Diplomacia Económica Internacional ataca a conservacionistas, arremetida contra Paul Watson

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

En un inusual uso de las legislaciones y tratados internacionales, llama la atención la reciente detención del fundador de la organización conservacionista Sea Shepherd, capitán Paul Watson.

El capitán canadiense, quien fue detenido en Alemania a causa de un incidente marítimo con un barco de Costa Rica, fue víctima de los abusos que se cometen en nombre de la “legalidad”.

Lo primero que resulta curioso es el alegato del gobierno de Costa Rica; ya que la acusación se basa en la supuesta ofensa que ocurrió cuando Watson, conocido por sus campañas contra la caza de ballenas en la Antártida por parte de los japoneses, se encontraba filmando en 2002 el documental ‘Sharkwaters’, sobre una operación ilegal para extraer aletas a los tiburones a cargo del buque costarricense “Varadero”.

“En ese momento con el apoyo y bajo las órdenes de las autoridades guatemaltecas, Sea Shepherd dio instrucciones a la tripulación del barco Varadero para que cesaran con sus actividades y volvieran a puerto para hacer frente a los cargos en su contra”, según un comunicado de prensa de la organización.

“Cuando escoltaban al Varadero hacia el puerto, cambió la situación y un cañonero guatemalteco fue enviado para interceptar a la tripulación de la nave de Sea Shepherd”.

Entonces en un inesperado cambio de posturas y versiones, la tripulación del Varadero supuestamente acusó a los conservacionistas de intentar matarlos, pero la organización demostró que tenía un vídeo en el que desacredita estas afirmaciones y la acusación no trascendió.

“Para evadir al barco armado guatemalteco, Sea Shepherd navegó hacia Costa Rica, donde descubrió otras actividades ilegales al ver miles de aletas secas de tiburón en los techos de edificios industriales”, precisó la nota.

Para muchos es conocido el reciente incidente internacional por la matanza de tiburones en el Santuario Isla de Malpelo (Pacífico colombiano), donde quedó demostrado que los responsables de estos hechos fueron varios barcos pesqueros ilegales costarricenses que frecuentan estas aguas.

Todo esto nos da una idea de la postura de Costa Rica frente a un ecocidio tan cuestionado mundialmente como lo es el “aleteo de tiburones”. Para nadie es un secreto que así como con la comercialización de carne de ballenas, Japón es uno de los principales mercados para tan aberrante solicitud (aletas de tiburón).

Haciendo un poco de periodismo e investigación encontramos lo que quizás pone en evidencia los oscuros intereses que promueven el ataque contra Paul Watson y Sea Shepherd.

La acumulación del monto de la inversión japonesa hacia Costa Rica desde 1951 hasta 1997 fue de US$ 79 millones en total, según datos publicados por la Embajada de Costa Rica en Japón.

Encontramos que datos disponibles del Banco Central costarricense, demuestran que Japón invirtió en Costa Rica US$ 14.8 millones durante los años 1997 a 2010.

Recientemente se divulgó la noticia sobre como la Agencia de Cooperación Internacional del Japón y su “noble intención” de proporcionar hasta 600 millones de dólares para financiar proyectos de energía renovable destinados en principio, a 11 países centroamericanos y del Caribe, según informó el BID.

Según expuso la entonces Ministra de Planificación Nacional y Política Económica de Costa Rica, Laura Alfaro en el 2010, “Japón ha sido un socio estratégico de nuestro país en áreas prioritarias como el ambiente, con énfasis en cambio climático, fomentando la industria a través de las pequeñas empresas y control de la vida”.

Es evidente amigos lectores, Costa Rica demuestra gran complicidad en las “oscuras intenciones” de  Japón. Es como para “pensar” sobre la “casualidad” de la detención del capitán Paul Watson, en momentos donde nuevamente zarpa hacia la Antártida a cazar ballenas, una flota japonesa en nombre de la “investigación” con la complicidad de la “diplomacia internacional”.

Sirva entonces la difusión de estas líneas como reflexión e instrumento para manifestar la verdad. Nuestro incondicional apoyo al capitán Paul Watson y toda la tripulación voluntaria de la flota de Sea Shepherd.

“La verdad triunfa por sí misma, la mentira necesita siempre complicidad”. 

Epicteto de Frigia (50-135) Filósofo grecolatino.


Gustavo Carrasquel  

Director de la Fundación Azul Ambientalistas | ANCA24

anca24


*Fuentes Consultadas:

Relación Comercial entre Costa Rica y Japón

http://www.cr.emb-japan.go.jp/eco_coop/cooperacion/economia/principal_econo.htm

BID y agencia japonesa financian energía renovable en AL

http://www.latribuna.hn/2012/03/17/bid-y-agencia-japonesa-financian-energia-renovable-en-al/

Importancia de la Cooperación Japonesa en Costa Rica

http://www.mideplan.go.cr/index.php/acerca-de-mideplan/comunicados/315-importancia-de-la-cooperacion-japonesa-en-costa-rica?lang=

Tiburones, drogas, mentiras y corrupción en Costa Rica

http://bloglemu.blogspot.com/2009/06/tiburones-drogas-mentiras-y-corrupcion.html

Etiquetado en Salud y Medio Ambiente

Comentar este post