Perlas informativas del mes de julio 2011

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Pascual Serrano/ 

    Perlas informativas del mes de julio 2011

    Internacional

    Detenido en su casa
    Público
    informa el 2 de julio de la detención del histórico líder de la Cosa Nostra Gaetano Riina. Afirma la noticia que se le pudo localizar gracias a la operación conocida como Apice. No sé en qué consistía la operación, pero el tipo sencillamente estaba en su casa de la localidad siciliana de Mazara del Vallo. Suele ser habitual que los grandes jefes de la mafia siciliana cuando se les detiene es en su propio domicilio, lo que hace pensar, más que en la ineficacia policial (no se puede ser tan ineficaz como para no ir a la casa del delincuente a detenerlo), en complicidad de las fuerzas del orden. El anterior capo de la mafia era Bernardo Provenzano a quien, tras perseguirlo durante 40 años, lo capturaron en 2006 en la localidad siciliana de Corleone, donde se estableció su familia dieciséis años antes, en 1992. En 1993 detuvieron al que entonces era jefe de Cosa Nostra, Totó Riina. Se supo que durante los treinta años que lo estaban buscando siempre vivió en la capital de Sicilia, fue atendido con normalidad de su diabetes y registró a sus cuatro hijos con sus nombres reales en el hospital local. En conclusión, que las operaciones de localización de mafiosos de las fuerzas del orden italianas no parece que sean muy sofisticadas si necesitan una media de treinta años para encontrar a los capos en las inmediaciones de sus casas.

    El político esperanzador
    El 3 de julio, el informativo de TVE cuenta que “por primera vez en mucho tiempo, la oposición venezolana parece unida (...). Y buena parte de sus esperanzas están en este hombre: Henrique Capriles, gobernador de Miranda. Capriles es joven, y representa a una nueva clase dirigente que poco tiene que ver con la vieja clase política a la que derrotó Chávez en el 1998”. Se le olvidó un pequeño detalle del político “esperanzador”: que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela le está investigado por los presuntos delitos de estafa y corrupción, está acusado de otorgar a miembros de su familia la concesión de obras en el Estado Miranda, delitos que conllevan una condena entre uno y cuatro años de prisión. Luego si lo condenan dirán que Chávez lo ha encarcelado.

    Era cubano
    16.625 inmigrantes han muerto desde 1988 hasta mayo de 2011 intentando entrar en Europa, de los cuales 6.887 han desaparecido en el mar. Pero sólo uno mereció un largo artículo de opinión en El País. Fue el 19 de julio, lo firmaba Yoani Sánchez y, claro está, el inmigrante fallecido era cubano. Y encima dice la autora que “no se trata ahora de sacarle una tajada política a la decisión tomada por el joven Adonis de emprender un viaje como polizón en el tren de aterrizaje de un avión DC-8 de Iberia”. Cómo adivinó lo que pensamos.

    Periodistas chinos
    Por fin se preocupa Reporteros sin Fronteras de los periodistas que se quedan sin trabajo porque los despide su empresa. Lo leímos en el boletín de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España el 21 de julio. Eso sí, RSF lo denuncia en el caso de un periódico chino donde los directivos despidieron a seis profesionales. Dice la organización que el despido "con toda probabilidad no se debe a motivos económicos", es decir empresariales. Si fuese un despido puramente empresarial como los cientos que suceden en los países donde RSF no tiene queja, no habría nada que alegar. Dice el comunicado que el jefe del equipo despedido había recibido amenazas de muerte y violencia física como consecuencia de sus reportajes de investigación. Al final no hace falta recurrir a nada de eso, basta con despedirlo, como en el capitalismo. Otra cosa que han aprendido los chinos de la sociedad de mercado.

    El dinero de Gadafi
    Como se recordará, los países occidentales congelaron los fondos del Estado libio en el extranjero argumentando que eran de Gadafi. El diario El País entrevista el 21 de julio a uno de los líderes rebeldes libios. Éste exige que les den acceso a esos fondos, según afirma “los colegios abren en septiembre” y no hay fondos; y debido a la congelación de esos recursos -afirma- la gente se muere de hambre. ¿Pero no decían que era dinero que había robado Gadafi? Resulta que los fondos libios que se apropiaron banco y gobiernos occidentales argumentando que los había robado el presidente libio a su pueblo, ahora sus enemigos reconocen que servían para mantener los colegios y para que comieran los ciudadanos.

    Operación Milagro
    En 2004 se inició una campaña de operaciones quirúrgicas contra la ceguera patrocinada por Venezuela y Cuba que llevaba contabilizados este mes de julio 1.352.643 pacientes latinoamericanos a los que se les había devuelto la vista gratuitamente. Se denomina Operación Milagro y sigue silenciada en los medios occidentales. Mientras eso sucede, periódicos como El Mundo el 22 de julio dedican una página entera a la campaña de un centro oftalmológico catalán privado de elite que se ha desplazado a Kenia cinco días a operar a doscientos keniatas. Vale la pena la comparación: La campaña cubana-venezolana lleva siete años y la privada catalana siete días, la primera más de un millón y medio de pacientes y la segunda doscientos. Para la prensa la gran noticia es la segunda.

