Secesión de Sudán y petróleo para China y Occidente

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

  Behind the internal rivalry in Sudan were U.S. and China’s energy interests, but the two superpowers reached agreement.

Sudán del Sur se convirtió en el país más joven del mundo al oficializar su independencia de Sudán: ahora el petróleo correrá más allá del continente negro.

.

Detrás de la rivalidad interna de Sudán se encontraban los intereses energéticos de China y Estados Unidos, pero ambas superpotencias alcanzaron un acuerdo por medio del cual se beneficiarán de las cuantiosas reservas petroleras del Estado naciente de Sudán del Sur.

.

Las tensiones norte-sur en Sudán estuvieron vigentes desde la época colonial. Desde los 50´s hubo algunos brotes de insurgencia armada en el sur y una respuesta brutal por parte del gobierno central.

.

En julio de 1983 empezó una nueva guerra: una revuelta en las filas del Ejército sembró la primera semilla del Sudan People’s Liberation Army (SPLA -Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán).  Desde el comienzo, Khartoum, la capital, trató de presentar la violencia como de origen étnico y religioso, por la gran cantidad de cristianos en el sur.

.

En 1999 comenzó el auge petrolero y, luego de una guerra entre los rebeldes del sur del SPLA y el Ejército sudanés, se llegó a un proceso de paz en 2005, con lo que puso fin a una guerra civil de más de 20 años entre el norte, de mayoría musulmana y el sur, principalmente cristiano.

.

 

.

Pekín es un voraz comprador de petróleo, que ha establecido contactos comerciales desiguales con casi todos los países africanos para proveerse principalmente de los recursos energéticos que sustenten a sus expansivas industrias. Esto lo ha llevado a sostener al dictador de Sudán, Omar Al-Bashir.

Al-Bashir dirige al país, con el apoyo económico y militar de China, desde Jartum, la capital que se encuentra ubicada en el Norte. A cambio, Sudán le otorga el petróleo que Pekín necesita.

Durante la Segunda Guerra Civil sudanesa (1983-2004), las empresas occidentales se alejaron de Sudán por la inseguridad que generaba el conflicto. Sin embargo, China se fue acercando de a poco y armando al gobierno del Norte, que es el que tiene la llave del petróleo del Sur.

Paralelamente, Washington, a través de países aliados como Kenia y Etiopía, proveía de armas a la guerrilla sureña Ejército Popular de Liberación de Sudán (SPLA), comandada por John Garang. Pero en 1998, luego de la voladura de las embajadas norteamericanas en Kenia y Tanzania, el gobierno de Bill Clinton reaccionó bombardeando unas instalaciones sudanesas en las que de acuerdo con Estados Unidos se producían armas químicas, pero según Sudán, era un laboratorio que elaboraba medicamentos.

Otro motivo de la rivalidad entre Washington y Al-Bashir surgió entre 1994 y 1996, cuando Sudán le brindó asilo a Osama Bin Laden.

De esta manera, con el financiamiento de ejércitos opuestos, detrás de la Segunda Guerra Civil, se encontraba la lucha por el petróleo entre Estados Unidos y China.

.

6/jan/2011 – Pro-separation activists hold signs and chant pro-independence slogans outside the Juba airport in southern Sudan as Sudanese President Omar al-Bashir arrived 

—-

.

.

Los retos de Sudán del Sur, el nuevo país

MUNDO – Sudán del Sur se convirtió en el país más joven del mundo al oficializar su independencia de Sudán. ¿Qué le espera a esta nueva nación?
.
Sábado 9 Julio 2011
.

Con la presencia de Omar al-Bashir, presidente de Sudán, y de cerca de 30 jefes de Estado africanos, Sudán del Sur proclamó oficialmente su independencia. Los ciudadanos salieron a las calles a celebrar desde el viernes con bailes típicos, y no se cansaron de gritar el nombre de su presidente, Salva Kiir.

La independencia de Sudán del Sur es el resultado de un proceso de paz que empezó en 2005 y que puso fin a una guerra civil de más de 20 años entre el norte, de mayoría musulmana y el sur, principalmente cristiano.

