Uruguay: Almorfando con "el Ñato"

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

 

En el día de ayer, el ex tupamaro Eleuterio Fernández, en su calidad de Ministro de Defensa amenizó con sus comentarios una nueva comilona de la distinguida ADM. 

Frente a sus dichos quiero especificar algunas impresiones personales:


1) BUFON DE LA OLIGARQUIA -

Me sigue pareciendo un lamentable cambio de cultura política, el que los uruguayos, y particularmente los que votamos al Frente Amplio, sólo veamos las caras y conozcamos el pensamiento de nuestros representantes en los desayunos de ACDE, los almuerzos de ADM y, si existieran, en las cenas de la Asociación Rural (para poner un ejemplo). Por qué me molesta esto? Porque tenemos una “izquierda” en el gobierno que, al contrario de lo que yo esperaba, nunca involucró a la gente, nunca convocó al pueblo, ni siquiera al que lo votó. Veo con una sana “envidia” como en otros procesos de Latinoamérica (Venezuela, Ecuador, Cuba, Bolivia y hasta la contradictoria Argentina), los gobiernos y partidos populares se respaldan permanentemente en la movilización de las masas y llevan adelante una sistemática tarea de concientización a la vez que de confrontación con los intereses históricamente dominantes.

La izquierda uruguaya abandonó las calles que le pertenecían (como decía el querido Gral. Liber Seregni, el 26 de Marzo de 1971). El Frente jamás involucró a los frenteamplistas en las tareas de construcción de poder. Nuestros principales dirigentes se adueñaron de los anhelos populares para manejarlos como tradicionalmente lo hicieron los partidos Blanco y Colorado.

Una fuerza que promovía la participación popular desde la oposición, transformada en gobierno hace a un costado al mismo pueblo que luchó para transformarla en gobierno. Como con los partidos conservadores, el rol es solamente votar cada 5 años. Y cada tanto sacar las banderas. Nada más. El “Ñato”, Astori, el Pepe, etc., hablan en las comilonas de los ricos, no en las calles junto a los pobres y ciudadanos comunes que los llevaron a esos cargos. Cambiaron los estrados populares por elegantes púlpitos oligárquicos para dar su mensaje. Es un cambio cultural, ideológico. Las opciones de la nueva izquierda están claramente expuestas. Por eso no nos puede extrañar la ausencia de gente en el festejo del 26 de marzo de este año. Daba lástima.

Así como dio lástima ver a los oligarcas de ADM aplaudiendo, sorprendiéndose y riéndose con su bufón. Fernández Huidobro les dio una verdadera amenización para sus comilonas. No soy ingenuo. Muchas veces un revolucionario deberá, como parte de su tarea militante, participar en este tipo de eventos. Pero lo hará para sostener allí sus posturas revolucionarias. Y siempre, rindiendo cuentas ante el pueblo. En las calles.


2) VICTIMAS Y VICTIMARIOS -

El Sr. Fernández Huidobro, comete felonías muy graves en sus dichos. Es que el actual ministro y yo (perdón por hablar en primera persona, pero es necesario), manejamos códigos éticos muy distintos. Para él, pedir perdón es “muy fácil” y ser perdonado “muy difícil”. Consecuencia: para qué pedir perdón?

Es mentira. Pedir perdón no es fácil, implica un proceso de autocrítica a veces doloroso. Luego de cual llegamos al: me equivoqué / nos equivocamos. Pero realiza, además, una valoración en la que difiero sustancialmente con Fernández. En mis códigos, creo que en los códigos de la izquierda, el victimario tiene siempre la obligación moral de pedir perdón. Y está en el derecho de la víctima, el aceptarlo o no!

Para un lector atento de lo dicho por el ministro, con el antecedente de sus declaraciones y posturas anteriores, es muy claro que, más que referirse al MLN, la alusión justificaba el ominoso silencio que los genocidas mantienen sobre sus crímenes y, particularmente, sobre el destino de los detenidos-desaparecidos. Es justamente usando los códigos que tiene el ministro Fernández, que los militares y policías se escudan en el silencio. “Para qué voy a hablar si termino en cana?”. “Para que voy a pedir perdón si no me van a perdonar?”. Esa lógica del Sr. Fernández es la misma de los genocidas.

Y allí anida su cobarde silencio.


3) PIDA PERDON MINISTRO -

Pongo un ejemplo que alude directamente al Sr. ministro. En su etapa de senador y en su convicción de mantener la Ley de Impunidad, manifestó a Canal 12 que los Familiares de los Detenidos-Desaparecidos estaban buscando “guita”. Que “había mucha plata en juego”.