    Indemnización de los pepinos
    Leo en Público el 29 de julio que la UE indemnizará a los Estados por la crisis de los pepinos, es decir, el dinero que perdieron los agricultores por el contagio de la E. coli. Lo curioso es que uno de los países que será indemnizado, con 16 millones, es precisamente Alemania, la nación cuyos gobernantes provocaron la crisis al responsabilizar erróneamente a los pepinos de la enfermedad. Es evidente que los criterios de la distribución del dinero europeo son incomprensibles para nosotros los mortales.

    Los nuestros
    En Libia hay un bando que está integrado por milicias islamistas y que bombardea televisiones. Lo impresionante es que no es el bando de los malos, es de los buenos, el de la OTAN. El bando de los que luchan -dicen- por la democracia y los derechos humanos. Lo leímos en El País el 31 de julio donde informan de “una milicia de corte islamista que se integra en el ejército insurgente” y en El Mundo el día anterior (“La OTAN destruye parte de la televisión libia para evitar que Gadafi la siga usando”). Al final la OTAN financia islamistas y bombardea televisiones para cumplir la resolución de la ONU de proteger a los libios.

    Conocer al líder
    Así comienza el artículo de opinión del analista Moisés Naím el 31 de julio: “La mitad de la población venezolana tiene menos de 25 años. Esto significa que la mitad del país no ha conocido un líder distinto de Hugo Chávez, el jefe de Estado del hemisferio occidental que más tiempo lleva en el poder -12 años-”. Lo primero es que esa mitad de menos de 25 años, hasta que llegó a los trece, conoció a otro presidente diferente de Chávez. Mi hijo tiene 12 años y mentiría -igual que Naím- si cuando llegase a los 25 dijera que no conoció a Rodríguez Zapatero. Lo segundo es que además del presidente del país hay más líderes en una sociedad. Y si Moisés Naím piensa que no los hay en Venezuela, razón de más para que siga Chávez.

    Cooperando en el Lago Victoria
    Supongo que muchos recordarán aquel tremendo documental titulado La pesadilla de Darwin, donde se relataba el saqueo y sobreexplotación que empresas exportadoras estaban haciendo de la fauna del lago Victoria mientras la población local moría de hambre. El 29 de julio leo en Público, en la sección Viajes, los comentarios sobre ese lago, en Uganda, realizados por un cooperante de Ayuda en Acción. Pensé que iba a hacer alguna referencia a las tropelías que se denunciaban en La pesadilla de Darwin, pero no, nos cuenta que allí aprende a comer con las manos, que existe un restaurante magnífico que se llama St. Anthony, que ha probado los saltamontes blancos, que producen una magnífica cerveza que se llama Nile y que se puede “escuchar el sonido de los pájaros, mientras atardece sobre las tranquilas aguas del legendario Lago Victoria. Con cooperantes y reportajes así, África está salvada.


    España

    El papel del Estado
    "Creo que el trabajo para toda la vida, tanto para el funcionario como para la universidad o la educación, es uno de los grandes errores de este país". Es lo que afirmó presidente de la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO), Luis Carreto, según leímos en Público el 12 de julio. Parece que el empresario cree que el Estado no debe dedicarse a proporcionar puestos de trabajo, sino a dar más de dos millones de euros al Centro de Iniciativa Empresarial que se estaba inaugurando o regalarles, como ha hecho el Ayuntamiento de Córdoba, el solar.

    Diez mil millones
    En Público cuentan el 29 de julio que Izquierda Unida ha presentado un plan para crear 400.000 puestos de trabajo en actividades verdes y sociales que tiene un coste de diez mil millones de euros. Por supuesto, será ignorado por el gobierno. Lo curioso es que prácticamente esa cantidad es a lo que se eleva la contribución española al primer rescate de Grecia en el pacto de mayo de 2010 (9.792 millones). O sea, que una vez más está claro que aquí hay dinero para lo que quieren.

    La generosidad del Santander
    Lo explicaba Juan Carlos Escudier en su columna de Público el 29 de julio. Se refería al supuesto generoso plan presentado por el Banco de Santander por el que a los hipotecados que pierdan su empleo o la cuarta parte de sus ingresos les aplicará una carencia de tres años en sus créditos para que sólo deban pagar los intereses. Según un ejemplo que puso el banco, los 600 euros mensuales de la letra se reducirían a 300 en esos tres años. Se agradece el dato de Escudier, quien aclara que ya todas las entidades aplican esa política de descuento porque les resulta más rentable que iniciar un procedimiento de desahucio. Y, además, los supuestos “beneficiados” del ejemplo expuesto terminan pagando al final 4.000 euros adicionales debido a los tres años que no amortizaron capital.

     

    Pascual Serrano

    Pascual Serrano es periodista. Sus últimos libros son ¿El mejor del los mundos? Un paseo crítico por lo que llaman “democracia” (Icaria) y Traficantes de información (Foca)

    Comentar este post