendia, provocando una gran cantidad de muertos, quedando los hechos anteriores en total impunidad.

 La negligencia criminal demostrada por el Ministerio de Seguridad, las autoridades penitenciarias y los responsables de la Granja Penal de Comayagua, sólo reafirman el desprecio total de este régimen por la vida humana.

2. Rechazamos cualquier argumentación del régimen que intenta culpar a la propia población penitenciaria por los fatídicos hechos, en vista de que está claramente demostrado y documentado por diversos medios audiovisuales y testimonios de testigos oculares, que en una actitud genocida, se mantuvieron cerradas las celdas, se negó cualquier auxilio a las personas que morían calcinadas o intoxicadas y se llegó a disparar con armas de fuego contra quienes intentaban salir de las llamas.
Asimismo, este talante criminal y clasista, llevó a las fuerzas represivas a atacar a los familiares de los presos en las afueras de la penitenciaría, disparando contra ellos y lanzando bombas lacrimógenas.

3. Denunciamos el completo fracaso de la política de seguridad de Porfirio Lobo Sosa, que en conjunto con las medidas neoliberales que lleva a cabo su régimen con el objetivo de privilegiar y enriquecer ilimitadamente a una minoría oligárquica, están llevando a Honduras ha convertirse en un Estado Fallido.

El mal llamado “gobierno del Humanismo Cristiano”, es más bien un régimen con tendencias fascistas, con el completo desprecio por los seres humanos en favor de privilegiar a las mismas clases sociales que usufructúan el Estado en su beneficio sin considerar las urgentes necesidades de las mayorías.

4. Exigimos con vehemencia una investigación completa de estos crímenes, que lleve ante la justicia a los responsables. En tal sentido, llamamos a las organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales a presionar por la condena al Estado de Honduras y al castigo de los violadores de los derechos humanos.


¡Exigimos justicia!

¡Resistimos y Venceremos!

Frente Nacional de Resistencia Popular – Partido Libertad y Refundación
Tegucigalpa M.D.C 16 de febrero de 2012

 

http://www.diariowebcentroamerica.com/wp-content/uploads/2012/02/Incendio_480_311.jpg
 

 

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

http://www.resistenciahonduras.net/images/stories/incendio.jpg
1.
Vídeo aficionado confirma que hubo disparos en el interior del Centro Penal de Comayagua

Red Morazánica de Información

Tegucigalpa. 16 Febrero 2012.

Momentos de horror y aflicción vivieron los más de 850 reos del Centro Penitenciario de Comayagua, cuando la noche de este martes enfrentaron la muerte durante el pavoroso incendio que arrebató la vida a más de 350 reclusos.

El infierno que vivieron los privados de libertad quedó registrado en un video aficionado donde claramente se observa la dimensión de las llamas mientras se propagaba el fuego por las bartolinas, de igual manera se pueden escuchar los gritos y lamentos de los reos, muchos de los cuales al no encontrar auxilio de los autoridades penitenciarias decidieron romper el techo de sus celdas para escapar de las llamas.

De igual manera el vídeo confirma que los guardias penitenciarios habrían utilizado sus armas de fuego, se escucha claramente reiteradas ráfagas de disparos, se presume para evitar las fuga de los reclusos que desesperados por salvar la vida se tiraban por el techo del centro penal.

Este hecho ha alertado a los familiares y organismos de derechos humanos quienes han exigido una autopsia transparente que afirme o descarte la presencia de impactos de bala en los cuerpos de los siniestrados.

http://www.jornada.unam.mx/2012/02/17/fotos/032n1mun-1.jpgs

2.

Los dejaron morir; queremos justicia, claman deudos de reclusos en Honduras

Fallece mexicano en el incendio

Una fuga planificada, posible causa del siniestro: Cofadeh

Periódico La Jornada

Viernes 17 de febrero de 2012, p. 32

Tegucigalpa, 16 de febrero. Justicia es lo que queremos, los guardias los dejaron morir, grita Angelina Raudales frente a la morgue de Tegucigalpa, a la espera del cuerpo de su esposo, uno de los 355 reos que murieron atrapados la madrugada del miércoles por el fuego en el penal de Comayagua, en el centro de Honduras, según las últimas cifras dadas por las autoridades.

¿Cómo va a creer usted que se van a morir más de 350 personas así como así? Es porque los dejaron morir, no aparecían las llaves de las celdas, dijo la mujer, de 62 años, junto a cientos de personas que, angustiadas, esperaban la entrega de los féretros.

El cuerpo de su esposo José Adrián, de 60 años, quien esperaba desde hace seis meses sentencia acusado de homicidio, llegó a la morgue de Tegucigalpa en una bolsa negra esta madrugada, cuando concluyó el traslado de los 355 cadáveres en tres contenedores refrigerados desde la prisión de Comayagua, 90 kilómetros al norte de la capital.

Melvin Duarte, vocero de la Fiscalía General, declaró que en total murieron en el incendio 355 reos. Esa es la totalidad traída desde el centro penal. Ya no quedan más allá. Anoche ingresaron 115 cadáveres y en la madrugada 238, más dos que fallecieron en el Hospital Escuela, suman 355 los ingresados a la morgue, explicó.

Así, la cifra proporcionada por las autoridades fue corregida ya que anoche medios de prensa llegaron a mencionar que habían muerto más de 370 reclusos.

