Uruguay: Viernes 9 hora 15 en Pza. Independencia Ney Thedy entregará petitorio a Mujica

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Con motivo de la conmemoración del REGLAMENTO ARTIGUISTA DE 1815, este viernes 9 de setiembre a las 15 hrs. en Plaza Independencia, convocamos a continuar luchando por tierra y justicia.
 
En dicha ocasión el compañero Ney Thedy presentará un petitorio de mesa de negociación al Presidente de la República, por haber sido desalojado injustamente hace más de cuatro meses por una deuda de U$S 2.000 aproximadamente.
 
Vendrán productores de distintas organizaciones del país en apoyo a este justo reclamo.

Esto quedó demostrado el 3 de setiembre pasado en el marco de los 50 años de UTAA, cuando un grupo de más de cien personas ocuparon simbólicamente el predio de donde fue desalojado este luchador de más de 70 años, compañero peludo del Bebe Sendic.
 
Convocamos a los medios de comunicación y a todas las organizaciones sociales que apoyen esta causa a acompañarnos.

 
PORQUE LA TIERRA DE NEY THEDY ES DE TODOS,

DEVUELVANLA YA!!!
 
 
Contactos :
Néstor Perdomo 099 053831  
          Mabel Fosman 094 262214

COLECTIVO DE LUCHA POR LA TIERRA

postaporteñ@ nº 617 - 2011-09-06

ney_teddy_desalojado.jpg

LA TIERRA DE THEDY ES DE TODOS DEVUELVANLA YA!!!!


UTAA LUCHA

POR TIERRA TRABAJO y DIGNIDAD

 

Durante el festejo de los 50 años de UTAA, se procede a una ocupación simbólica del campo de Ney Thedy, por parte de compañeros que participamos desde todos los rincones  para gritar bien fuerte  TIERRA PARA EL QUE LA TRABAJA

  -Posta-


video el Potrillo

 

 


 

El colono desalojado Ney Thedy resiste frente al predio que le arrebataran

Ney Thedy es un viejo “peludo” que participara en las marchas cañeras en la década del ’60.

Luego de trabajar de asalariado en una estancia pudo acceder en la década de los ’90 a una fracción del Instituto Nacional de Colonización (INC) allí desarrollo variada actividad con la que forjó la crianza de sus hijos y realizó mejores en el predio.

La perversa lógica que condena al pequeño productor frente a la voracidad concentradora, crisis mediante, lo puso en una difícil situación de endeudamiento.

No obstante, haber pagado un considerable adelanto de la deuda, es desalojado por un fuerte operativo policial, el 28 de abril de este año.

Desde ese momento, la solidaridad con la que ya contaba se incrementó.

Acampó frente a la Residencia de Suárez el 12 de mayo.

Ha participado en diversas movilizaciones. Acampó en plena camino vecinal rodeado del cariño de los peludos.

En los días más fríos de este invierno nos dirigimos a conversar con él. A conocer directamente la situación.

Desde la ruta 3, aproximadamente 30 kilómetros antes de llegar a Bella Unión nos metemos en un camino vecinal rodeado de naturaleza, con la helada cubriendo los campos.

Al llegar a la entrada de la fracción de la que fue desalojado, construye con la ayuda de varios “peludos” y familiares un racho de barro y techo de paja donde se instalará a vivir hasta recuperar  la fracción de tierra.

Nos acercamos con otros compañeros de la zona y Ney se encontraba levantado cortando unas ramas para encender el fuego.

Enseguida se preparó un cimarrón para calentar el organismo en plena helada invernal y comenzamos a prosear, con él y sus nietos que lo acompañaban.

Conversando con él uno queda fuertemente sorprendido de la vitalidad de este compatriota que desde hace tantos años viene batallando en la vida, su estado de ánimo cargado de esperanza y su energía para soportar las condiciones de esta dura parada.

Sus reflexiones sencillas pero claras de la gente humilde de nuestro campo, que no tuvo la oportunidad de leer pero si de aprender, en el largo recorrer.

Desde allí observa a su ganado que el INC le retiene del otro lado del alambrado.

Con pena nos señala que están dejando morir a las vacas que con tanto sacrificio el crió. Cada pocos días hay un nuevo animal muerto.

