El Domo Térmico de Costa Rica: un recurso natural único.

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Fuente:  Guillermo Quirós Alvarez |  2012-02-20

Cuando el Almirante nos bautizó en 1502, jamás sospechó que nuestras mayores riquezas estaban en las aguas de la “rica-costa” del Pacífico. Para muestra un botón: la imagen del satélite AQUA/NASA del 17 de febrero, muestra el momento de la interacción energética entre el Domo Térmico (cuyo eje central coincide con el punto blanco) y un remolino proveniente del jet Tehuantepec viajando desde el sur de México (puede notarse superficies elípticas al nor-oeste del Domo). Un fenómeno usual en las aguas centroamericanas, que pasa normalmente desapercibido para nuestro pueblo. Y que gracias a condiciones atmosféricas propicias, fue posible captar en esta “foto” tomada a 825km de altura, en la cual se detecta la concentración de clorofila (fitoplancton); actuando como una tinta trazadora de ciertos fenómenos físicos en el océano.  

El Domo es un fenómeno extraordinario, que trae consigo enorme riqueza, pues allí se lleva a cabo la reproducción de numerosas especies migratorias: atún, marlin, ballenas, delfines, cangrejos, tortugas,...; las cuales viajan miles de kilómetros para encontrar este oasis de alimento. Su superficie se extiende entre 100.000 y 500.000km2, dependiendo de procesos de intercambios de energía como el que presenciamos.

El origen del Domo en las profundidades es el giro hacia el norte de la Contra-Corriente Ecuatorial al colisionar en la profundidades con la Cordillera submarina Cocos (flecha doble vía).  Movimiento profundo que se acopla de manera maravillosa con las capas superiores del océano, que a su vez son movidas por el viento que sopla haciendo un giro permanente ciclónico alrededor del Domo, provocando una succión de aguas de un millón de metros cúbicos por segundo (igual al caudal del Amazonas), que se intensifica en la época seca cuando resoplan los alisios del nor-este desde el mar Caribe, atravesando el Istmo en la región aledaña a nuestra frontera con Nicaragua. 

Hace dos décadas tuve la oportunidad de analizar 23 años de datos de satélite con sensores infrarrojos y clorofila (1) , encontrado que estas interacciones suceden entre noviembre y marzo cada año, con grandes acumulaciones de energía potencial en las capas oceánicas superiores, la cual se irradia después en forma de ondas de Rossby hacia el Pacífico Occidental (línea roja al oeste), “dislocando” hacia el norte las capas superiores del Domo. Tal irradiación constituye a su vez un puente biológico para la migración transversal de grandes organismos pelágicos. 

Este fenómeno singular es único en el planeta y es tan nuestro como el “gallo pinto”. Una fuente de riqueza pesquera y reproducción de especies, que tenemos la obligación de proteger para la humanidad y nuestras generaciones futuras. Pero tal riqueza va más allá, pues en el Domo por millones de años los subproductos de esta actividad bilógica han ido cayendo al fondo del mar, acumulándose en un ambiente de grandes presiones y temperaturas cercanas a cero grados, transformándose en las mayores reservas mundiales de hidratos de metano; un cristal 185 veces mas energéticos que el gas natural. Recurso que ha sido evaluado por la flota oceanográfica de países industrializados que buscan ansiosamente nuevas formas de energía y que bien conocen de nuestro potencial. Lo paradójico resulta que estas riquezas marinas, que son tan solo una fracción de nuestro potencial, continúan en la sombra del conocimiento popular y no han formado parte del estudio básico en nuestra escuela. 



Imagen de satélite AQUA/NASA del 17-2-2012. 13hrs. Concentración de clorofila (fitoplancton) en la superficie del océano. La escala se indica en la parte superior de la imagen. El color rojizo representa la máxima concentración posible en la naturaleza (20-60mg/cm3). En este caso identifica aguas propias del Domo, que intercambian energía con un remolino proveniente del nor-oeste (flecha). Se identifica la posición de la Cordillera Cocos con otra flecha de doble vía. El limite marítimo con Nicaragua mediante línea horizontal a los 11°N. Fuente: Instituto de Costas. Heredia. C.R.

(1) NASA. Universidad del Sur de Florida. NOAA Headquarters. Washington D.C.
(*) oceano@racsa.co.cr

 

El pais de Costa Rica

Etiquetado en Salud y Medio Ambiente

Comentar este post

Esperanza 03/23/2012 14:42


Me gusto es justo lo que andaba buscando gracia por la informacion pero lo que mas me gusta es lo del perrito gracias.