Este pensamiento es absolutamente inmoral, así lo califiqué en su momento y lo vuelvo a hacer ahora. En primer lugar algo elemental: la reparación en todos los órdenes para las víctimas es un derecho! Pero, ustedes creen que la Tota Quinteros, Luz Ibarburu, María Esther Gatti estaban buscando guita? En su confusión entre víctimas y victimarios, Fernández Huidobro no condena a los asesinos: descalifica a las victimas y a sus familiares.

En mi opinión, el hoy ministro tiene la obligación moral de pedir perdón a Madres y Familiares de Detenidos-Desaparecidos por sus degradantes dichos. Y serán esas Madres y esos Familiares, los que tendrán el derecho humano de otorgárselo o no. Y eso, en definitiva, pertenece al fuero íntimo de cada uno de ellos.


4) LA TINELLIZACION DE LA POLITICA –

Es un hecho claramente palpable, que buena parte de la sociedad viene cayendo en el tobogán del vaciamiento. Las políticas de las grandes corporaciones mediáticas, es clara. No es solo un tema de lucro, hay una clara intencionalidad ideológica. Uno esperaría que los dirigentes políticos fueran una referencia contraria ante el conjunto de la población. Pero no. Fernández Huidobro desde hace tiempo rebaja el discurso político a lo soez. Si alguien dice algo que no coincide con su opinión, está “en pedo”, dice “estupideces” o, ahora, lo manda a la “puta que te parió”.

Si me alarma la mediocridad del aludido, más me preocupa como algunos compañeros festejan estas “ocurrencias”. Hemos perdido tanto nivel ideológico que putear en un discurso político, se ha transformado, para muchos, en un signo de “rebeldía”.

Mirá vos, pasamos de la “lucha de clases” al “no seas nabo”, y estamos todos chochos! Traduzco en supuestos pensamientos, algunas cosas que escuché y leí. Ejemplos. “Qué notable el Ñato, que revolucionario, dijo la puta que los parió, es el uno!”. “Grande el Pepe, le dijo nabo a Néber Araujo, y también la mando a cagar a Raquel Darruech, ja ja ja”. Es deprimente. Repito, por aquí se cuela un pensamiento peligroso: el lenguaje soez es signo de rebeldía y manifestación contestataria. Más aún si es contra los “dotores de la universidad”.

Es mentira compañeros. Este país está lleno de ejemplos de obreros urbanos y rurales que manejaron un nivel ideológico formidable en sus discursos políticos. Y que solo puteaban cuando eran torturados. Qué alguien me corrija, pero cuando (y si ocurrió, en que contexto), escucharon putear a Raúl Sendic o Enrique Rodríguez para fundamentar su pensamiento revolucionario? Tupamaro uno, comunista el otro.

Cuando escucharon a Fidel Castro putear en sus largas horas de discursos políticos?

Alguien escuchó putear a los cañeros de UTAA en sus recientes discursos reclamando tierras para trabajar?

Entonces aclaremos: putear, insultar, por si mismo, no es otra cosa más que un signo de debilidad ideológica. De revolucionario no tiene nada. Es si, un buen y entretenido espectáculo digno de “Intrusos” o “Viviana”, la basura televisiva con que nos acosan por las tardes.

Reitero, si me preocupa que algunos dirigentes apelen a este recurso bajo, más me preocupa más que haya compañeros que lo festejen al estilo barra brava. Es signo de decadencia ideológica.


5) NI OLVIDO NI PERDON –

En el contexto de su disertación en ADM, Fernández Huidobro, termina calificando de imbécil una consigna que se gestó en la lucha de los familiares de las víctimas de las dictaduras (en Argentina y Uruguay, principalmente). Me refiero a: “ni olvido ni perdón”.

Uno puede coincidir total o parcialmente con una consigna; hay que verla también en el contexto histórico en la cual fue gritada por miles de compañeros. Yo la grite junto a miles, incluso (no me arrepiento de ello), cuandoluchamos por la liberación del entonces “Ñato”, preso político.

Pero aquí una vez más el ex tupamaro, no la emprende contra la filosofía del terrorismo de Estado, contra los genocidas. Sino contra las consignas populares, las de sus propios compañeros. Es el mundo al revés.

Para explicar esta conducta del hoy ministro, mucha gente me habló del Síndrome de Estocolmo. No soy sicólogo así que fui a buscar la definición. Me encontré con esto:

“El Síndrome de Estocolmo es una reacción psíquica en la cual la víctima de un secuestro, o persona retenida contra su propia voluntad, desarrolla una relación de complicidad con quien la ha secuestrado. En ocasiones, dichas personas secuestradas pueden acabar ayudando a sus captores a alcanzar sus fines …”.

No lo sé. Repito no soy psicólogo y no quiero atribuir síndromes gratuitamente. Pero si es cierto, que Fernández Huidobro calificó de “presos políticos” a los asesinos de Eugenio Berríos cuando estos fueron extraditados a Chile. No puedo evitar el seguir sumando actitudes, declaraciones, conductas. Sin ese contexto, es difícil entender el hoy de Fernández.


