Trabajadores siderúrgicos intentan acceder al despacho de Nicolas Sarkozy

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

La Policía francesa ha utilizado gases lacrimógenos contra los trabajadores de la siderúrgica Arcelor Mittal de Florange, al noreste de Francia, que se concentraron este jueves frente a las oficinas del presidente, Nicolas Sarkozy, en París.

Las cargas policiales comenzaron cuando varios manifestantes intentaron entrar a las oficinas del mandatario, momento en el que comenzó la represión.

Sarkozy no estaba en dichas oficinas, ya que se encuentra de campaña de cara a los comicios presidenciales de abril y mayo. “Que los sindicalistas defiendan a los sindicatos y no hagan política”, señaló desde la localidad de Suippes (noreste).

El mandatario indicó que está “disponible” para los trabajadores de la planta, rechazando el papel del sindicato Confederación General de Trabajadores (CGT) en defensa de los trabajadores. “Que la CGT no piense que puede jugar un papel político en esta campaña, eso no va a pasar, no está bien”, indicó. La CGT pidió el miércoles el voto “contra Sarkozy”.

“Utilizar gases lacrimógenos nunca está bien, pero yo no fui quién decidió lanzarse a destrozar cualquier cosa”, indicó Sarkozy, que instó a los sindicatos a reunirse con él en el Elíseo el próximo lunes, según el diario Le Monde.

Alrededor de 150 trabajadores acudieron a protestar a París desde la planta de Arcelor Mittal en Florange después de un mes de huelga en dichas instalaciones tras anunciarse un parón por la falta de pedidos.

La Confederación Francesa Democrática del Trabajo (CFDT) y la CGT se negaron a acudir a la llamada del mandatario. “Hemos sido recibidos con gases lacrimógenos, no iremos el lunes al Elíseo”, señaló Edouard Martin, responsable de la CFDT.

El partido de Sarkozy, la Unión por un Movimiento Popular (UMP), ha pedido que el candidato del Partido Socialista a las presidenciales, François Hollande, “condene las acciones violentas” de los sindicalistas.

El Partido Socialista emitió un comunicado en el que criticó “el increíble doble lenguaje” de Sarkozy “defendiendo a la industria siderúrgica y permitiendo la violencia contra los asalariados de Arcelor Mittal”.

EP/LibreRed.Net

Comentar este post