“¿Para eso me sacaron del campo?”, se pregunta.

Parece que los técnicos de Colonización no tuviesen los elementos para cuidarlos o que no les interesara.

Desde el camino se ven desparramados por el campo los animales muertos.

Han ido autoridades del INC a la zona a palpar la situación, pero no han dado ninguna solución positiva.

Solo la guardia policial que, por estar durante todo el día, está insumiendo un gasto desmedido.

Al rancho de Ney en el camino vecinal llegan “peludos” a acercar su solidaridad, a colaborar con algo, a conversar un rato.

En los días siguientes mientras colaboramos en la terminación del techo de paja o arrimados a la cocina a leña por las noches, nos cuenta sobre las experiencias vividas en su juventud durante las marchas cañeras, su llegada a Montevideo, cuando estuvo detenido por la sencilla razón de llevar su cruda realidad y reclamar sus derechos.

Sobre la forma de ser de Sendic, su forma de trabajo en la organización de UTAA, la visión que de él tenían los “peludos”.

Todos compartiendo el trabajo y las reflexiones de este hombre que no se cansa de luchar por lo que considera justo, de continuar peleando “por la tierra y con Sendic”

 

SITUACIÓN DE DESALOJO DE COLONO EN BELLA UNIÓN



Por Mario Thedy

Pasaron más de tres meses y la situación del predio de mi padre sigue incambiada, o sea incambiada para bien, porque al contrario, el I.N.C, sigue totalmente insensible y lejos de revertir la injusta medida, la ha empeorado.

En los últimos días le han notificado por medio de una resolución del directorio que todos los gastos ocasionados por el cuidado del campo, o sea peones, veterinarios y hasta la policía se le agregaría a la cuenta del colono; cuidados que no ha impedido la muerte de animales por el descuido de los mismos.

Como él mismo dice: “trabajé toda mi vida para pagar dos milicos que pasan sentados sin hacer nada”.

Lo que me sigue sorprendiendo es la reacción de la gente, sobre todo de personas mayores que se interesan y preguntan por don Ney.

Quiero destacar una, particularmente; días atrás me encuentro a una persona de aproximadamente 80 años, yo la conocía de años anteriores cuando vivía en Bella Unión; luego que fuese despedido mi padre de la estancia en la que trabajaba, y anteriormente a ser beneficiado en el año 90 con el predio que ahora le quitaron, yo me radique obligado algunos años en la ciudad.

Era una zona sub-urbana en la entrada de Bella Unión. Mantenía en ese lugar una vaca, un invernáculo, quinta, cuatro perros, y a veces un caballo, eso provocaba las bromas de los vecinos, decían que mi casa parecía una estancia.

Creo que es la forma que tenemos la gente de campo de extrañar menos nuestros orígenes.

Me olvidaba de algo: no tenía gallinas, pero el gallo era de un vecino y cantaba todas las mañanas. Esos años fueron complicados, no en lo económico ya que vivía de un comercio y marchaba bien, pero sí que se extrañaba la vida de campo.

El tener un boliche en ésta zona, hace que conozcas mucha gente, y entre esas personas conocí a la persona antedicha; una mujer seria que compraba en casa, a veces conversábamos y nos tomábamos la fiebre como se dice comúnmente acá. Para mí era una veterana comebiblia que pasaba en la iglesia rezando; aunque reconozco que era una persona solidaria y siempre se interesaba por lo que pasaba en el barrio.

Creo que ella también tenía cierto preconcepto de mí por lo que hablábamos.

Pienso que aunque nunca tuve militancia partidaria, ella pensaba que era un tipo bien, pero lástima que era medio comunista o tupamaro, por las ideas raras que tenía. Como dije anteriormente la encontré hace unos días y esto me dijo después de preguntar por María y los gurises.

-Su padre Mario,

¿Cómo anda?

-Bien. Fue el golpe al principio, pero ya está bien

-Qué barbaridad las cosas que están pasando!!.

Usted se acuerda cuando hablábamos, ¿no Mario?

-Sí, sí me acuerdo doña Lidia.