6) MESA GRANDE –

Preguntado sobre si el MLN debe participar en una “mesa del perdón” con los genocidas, Fernández dice (por fin una coincidencia), que la misma tendría que ser grande. En ella deberían participar muchas corporaciones empresariales, mediáticas, embajador de los EE.UU. Por allí menciona a la necesaria participación del embajador ruso (ex soviético), esa parte no la entendí. Que diga el ministro en que medida la URSS apoyó a la dictadura, participó del Terrorismo de Estado practicado en Uruguay. Pero nuevamente, en un tema trascendente, cayó en picada. Generando las risas de los coquetos comensales de ADM, dijo que la mesa sería tan grande que la propia institución (reducto de los poderosos y eventualmente golpistas), podría organizarla.

Ministro, no le veo la gracia. Cómo puede frivolizar tan fácilmente temas tan delicados? Una última pregunta: si la mesa debe ser muy grande, porqué participó en negociaciones clandestinas con los mismos genocidas que asolaron a nuestro país? Se reunían en los 90, entre otros lugares, en el chalet de Parque del Plata donde luego sería secuestrado y asesinado Eugenio Berríos (en una prolongación del Plan Cóndor). Es más, algunos de sus interlocutores fueron los extraditados a Chile que usted calificó de “presos políticos”.

Repito, si en esa mesa eran muchos los invitados, porque las reuniones clandestinas tenían dos invitados? No será hora de decirle al pueblo de que hablaron y que negociaron? Y usted, en nombre de quien habló y negoció? Creo que tenemos derecho a saberlo. 

Disculpas por la extensión de esta reflexión personal y por las faltas que no han de faltar en medio de esta escritura apurada en medio de muchas tareas. Se que muchos discreparán con parte o con todo mi pensamiento. Solo les pido que no me puteen, sino que manejen argumentos. Simplemente les digo que la impunidad no me gusta en ningún terreno. Tampoco en el de las declaraciones. Uno no puede permanecer en silencio cuando se dicen y se sugieren cosas tan graves.

En ADM me consta que festejaron mucho estas afirmaciones de Fernández Huidobro. A mi me dan pena. 

Saludos compas! 

JORGE DANIEL DIAZ 29 de Marzo de 2012 

 


Enviado por

 N e s t o r

rana 059

Västerås, Suecia

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post

Néstor 04/09/2012 01:14


Jorge Daniel Díaz....impecable artículo, no sobra, no falta, excelente absolutamente todo.


Un gran abrazo al compa!!

Jacque 04/07/2012 01:44


La situación actual se ha vuelto un circo lleno de payasos y traidores a sus promesas. Ya no se puede decir a sus ideales porque no parecen tener más los antiguos ideales por los que pagaron con
cárcel y sufrimiento. Aquellos ideales de defender la tierra y dársela al que la trabaje. Ahora están vendiendo el rico patrimonio de los Orientales al bajo precio de la necesidad. Viene un
empresario Finlandés, Español, Indio como Zamin Ferrous, con dólares y le abren las puertas igual que los indígenas mexicanos al invasor Español. Lo dejan entrar para hacer sus negocios, llevarse
nuestra riqueza (la madera, el agua, el hierro). Acá manda Don Dinero, los políticos de turno se agachan ante el Mercado, ante los poderosos financistas internacionales, ante el Capital
explotador, se agachan, se humillan y nos regalan como pueblo. Hipotecan nuestro futuro. No hipotecan nuestra independencia porque no tenemos ninguna, aparte de la que se DECLAMA o se escribió en
la Constitución. No somos independientes porque no podemos decidir nada por nosotros mismos sin el permiso del embajador Norteamiericano, ni el aval o la supervisión del BID, BM, o FMI. UNA
VERGONZOSA SITUACIÓN COMO PAÍS. Si viviera alguien parecido a Artigas en estos tiempos, seguramente éstos politicos de cuarta serían sus primero enemigos. Y encima alguien pretende que los
uruguayos del exterior se repatrien y vuelvan. Que vuelvan para qué, para aportar más IRPF, para ver la MUGRE en la que se vive por las calles de Montevideo? Para ver que la política económica
NADA ha cambiado? Para constatar que los genocidas siguen riéndose en la cara del pueblo, ahora con la risa del Ñato también? No voy a decir la puta que los parió porque seguro que sus madres
eran mejores personas que ellos.

America Rubio 04/03/2012 22:32


Los sicólogos que no joroben con esos inventos de síndromas !! eso se llama traición en Estocolmo y donde sea ! traición, falta de dignidad y no encuentro mas calificativos porque la actitud de
ese cerdo de Huidobro me indigna a mí a un punto inimaginable, de solo pensar que también él disfruta de esa impunidad tan injusta ! Gracias al cro. Jorge por esta nota sin desperdicio.