En la morgue, médicos forenses de Honduras, apoyados por expertos internacionales, realizaban la identificación de restos calcinados. Al respecto, Duarte dijo que también se les practicará la autopsia, y que uno de los fallecidos en el hospital ya fue plenamente identificado y entregado a los familiares.

Según sobrevivientes, el fuego se inició cerca de la medianoche del martes en la celda 6. Las autoridades investigan como posibles causas las versiones de un cortocircuito o de que un reo incendió de manera intencional un colchón, así como denuncias de negligencia contra las autoridades y guardias del penal.

¿Dónde estaban los guardias que tenían las llaves? Nosotros pagamos sus salarios a esos haraganes, vagabundos, para que ahora nos paguen con esto, dijo Angelina. A su lado, Gladys Oviedo, de 40 años, quien andaba en busca del cuerpo de su hermano Augusto, un año menor, pidió que se haga una investigación pero que no escondan la verdad.

“Un amigo, al que le dicen El Chino –uno de los reos que sobrevivió–, dijo que mi marido ya había salido, pero los guardias le pegaron un tiro y luego lo fueron a tirar a las llamas”, aseveró Yadira Hernández, cuyo esposo estaba acusado de homicidio.

Si los guardias hubieran abierto los portones no hubieran muerto, aquí hay mano criminal; las autoridades no son competentes, denunció Rosa Cáseres, cuyo marido purgaba desde hacía cinco años una condena por secuestro. Deja tres niños chiquitos y a veces no tengo qué darles de comer.

Las autoridades policiales rechazaron que haya habido negligencia, pese a que algunos bomberos admitieron que los guardias de la prisión tardaron en abrirles los portones cuando ardían las celdas del penal, que albergaba a 852 personas, el doble de su capacidad.

Cientos de parientes llegaron a Comayagua desde diversos puntos del país en cuanto se enteraron de la tragedia, ahí recibieron ayuda del gobierno para transportarse a la capital. Fueron alojados en albergues improvisados en el Instituto de Formación Profesional (Infop).

En tiendas de campaña, instaladas por la Cruz Roja y la estatal Comisión Permanente de Contingencias, empleados del Ministerio Público recibían de los familiares información acerca de nombres y características físicas de las víctimas.

En medio del dolor y la incertidumbre de no saber cuándo les entregarán los cuerpos, los familiares formaban largas filas en los puestos improvisados para recibir alimentos y esperar.

En Comayagua, fiscales, policías y bomberos –con cubrebocas para soportar el olor de la descomposición de los cuerpos– trabajaban en lo que quedó de la cárcel incendiada en la recolección de indicios del siniestro y atención de los más de 400 sobrevivientes.

Escapan seis presos

El responsable interino del penal, Dani Rodríguez, informó que seis presos se fugaron durante el incendio, entre ellos dos que podrían ser extranjeros. En total había cuatro extranjeros recluidos, de los cuales dos fallecieron y fueron identificados como Walter Javier Paz Calderón, mexicano, y Evenor Martínez García, salvadoreño.

En tanto, el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (Cofadeh) denunció que una fuga planificada pudo haber causado el incendio. Citando a un sobreviviente no identificado, dijo que 85 reos pagaron unos 4 mil 468 dólares cada uno para escapar, y pidió que se revisen las cuentas bancarias del director del penal.

Mientras, Estados Unidos, Chile y El Salvador enviaron peritos forenses para colaborar con las autoridades hondureñas en la identificación de las víctimas.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, ofreció ayuda para solventar los problemas penitenciarios del país centroamericano.
http://www.resistenciahonduras.net/images/stories/Febrero2012/logo-ai.jpg
3.
Amnistía Internacional : COMUNICADO DE PRENSA

15 febrero 2012

HONDURAS DEBE INVESTIGAR LAS MUERTES POR INCENDIO DE PRISIÓN

Índice AI: PRE01/086/2012

Las autoridades hondureñas deben abrir con carácter urgente una investigación exhaustiva e imparcial sobre el incendio de la prisión de Comayagua que, según informes, causó la muerte de más de 300 presos y quemaduras graves a decenas de reclusos más, ha declarado Amnistía Internacional.

Los informes indican que la situación de la prisión, a unos 85 km. al norte de la capital, Tegucigalpa, es horrible mientras se recuperan del lugar a numerosos reclusos con heridas críticas y los cuerpos carbonizados de otros.

“Es esencial que los sobrevivientes del incendio y los familiares de los fallecidos sepan la verdad de lo ocurrido y los sucesos que desembocaron en esta terrible pérdida de vidas”, ha declarado Esther Major, investigadora sobre Centroamérica de Amnistía Internacional.

“Además, el gobierno debe adoptar medidas urgentes para garantizar que se aprenden lecciones cruciales y se mejoran las condiciones penitenciarias para que no ocurra de nuevo una tragedia de estas dimensiones.”

Este no es el primer incendio de una prisión de Honduras que se salda con un gran número de muertos: en 2004, un fuego desatado en la prisión de San Pedro Sula causó la muerte de más de 100 personas.

“Ocho años después, decenas de reclusos han fallecido, una vez más, en las circunstancias más atroces, atrapados sin ningún medio en absoluto de escapar”, concluyó Esther Major.

Amnistía Internacional

Equipo Centroamperica

http://www.amnesty.org/es/for-media/press-releases/honduras-investigar-muertes-incendio-prision-2012-02-15

 

Organizacion Politica Los Necios

Comentar este post