-Usted sabe que yo nunca voté a esa gente del Frente, porque ellos decían que iban a sacar de los ricos para dar para los pobres y eso iba a traer problemas, yo tenía miedo porque a los ricos no les iba a gustar y podía desembocar en problemas como pasa en otros países; pero yo nunca, nunca pensé que iba a ser al revés, que éste gobierno iba a sacarle a  los pobres para dar pa’ los ricos, como hicieron con su padre. (me sorprendió mucho lo que me dijo y de la forma sencilla como lo resumió y además agregó)

No se preocupe que dios lo va a ayudar, hay que luchar, no afloje, métale pa’ adelante.

Dele un abrazo grande a su padre.

Me quedaron las ideas hechas un carnaval en mi cabeza, dicen que las personas mayores no cambian; palabras como lucha, no afloje, dichas por esta persona tan conservadora y reservada.

Me trató siempre de usted y tengo la edad no para ser su hijo, sino que para ser su nieto. Es indudable. Mucha gente se está dando cuenta que la injusticia está a la vuelta de la esquina, que hoy le tocó a mi padre, pero mañana puede ser contra su hijo, su yerno, o cualquier otro allegado; nadie se puede quedar encima del muro.

fuente

Patria Libre A ñ o 2 / N ° 4 / A g o s t o 2 0 11 /

 

 

50 AÑOS DE UTAA LA LUCHA POR LA TIERRA

 


Hace 50 años comenzaba el recorrido. En los cañaverales de Bella Unión. Hasta ese enclave de sobre-explotación, humillaciones, miseria y represión, llegaron Raúl Sendic y otros pocos militantes con su apoyo solidario.
Fue allí, en uno de esos "islotes del proletariado rural", que el 3 de setiembre de 1961 se constituyó la Unión de Trabajadores Azucareros de Artigas (UTAA), sindicato que adquirió características distintivas: la solidaridad y el compromiso de lucha de todo el núcleo familiar; el sentimiento de hermandad entre los cañeros y con otros trabajadores; la acción directa contra los patrones.
 
Dos libros imprescindibles estudian la génesis de aquella experiencia.
El de Ruben Gerardo Prieto, "Por la tierra y por la libertad. Trabajadores rurales y proceso revolucionario: UTAA y el MNLT-Movimiento Nacional de Lucha por la Tierra", (Nordan, 1986); y el de Yamandú González Sierra, "Los olvidados de la tierra. Vida, organización y luchas de los sindicatos rurales" (Nordan, 1994).
 
Aunque no hay mejor fuente que remitirse al testimonio de uno de sus fundadores, Walter "Cholo" González:

"Esas luchas empezaron a fines del 59 en Salto. Luego se corrieron hacia Artigas.
En el 61 los peludos de Bella Unión crearon UTAA ayudados por algunos obreros que llegaron de Salto.
Y no podía ser de otra manera; estaba claro que por las buenas, a los patrones no se les sacaba nada. Había que unirse e imponerse empleando la fuerza. La gente se fue dando cuenta de que con la protección que nos daban las leyes escritas en los libros no alcanzaba.
Para que los patrones cumplieran con lo que las leyes de los libros mandaban había que usar la fuerza. A veces la fuerza, a veces la astucia.
Pero sobre todo la fuerza".
("El Cholo González, un cañero de Bella Unión", María Esther Gilio, Ediciones Trilce, 2004).
 
En efecto, se trató de un sindicato dispuesto a combatir antes que a negociar.
Que no tenía en su diccionario las palabras tregua, auto-regulación, concertación.
De allí el grito de guerra:
"Basta ya de dialogar, hay que armarse pa' luchar". UTAA fue sinónimo de lucha de clases: huelgas prolongadas, ocupación de latifundios, batallas con las fuerzas represivas, campamentos y marchas multitudinarias.
De esa rebelión de los peludos -el movimiento más radical de peones rurales que ha conocido el Uruguay-, nació la consigna emblemática de UTAA: "Por la tierra y con Sendic".
O lo que es igual:
"expropiación de los expropiadores", "tierra para quien la trabaja", "Reforma Agraria".
 
