Servicio secreto israelí reconoce haber asesinado a científico iraní

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

El reciente asesinato del científico nuclear iraní Daryoush Rezaei fue organizado por el Mossad, afirmó este martes el semanario alemán Der Spiegel citando una fuente del servicios secreto israelí.

“Fue la primera acción seria del nuevo jefe del Mossad, Tamir Pardo”, dijo la fuente al Spiegel. La revista comentó que Rezaei, muerto el pasado 23 de julio, fue la última víctima de una serie de “ataques” en los últimos 20 meses, durante los cuales fue casi “diezmada” la élite de científicos nucleares iraníes.

Rezaei fue muerto frente a su esposa y su hija, de un disparo en la garganta, mientras estaba frente a la escuela de la niña en un barrio del este de Teherán.

El hombre, de 35 años, es el tercer científico nuclear iraní asesinado desde comienzos de 2010: antes de él fueron muertos Masoud Ali Mohammadi y Majid Shahriari.

Según una fuente de los servicios israelíes, agregó el Spiegel, las muertes forman parte de una campaña para sabotear o al menos desacelerar el programa nuclear iraní.

Por su parte, según fuentes en Teherán, el gobierno iraní sospecha que tras los ataques están Israel y Estados Unidos, además de los ejecutores materiales de los homicidios, contratados por ambos países.

Ansa/LibreRed.Net

Comentar este post

leira 08/05/2011 00:20



servicios secretos????? nooo funcionan como organizacion terrorista legal!!! si el mundo estuviera patas abajo seria catalogado como terroristas en las listas negras... son unos genocidas..hace
poco salio a la luz por error que son entrenados para colocar bombas abajo de coches!! son un peligro..pero no lograran que iran tenga lo que caraja quiera..si su mentalidad cree que asesinando a
todos los expertos se acaba el asunto demuestra su ingnorancia y peligro..son ratas que ay que eliminar sionistas putos!!



roberto dante 08/04/2011 22:16



roberto dante


Lanús, Argentina


 (*) Hace ya, casi, un año que en un reportaje el director  Daniel Borenboim (co-fundador de la “Orquesta del Diván Este-Oeste”), de
nacionalidad israelita/palestina –esta última otorgada en el 2008 de forma honoraria-, afirmaba que  “Las víctimas de ayer (Israel) no tienen hoy  la
menor compasión”.


Sobre que Israel no tiene la menor compasión no quedan dudas. Lo cual da mayor credibilidad a lo informado por la agencia Mehr. Los antecedentes
sobre este accionar son numerosos.


Veamos algunos hechos:


En el documento titulado Building a Political Firewall Against Israeli Deslegitimization que el
think tank israelí del Instituo Reit se preocupan “por la dura crítica global a Israel”  en el informe Golstone (para la ONU), debido al ataque
israelí sobre la población de Gaza (“operación plomo fundido”). No se autocritican, SOLO dicen que los  “perjudica” para lanzar
“duros” ataques militares.


 En el párrafo 124 recomienda: “atacar”,
“sabotear”, “hacer pagar un precio a los que atacan a Israel”. (Ver: Juan Gelman, “Prohibido y ya”, página 12).


 Sobre los asesinatos del MOSSAD:


Deben ser legalmente aprobados bajo directivas fijadas hace más de medio siglo por Meir Amit, director general del servicio.


“Cada ejecución debe ser sancionada por el primer ministro incumbente. Por lo tanto toda ejecución es patrocinada por el Estado, la máxima sanción
judicial legal”.


 Así se autorizó el asesinato de Mahmud al-Mabhuh, un alto comandante militar de Hamas, en Dubai, en el 2010.


Hace dos años que Dagan envió un equipo de kidon a Damasco a asesinar a Imad Mughniyeh.


En el funeral de Mughniyeh en Beirut, su madre, Um-Imad, “gritaba que no tenía una fotografía para recordarlo”. Dos días después
recibió un paquete. Contenía su fotografía. Se había enviado desde Haifa.


El científico canadiense Gerald Bull, era experto mundial en balística de tubos de cañones. “Israel había hecho varios intentos de comprar
su experiencia”. Bull había  dejado claro su disgusto por el Estado israelí.


El 20 de marzo de 1990, la aprobación para asesinar a Bull fue dada por el entonces Primer ministro Yitzhak Shamir. Nahum
Admoni, jefe del Mossad, envió un equipo a Bruselas donde Bull residía.


Le dispararon cinco veces en la cabeza y en el cuello.


Las mismas tácticas se prepararon el 24 de octubre de 1995 para el asesinato de Fathi Shkaki.  En la puerta del
dormitorio de Shkaki encontraron un letrero de “No molestar”– una firma que se repitió en el asesinato en Dubai,  ya mencionado-.
(Ver: Gordon Thomas, “La Licencia para matar del Mossad”).


Hoy: Israel, como ayer los nazis, aniquila inocentes; nada de esto sería posible sin la complicidad de EE.UU. y el encubrimiento de la ONU y la Unión
Europea.


(*) Reitero el comentario publicado en el 26 de julio de 2011 Atea y Sublevada; debido a que la desinformación sobre este tema es de tal magnitud que es necesario usar, para su
difusión, todos los espacios que se abren como el de Ivonne Leites.