Colombia: evidencias demuestran altos niveles de contaminación del Río Bogotá

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Desde su nacimiento hasta su desembocadura, los aportes de aguas residuales hacen que el río Bogotá presente niveles crecientes de contaminación biológica, química y física, en la medida en que recibe las descargas de aguas residuales, lo que lo convierte en la mayor alcantarilla abierta de Colombia. 

El gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz Vargas, pidió definiciones concretas al distrito, frente a la contaminación del Río Bogotá.

El funcionario, señaló que “las mediciones de contaminación del río Bogotá, a su ingreso de la capital colombiana, está por debajo en 5 por ciento, es decir, Bogotá lo contamina en 95 por ciento”.

“Eso afecta las cuencas media y baja del río, ha cambiado totalmente las perspectivas de competitividad y de vocación agropecuaria o turística de los municipios que hacen parte de su cuenca, y nos ha obligado a hacer inversiones cuantiosísimas.

Por ejemplo, si no fuera necesario, por la contaminación del río la construcción del acueducto La Mesa-Anapoima, con una inversión superior a los $50.000 millones, nos hubiéramos ahorrado esos recursos”, puntualizó Cruz Vargas.

El gobernador agregó que “considero que el tema es complejo y por eso quiero que se defina claramente qué se va a hacer”. “Este es un tema que se debe revisar, aclarar y, si es necesario, lo llevaremos a instancias del Congreso de la República.

Se estima que el río Bogotá recibe diariamente, las siguientes cantidades de contaminantes químicos y físicos: 318 kg de cromo, 278 kg de plomo, 140 toneladas de hierro, 1.11 toneladas de detergentes y 835 toneladas de sólidos en suspensión, entre otros.

Las comunidades humanas cercanas a las corrientes contaminadas acusan enfermedades de origen hídrico en proporciones muy superiores a las que presentan comunidades alejadas de los ríos.

En efecto, algunas investigaciones han demostrado que la frecuencia media de las afecciones de origen hídrico es mayor en los sectores cercanos (1.49%) que en los alejados (0.40%). Las enfermedades más frecuentes son las bacterianas y las digestivas (amibiasis, shigellosis, intoxicación alimentaria, enteritis, diarrea, otras bacterianas, gastritis y duodenitis), las cuales ocurren con frecuencias de hasta 6.5 y 8 % en barrios cercanos al afluente hídrico.

 

 

Gustavo Carrasquel | ANCA24

anca24

Etiquetado en Salud y Medio Ambiente

Comentar este post