Medio siglo después aquellas demandas siguen vigentes. Porque la concentración aumentó (el 40% de los productores más pequeños apenas tienen el 2% de la tierra).
Porque la extranjerización se aceleró (4 millones de hectáreas, o sea el 25,6% de la tierra está en poder de extranjeros).
Porque el Frente Amplio en función del "país productivo" enterró la reivindicación de Reforma Agraria.
Porque el PIT-CNT la borró de sus demandas hace mucho tiempo.
Basta con ver la plataforma del último "Paro General parcial", donde recién en el punto 14 aparece una intrascendente mención al tema:
"impuesto a la tierra en los grandes establecimientos".
Como para no desafinar la música "progresista", ni romper con los patrones del agro-negocios.
Porque para algo están las "negociaciones tripartitas".
 
Mientras tanto, el gobierno presentó su proyecto de Impuesto a la Concentración de los Inmuebles Rurales (ICIR).
Apenas un ajuste menor que "no cambia las reglas de juego" capitalistas.
Solamente 1.200 propietarios y empresas de un total de 47.300  pagarán el impuesto.
O sea, el 2,5% de los que poseen un 36% de la tierra en el país; finalmente, el ICIR no modificará la ecuación tributaria del capital agrario, ya que continuará situado en alrededor del 7,1% del Producto Bruto Interno (PBI) del sector.
Y todavía faltan las negociaciones parlamentarias, porque el proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo "no es a tapa cerrada".
Es decir, puede ser objeto de modificaciones, como reclaman la Asociación Rural y la Federación Rural para seguir aportando casi nada. Como hasta ahora.
Tal vez entonces, sabremos si las exoneraciones que beneficiaron a Montes del Plata (216 mil hectáreas, el mayor propietario de tierras en el país), fueron una excepción "confidencial" entre el gobierno y la multinacional.
O si se extenderá a otras patronales. 
 
Habrá mucha cháchara discursiva.
Nada sustancial que afecte la propiedad privada de la tierra. Ni que avance en un camino de "tierra para quien la trabaja".
Como lo exigía desde su nacimiento UTAA.
Por el contrario, cualquier alteración de las "reglas de juego" que impone la economía de mercado será penalizada.
Como ocurrió hace bien poco. 
 
El pasado 28 de abril (aniversario de la muerte de Raúl Sendic), el viejo Ney Teddy Pintos, peludo de Bella Unión, caminante de tantas marchas cañeras, era desalojado de su parcela por la policía.
Por orden del Instituto Nacional de Colonización, presidido por Andrés Berterreche, dirigente del MPP. ¿Su delito?
No poder cancelar una pequeña deuda.
Su "insolvencia" lo condenó.
 
Al otro día del desalojo, el infatigable "Cholo" González escribió:
" Hoy, con este procedimiento policial de tal magnitud, con este vergonzoso desalojo a un trabajador de 70 años mientras a ganaderos ricos se les perdonan deudas millonarias, con este hecho nuevamente Raúl fue traicionado.
Pero hay compañeros, gente sencilla que siguen luchando, que levantan sus banderas y continúan con fuerza la lucha por la tierra".

("El desalojo de un cañero", Brecha, Montevideo, 29-4-2011)

Un día después, Jorge Rodas, presidente de UTAA, era igual de enfático:

"En el gobierno hay un montón de ex compañeros que anduvieron peleando con Sendic y que ahora están traicionando sus principios.

¿De qué izquierda hablan estos bandidos sinvergüenzas?

¿Qué cambio han hecho?

Sacan a la calle a un hombre viejo pero no les da el cuero para expropiar a los que hacen grandes negociados con sus tierras.
Los asalariados rurales son los últimos orejones del tarro en lo que tiene que ver con condiciones de vida, con salarios, educación social y salud". (Entrevista en El Observador, Montevideo, 30-4-2011)
 
Toda una definición política del gobierno presidido por Mujica. Y una comprobación ineludible.

Las banderas de UTAA se mantienen actuales en la lucha por la tierra: Reforma Agraria y "expropiación de los expropiadores"

fuente

EN LUCHA Nº 2 - bimestral - agosto/setiembre de 2011

(Agrupación ProUNIR, COMUNA, Colectivo Militante, Agrupación Guevarista

 

- postaporteñ@ nº615 - 2011-09-05

Postaporteñ@


Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post