En ese momento se acordó realizar un referendo en el que la población del sur decidiría si quería separarse del norte y convertirse en una nación soberana. La consulta se llevó a cabo en enero y casi el 99 % de los habitantes votaron a favor de la secesión. Desde entonces han estado esperando este día para poder celebrar oficialmente su independencia.

La felicidad, sin embargo, no es completa. Todavía quedan temas importantes por resolver, como la definición de la frontera. Uno de los puntos más críticos es la región de Abyei, rica en petróleo, que tendrá que celebrar su propio referendo para decidir a cuál de los dos países quiere pertenecer.

En mayo, tropas del norte bombardearon esta región y provocaron el desplazamiento de 113.000 personas. El 20 de junio el presidente de Sudan, Omar al Bashir, y el de Sudán del Sur, Salva Kiir, acordaron desmilitarizar la zona limítrofe, por lo que la ONU autorizó el envío de 7.000 cascos azules. Pero la situación sigue siendo tensa.

Otra zona que ha sido escenario de violencia ha sido Kordofán del Sur. En el último mes, milicianos de esta región se negaron a formar parte del ejército del norte y a entregar sus armas, lo que ha llevado al régimen de Jartum a bombardear áreas pobladas por civiles. Aunque el gobierno del norte ha cerrado todas las entradas a Kordofán del Sur, las cifras de la ONU hablan de cientos de muertos y más de 70.000 desplazados.

Además de los problemas de violencia, el gobierno del nuevo país tendrá que enfrentar grandes retos. Sudán del sur nace como uno de los países más pobres del mundo. El 90 por ciento de la población vive con menos de un dólar diario, el 85 por ciento es analfabeta y el 33 por ciento sufre de hambre crónica, según han revelado estudios de Naciones Unidas. En el sur, uno de cada diez niños muere antes de cumplir un año.

Como si esto fuera poco, los atrasos en infraestructura también son alarmantes. Juba, la capital, escasamente cuenta con media docena de calles pavimentadas. Las fuentes de agua principales son pozos desprotegidos y más del 80 por ciento de la población no tiene inodoros de ninguna clase.

El gobierno, además, tendrá que atender a miles de refugiados que llevaban años en el exilio y volvieron con la ilusión de vivir, por fin, en un país soberano.

Todas las esperanzas del país están puestas en el petróleo. Cerca del 75 por ciento de los campos petrolíferos de Sudán quedarán en manos del gobierno de Salva Kiir. Sin embargo, las refinerías y los oleoductos para transportar el crudo se encuentran en el norte. Esto había llevado a ambos gobiernos, en el momento de firmar la paz, a lograr un acuerdo para repartirse las ganancias del petróleo por mitades.

El problema es que ese acuerdo ya expiró y los gobiernos todavía no han logrado una nueva negociación. Incluso, el ministro de Carreteras y Transportes de Sudán del Sur aseguró, en rueda de prensa, que “para nosotros será fácil construir nuestro propio oleoducto”. El tema, sin duda, será una fuente de tensión entre las partes.

La ONU anunció que establecerá una nueva misión en la República de Sudán del Sur que tendrá una duración inicial de un año, pues la posibilidad de que la independencia del Sur lleve al recrudecimiento de la guerra civil está latente. De cualquier forma, en los próximos meses el mundo deberá tener sus ojos puestos en Sudán. Y en Sudán del Sur.

 

 

Ban Ki-moon considera dolorosa secesión de Sudán

 
08 de julio, 2011 - El Secretario General de la ONU sostuvo hoy que la secesión de Sudán es dolorosa emocional y financieramente, pero confió en que ambas partes tendrán un futuro brillante y serán líderes en la región. Ban Ki-moon declaró lo anterior en una rueda de prensa en Jartum, antes de salir para Juba, donde presenciará mañana la declaración de independencia y nacimiento de Sudán del Sur como un nuevo Estado.
.
Vom Nutzen der Sezession una clara mayoría se pronunció por la separación de Jartum. Culmina así una operación geoestratégica de Occidente que tiene por objetivo sustraer al control árabe las zonas de Sudán ricas en recursos para ligarlas a los Estados prooccidentales del este de África. Con ese propósito, Berlín ha invertido sumas millonarias procedentes de la llamada ayuda al desarrollo para apoyar sistemáticamente la construcción del nuevo Estado y crear infraestructuras. A fin de que esta operación obtenga el respaldo de la opinión pública, se pone por delante el argumento de que hay acabar con la guerra en Sudán, cuando es en realidad la secesión la que supone una amenaza de nuevas guerras. 
 
Gracias a: German Foreign Policy
Fuente: http://www.german-foreign-policy.com/de/fulltext/57979
Fecha de publicación del artículo original: 10/01/2011
URL de la página en Tlaxcala: http://www.tlaxcala-int.org/article.asp?reference=3343
.

.

Se teme que el descontento con las autoridades centrales en las regiones periféricas abandonadas de lo que quedará de Sudán, aumentará luego de la secesión del Sur. Esto podría incrementar las divisiones dentro del Partido del Congreso Nacional (CNP), en el poder, entre moderados y partidarios de una línea dura, según los observadores.
Algunos llegan incluso a pronosticar un comienzo de división en el Sudán recortado. En este contexto de tensiones, el presidente Omar al Bashir, que dirige un país a punto de perder la tercera parte de su territorio con la independencia de Sudán del Sur, ha hecho viajes audaces y polémicos para consolidar el respaldo de sus partidarios y acallar a sus adversarios. Su visita oficial la semana pasada a China, la última semana de junio de 2011, para reunirse con su homólogo Hu Jintao, demostró que Sudán tiene aliados poderosos y fortaleció sus vínculos con su principal socio comercial.
Este desplazamiento de un presidente acusado de genocidio por la Corte Penal Internacional fue criticado por las Naciones Unidas, Estados Unidos y las organizaciones de defensa de los derechos humanos.

.

.

LA CORTE PENAL INTERNACIONAL

La Corte Penal Internacional dictó orden de arresto contra Omar Hassan Ahmad Al Bashir, Presidente de Sudán (accedió al cargo dando un golpe de Estado) en 2009. Fué una decisión sin precedentes para la Corte Penal Internacional (CPI), era la primera vez que actúaba contra un dirigente en el poder, porque los casos contra el serbio Milosevic y el liberiano Charles Young fueron llevados por tribunales distintos. Este alto tribunal internacional –fundado en 1998- le acusa de crímenes de guerra (2 cargos) y contra la humanidad (5). El genocidio ha sido descartado de momento, por falta de pruebas. El fiscal de la CPI, el argentino Luis Moreno Ocampo, aseguró que el presidente sudanés podría ser arrestado en cualquier país de los 180 que son miembros de la ONU.

Derechos humanos

Mientras que Berlín, de cara a la opinión pública, asegura que su apoyo a la secesión tiene por objeto la protección de los derechos humanos, los observadores informan de que en Sudán del Sur se producen graves vulneraciones de derechos en las que Jartum nada tiene que ver. Ya en 2009, un informe de Human Rights Watch denunciaba que el Gobierno de Yuba no ponía los medios necesarios para atajar los crímenes de sus fuerzas represivas: las intimidaciones, saqueos y violaciones quedan a menudo impunes.[2] Y Amnistía Internacional informaba recientemente de medidas arbitrarias contra periodistas críticos, arrestados por el régimen de Sudán del Sur sin que existan cargos contra ellos.[3] Se acumulan también las quejas por el trato de favor que el Gobierno del SPLM dispensa a la tribu de los dinka, provocando así nuevos conflictos étnicos. Estos conflictos han venido siendo muy sangrientos en Sudán del Sur. Sólo en la primera mitad de 2010, la ONU contabilizó al menos 700 muertos y 150.000 desplazados tras los combates entre grupos que hablan lenguas diferentes.[4] Observadores independientes señalan que en las luchas internas entre grupos rivales de Sudán del Sur han sido asesinadas muchas más personas que en Darfur. Además, Occidente es plenamente consciente de que su apoyo a la secesión puede reavivar la guerra entre el norte y el sur, por ejemplo en Abyei: hace tiempo que se ha abierto el debate sobre el posible envío a la zona en disputa de un grupo de combate de la UE, lo que da muestra de que en Bruselas no hay duda de cuáles pueden ser las consecuencias de la secesión. Occidente emplea también en Sudán la retórica de la paz y los derechos humanos, pero en realidad esos objetivos se subordinan sin reparos a sus propios intereses; en este caso, a una operación geoestratégica.
.

NOTAS

[1] Pirates’ Catch Exposed Route of Arms in Sudan; www.nytimes.com, 08.12.2010.

[2] Human Rights Watch: “There is no Protection”. Insecurity and Human Rights in Southern Sudan, 2009.

[3] Amnesty International: The Chains Remain. Restrictions on Freedom of Expression in Sudan, 2010.

[4] Consejo de Seguridad de la ONU: Informe del secretario general acerca de Sudán, 19 de julio de 2010.

Gracias a: German Foreign Policy
Fuente: http://www.german-foreign-policy.com/de/fulltext/57979
Fecha de publicación del artículo original: 10/01/2011
URL de la página en Tlaxcala: http://www.tlaxcala-int.org/article.asp?reference=3343

Secesión de Sudán beneficia a EEUU y China « malcolmallison

21 Feb 2011 – Detrás de la rivalidad interna de Sudán se encontraban los intereses energéticos de China y Estados Unidos, pero ambas superpotencias
malcolmallison.lamula.pe/eeuuchina/malcolmallison En caché
.

US cautiously optimistic about post-secession Sudan – Sudan

 3 Jul 2011 – July 2, 2011 (WASHINGTON) – The US Special Envoy for Sudan Princeton Lyman on Friday expressed confidence that the breaking up of the North
www.sudantribune.com/U-S-cautiously-optimistic-about,39409 En caché

Por cinabrio
cinabrio blog

Tras la independencia de Sudán del Sur el petróleo del país será explotado por Occidente

Los sudaneses del sur tienen grandes esperanzas en el futuro de su nuevo país.Ante la proclamación de la independencia de Sudán del Sur los países occidentales ya están interesados en aprovecharse de las precarias condiciones en las que se encuentra esta nueva nación  que, a pesar de poseer una gran reserva petrolera, carece de infraestructura, no tiene el capital para invertir en la perforación de pozos de crudo, y se ha quedado sin una salida al mar.

Sudán del Sur es uno de los paises más pobres del mundo con apenas infraestructuras para grandes ciudades. Por ello, se espera que las grandes potencias occidentales busquen tutelar el país.

Curiosamente, el referendo que determinó la independencia de Sudán del Sur fue propiciado y rápidamente apoyado por las potencias occidentales.

A pesar de poseer el 70 por ciento del petróleo, Sudán del Sur no dispone de estructura petrolera, y ahí es donde entrarían las petroleras extranjeras, que tienen grandes intereses económicos en el país.

Al carecer de los recursos económicos para invertir en la perforación de pozos va a ser inevitable que el Gobierno habrá las puertas a las petroleras extranjeras para operar.

Este viernes, el Gobierno de Jartum reconoció oficialmente a Sudán del Sur como un Estado independiente, respetando así la decisión de la mayoría en el referendo separatista realizado el pasado mes de enero con la participación de 60 por ciento de la población.

El ministro de la presidencia de Sudán (el otrora país más grande de África), Bakri Hassan Saleh, declaró que reconoce a partir del 9 de julio la secesión prevista en el acuerdo de paz de 2005, que puso fin a décadas de guerra civil y que derivó en la consulta popular a principios de 2011.

El Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), además aprobó por unanimidad la creación de una nueva misión de paz en Sudán del Sur, que estará dotada con 7.000 cascos azules y 900 civiles.

El conflicto del sur de Sudán estalló en 1983 cuando el régimen de Jartum impuso la ley islámica en todo el país, y los insurgentes del sur se levantaron en armas.

En los últimos 60 años Sudán ha sufrido dos guerras, la primera de 1955 a 1972 y la segunda de 1983 a 2005, cuyos saldos de víctimas mortales superaron los 2,5 millones.

En el segundo enfrentamiento, el gobierno central y la guerrilla firmaron el Acuerdo Integral de Paz, que estableció la celebración de un referendo de autodeterminación el 9 de enero de 2011.

 

LibreRed.net (Con información de Telesur)

Etiquetado en Africa

Comentar este post